España: "Indignados" contra reforma constitucional

El movimiento de "indignados" 15-M se manifestará mañana en Madrid en contra de la reforma de la Constitución para fijar un límite del déficit público acordada por el gobernante Partido socialista (PSOE) y la principal fuerza de la oposición, el Partido Popular (PP).

El lema de la manifestación decidida anoche en la Puerta del Sol por el movimiento 15-M en asamblea será "No a esta reforma de la Constitución. Abajo el orden de los mercados y del capital".

Un grupo de seis "indignados" que trataron de acampar cerca de la Puerta del Sol al concluir la asamblea fueron desalojados por la policía.

La manifestación de mañana terminará en el Congreso, que este viernes vota la reforma de la Constitución promovida la pasada semana por el presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, para introducir en ella un límite del déficit público.

Los "indignados" reclaman la celebración de un referendo para la reforma de la Constitución -la primera desde 1992-, no requerido por ley a menos que el 10% de los diputados o los senadores lo pidan.

Otra manifestación contra la reforma de la Constitución, convocada por los dos sindicatos mayoritarios, se celebrará el 6 de septiembre.

En el primer paso parlamentario de la reforma el PSOE y el PP se quedaron ayer solos pues prácticamente todos los grupos nacionalistas y los minoritarios o no votaron o lo hicieron en contra o se abstuvieron. [ANSA]

Respuesta de Edmundo García a Pablo Milanés, quien reniega de la cruz de su parroquia

Admiro la obra de Pablo Milanés desde hace años. En esta ciudad de Miami he sido un periodista que de forma sistemática ha divulgado a artistas cubanos residentes en la isla. Lo he hecho desde que vivo aquí, hace más de 11 años; por lo que he pagado un precio, y no bajo, impuesto por la ultraderecha que en esta ciudad controla los medios.

Es por eso que yo quise hacerle una entrevista a Pablo. Fui insistente, pero no más allá de lo que un periodista insiste para alcanzar su objetivo. De hecho, su primera respuesta fue “sí”. En busca de esa entrevista nos encontramos un día, hay fotos del encuentro. Fotos de nosotros dos y de esa tercera persona que por alguna razón él no identifica en su “Carta abierta a Edmundo García”, y que por respeto a su privacidad no voy a identificar yo tampoco.

Aunque ambos sabemos que se trata de un peso pesado en la vida política pública de la isla. Poco hay que me hiera de veras en la “Carta…”; salvo un par de golpes bajos. Primero, sugerir que alguien me ha enviado a Miami a dividir; acusación que solo hacen mis peores enemigos y argumento que se utiliza para intimidar a quienes piensan diferente, haciéndoles creer que pudieran ser considerados agentes enemigos no inscritos ante el gobierno de los EEUU. Segundo, el pedido de que yo mismo me haga una deportación, para ver si gano alguna credibilidad ante él; exigencia más propia de un oficial de inmigración que de un poeta.

Todos saben que aunque es difícil siempre he querido sumar, y que puedo conversar hasta con los contrincantes más radicales. Parece que Pablo no está enterado de todo lo que hago cada día para transformar la ciudad donde vivo; en su “Carta...” Pablo nos habla de su trayectoria como revolucionario en el pasado; pero esta ciudad está llena de pasados revolucionarios, incluso de comandantes como Hubert Matos, que lo fueron hasta el día en que decidieron pasarse a la contrarrevolución, o comenzar a coquetear con ella.

Mantengo que Pablo no ha sido equitativo en las entrevistas concedidas en Miami. Puedo entender que como huésped no quiera molestar al anfitrión. ¿Tal vez por eso concedió una entrevista a Radio y Televisión Martí? ¿Fue por eso que se reunió con Carlos Alberto Montaner? ¿Será por eso que agregó un párrafo introductorio a la Carta-insulto dirigida a mí, publicada en “Kaos en la Red”, donde parece que está sugiriendo para Cuba las mismas situaciones que se han vivido en Túnez, Egipto, Siria y Libia? A propósito, el cantautor Joaquín Sabina (que también se presentará en Miami) después de apoyar a Pablo ha pedido para Cuba algo semejante a las protestas de un M-15 en España. Esto demuestra además que aunque Pablo no dicte las posiciones hacia Cuba de sus amigos, sí puede influir sobre sus perspectivas.

Como dije en mi anterior artículo “Pablo Milanés reniega de la cruz de su parroquia”, en Miami se han fraguado acciones contra su país, en Miami se obstaculiza el intercambio cultural con Cuba, congresistas de Miami quieren limitar los viajes de cubanos a la isla y en Miami se han opuesto a su propio concierto. De eso Pablo no ha dicho nada; no ha habido para ellos cartas abiertas. Tampoco ha condenado el criminal bloqueo impuesto a Cuba, ni se ha pronunciado por la libertad de Los 5. De eso hasta ahora, aquí, ni una palabra.

La “Carta…” de Pablo contiene además injurias a mi persona; e injurias también a las personas que involucran sus ofensas. Cuando me llama “hijo de puta”, citando al excelente escritor, por demás franquista Camilo José Cela, o cuando insinúa que yo soy homosexual (más fácil era decirme maricón, y basta), Pablo ofende a quienes alude y no solo a mi. Pero de eso no me voy a defender.

Quisiera aclarar un punto donde pude haber sido injusto yo. Cuando dije que sin el proyecto revolucionario Pablo hubiera sido un bolerista en un bar de Bayamo o La Habana, no intenté ironizar ni disminuirlo. Portillo de la Luz se hizo un lugar en la historia de la música cubana y lo recordamos en el Pico Blanco del Saint John; José Antonio Méndez es inmortal desde el Scherezada del Focsa; al Benny lo evocamos en el Ali Bar… Pero Pablo, gracias al proyecto cultural de la revolución, llegó a ser una megaestrella de multitudes.

Creo le quedan algunos conciertos en esta gira de Estados Unidos, donde no le está yendo muy bien con la venta de entradas, a precios exuberantes. Ojalá llene los teatros, recoja aplausos y, como dije en mi artículo anterior, “otros dividendos”. Y ojalá también alguien le explique que cuando se es figura pública, se está expuesto a la crítica y no se debe responder con groserías.

Quiero hacerle una confesión personal a Pablo Milanés: yo creo que él no, pero yo, yo me muero como viví.

Edmundo García.
Presentador de “La tarde se mueve”.
Miami.

A Fidel Castro tampoco lo matan Twitter o los virus informáticos

Norelys Morales Aguilera.-La salud de Fidel Castro, líder de la Revolución cubana, ha sido interés permanente de los servicios de inteligencia de Estados Unidos. Algún castrofóbico como Carlos Alberto Montaner lo dio por muerto varias veces.

Pero, el hombre sigue ahí. Posee el récord absoluto de más atentados contra su vida, que varias fuentes ubican en 638 intentos infructuosos.

Vigila los asuntos de su Patria cubana un soldado de las ideas, hizo dejación de sus cargos, pero para no variar de vez en cuando circulan rumores sobre su fallecimiento y los perversos se quedan con las ganas. En los últimos, días por Twitter, que era lo que le faltaba.

Tanto han apostado que la muerte de Fidel derrumbaría la Revolución, que muchas veces mataron al muerto que goza de buena salud.

La mismísima Yoani Sánchez a quien Fidel le importa un pito “capitaliza” el posicionamiento en Internet, como una de sus misiones, y dice que su teléfono no para. Mentira otra vez.

Por su parte, el diario miamense de la mafia anticubana, El Nuevo Herald para no hacer el ridículo lo achaca a un virus cibernético malicioso.

Recientemente en charla de peluquería, que presencié, una mujer se extrañó de no ver sus Reflexiones en los últimos días. Otra mujer, serenamente, dio respuesta: “¿No viste que se ocupa de Chávez. Y, no leíste que escribe otro libro?”.

Un museo de la región central cubana recibió un ejemplar del anuario de la escuela en la que el líder de la Revolución, Fidel Castro, se graduó de bachiller en 1945.

Así continúa Fidel entre los cubanos.

Fuentes en La Habana, confirman el buen estado de salud del ex presidente. El Comandante, para los revolucionarios.

Democracia en Cuba: la disidencia interna en discordia permanente

Patricia Grogg /IPS/La Habana.- El respaldo de Estados Unidos a la oposición interna en Cuba figura entre los varios motivos de discordia que separan a los gobiernos de ambos países. Lo que para el primero es un principio democrático, para el segundo constituye un intento de desestabilizar y promover la subversión.

Al respecto, medios oficiales cubanos aseguran que los fondos de 20 millones de dólares aprobados por Washington a comienzos de este mes están dirigidos a programas que introducen nuevas modalidades y, "sin abandonar su tradicional apoyo a la contrarrevolución", se proponen "expandir su acceso a los más diversos sectores" de la sociedad de la isla.

En un artículo sobre el tema, el diario Granma dice que las prioridades del gobierno estadounidense de Barack Obama, interesado en apoyar a la sociedad civil en Cuba, apuntan a intensificar la participación social de sectores "vulnerables" y promover "técnicas de solución de conflictos y la colaboración entre actores sociales".

En la agenda también se incluye "fomentar las alternativas de políticas públicas que mejoren la calidad de vida y capacitar a los cubanos a reivindicar derechos, incluidos el acceso a la educación, la salud, la vivienda, etcétera", promover la libre expresión y el flujo de información con la contribución esencialmente de "periodistas independientes", agrega el periódico

Entre los programas a desarrollar con esos fondos, a través de la Agencia para el Desarrollo Internacional de Estados Unidos (Usaid), figura "incrementar la libre expresión entre jóvenes con edades comprendidas entre 12 y 24 años, expandir el uso de Internet, aumentar el acceso a la información" y apoyar a cooperativas, iglesias y clubes deportivos, entre otros.

El presupuesto estuvo temporalmente retenido por presiones de legisladores que exigieron una revisión de la base legal y la eficacia de las operaciones de la Usaid.

Uno de ellos, John Kerry, del gobernante Partido Demócrata, advirtió en nota al Departamento de Estado (cancillería), citada por medios estadounidenses de prensa, que esos programas no consiguen otra cosa que "provocar" a La Habana.

Las operaciones de la Usaid en Cuba cobraron notoriedad pública a raíz de la detención, el 3 de diciembre de 2009, y posterior condena a 15 años de prisión del estadounidense Alan Gross, quien trabajaba para Development Alternatives Inc (DAI), una empresa dedicada a ejecutar proyectos de desarrollo en otros países y que es contratada, entre otros, por esa agencia.

El interés por sectores de la sociedad cubana que van más allá de la disidencia tradicional parece responder a informes de la Sección de Intereses de Estados Unidos en Cuba (Sina), filtrados a fines del pasado año por Wikileaks, sobre la escasa influencia de la disidencia interna en la sociedad y en particular en la juventud.

En cables enviados al Departamento de Estado, la Sina consideró que los opositores carecen de programas encaminados a "captar un amplio espectro de la sociedad cubana", malgastan tiempo "boicoteándose" unos a otros y el principal objetivo de sus líderes es obtener recursos financieros.

Los despachos diplomáticos recomendaban, según las versiones publicadas en el portal digital cubadebate, [y otros] que Washington debe "mirar en otros ámbitos" para identificar a los posibles "sucesores del régimen" y menciona a jóvenes desilusionados con el sistema, blogueros, músicos y artistas de la plástica que adoptan "mucho mejor" posiciones rebeldes de gran impacto popular.

Las autoridades cubanas reaccionaron aumentando la vigilancia y control sobre agrupaciones y foros ciudadanos de diversa índole nacidos en los últimos años. "Son espacios para aprender a pensar con cabeza propia, pero persiste la mentalidad de plaza sitiada de ver todo proyecto independiente como enemigo de la Revolución", se quejó ante IPS un joven universitario.

En tanto, los sectores de oposición intentan recuperar la visibilidad lograda en 2010 a raíz de la muerte de Orlando Zapata Tamayo, fallecido tras una huelga de hambre de 85 días en la prisión, el prolongado ayuno del disidente Guillermo Fariñas y las gestiones de la Iglesia Católica que culminaron con la excarcelación de más de un centenar de presos.

Este año, unos 40 representantes de grupos de oposición lanzaron una nueva propuesta de trabajo común denominada "El camino del pueblo", que busca consenso para "un proceso de cambios legales sin exclusiones" que desemboque en un "gran diálogo nacional" y "elecciones libres" para elegir una Asamblea Constituyente.

Entre los firmantes del texto, fechado el 13 de julio en La Habana, figuran Laura Pollán, líder de las Damas de Blanco, Elizardo Sánchez, de la Comisión de Derechos Humanos, el opositor moderado Manuel Cuesta, y Oswaldo Payá y Guillermo Fariñas, ganadores de los premios Sajarov del Parlamento Europeo en 2002 y 2010, respectivamente.

Con sus esposos y familiares ya en libertad, las Damas de Blanco mantienen sus marchas callejeras en reclamo de la liberación de otros prisioneros. Tanto ellas como algunas mujeres que protagonizaron acciones similares en la oriental ciudad de Santiago de Cuba han sido enfrentadas por civiles progubernamentales o detenidas temporalmente en algunos casos.

Demostraciones efectuadas la semana pasada por algunas mujeres en al menos dos puntos de la capital cubana, habitualmente muy concurridos, fueron difundidas hacia el exterior por opositores como muestra de descontento popular, aunque hasta ahora no fue posible localizar a testigos independientes de los sucesos.

Una fuente cercana a medios oficiales sólo aceptó recordar a IPS que en abril pasado el presidente de Cuba, Raúl Castro, acusó a Estados Unidos y países europeos de alentar y orientar a "los mercenarios internos" y que su gobierno no negará al pueblo el derecho a defender sus plazas y calles, lo que definió como "el primer deber de todos los patriotas cubanos".

De escépticos a cínicos

Emir Sader.-El escepticismo parece un buen refugio en tiempos en que ya se decretó el fin de las utopías, el fin del socialismo e incluso el fin de la historia. Es más cómodo decir que no se cree en nada, que todo es igual, que nada merece la pena. El socialismo habría devenido en tiranía, la política en corrupción, los ideales en intereses. La naturaleza humana sería esencialmente mala: egoísta, violenta, propensa a la corrupción.

En ese escenario, solo restaría no creer en nada, por lo que es indispensable descalificar todo, adherir a cambalache: nada es mejor, todo es igual. Ejercer el escepticismo significa tratar de afirmar que ninguna alternativa es posible, ninguna tiene credibilidad. Unas son pésimas, otras imposibles. Algunos medios, como ya fue dicho, son máquinas de destruir reputaciones. Porque si alguien es respetable, si alguna alternativa demuestra que puede conquistar apoyos y protagonizar procesos de mejoría efectiva de la realidad, el escepticismo no se justificaría.

En realidad el escepticismo se revela, rápidamente, en la realidad, ser un cinismo, tanto el uno como el otro, una justificación para la inercia, para dejar que todo continúe como está. Aún más que el escepticismo-cinismo está al servicio de los poderes dominantes, que acostumbran emplear esos otavinhos (1) dándoles espacio y empleo.

Su discurso es que el mundo está cada vez peor, al borde de la catástrofe ecológica -todo se desmorona- y otros cataclismos. Promueven esa visión pesimista, incitan al escepticismo y a sumarse a la inercia, que permite que los poderosos sigan dominando, los explotadores sigan explotando, los engañadores –como ellos– sigan engañando.

Por más que digan que todo está peor, que el siglo pasado fue un horror –como si el mundo estuviera mejor en el siglo XIX-, que nada merece la pena, no pueden analizar la realidad en concreto. Para no ir más lejos, basta contemplar América Latina, tema sobre el cual la ignorancia de esa gente es especialmente acentuada. Imposible no considerar que el siglo XX fue el más importante de su historia, el primero en que la región comenzó a ser protagonista de su historia. De economías agro exportadoras, se avanzó a economías industrializadas en varios países, a la urbanización, a la construcción de sistemas públicos de educación y de salud, al desarrollo del movimiento obrero y de los derechos de los trabajadores.

Pero bastaría concentrarnos en el periodo reciente, en el mundo actual, para darnos cuenta de que las sociedades latinoamericanas –el continente más desigual del mundo– o por lo menos la mayoría de ellas, avanzaron mucho en la superación de las desigualdades y de la miseria. Aún más en contraste con los países del centro del capitalismo, referencia central para los escéptico-cínicos, que giran en falso en torno a políticas que América Latina ya superó.

Las poblaciones de Venezuela, Bolivia, Ecuador, están viviendo mejor que antes de los gobiernos de Hugo Chávez, Evo Morales y Rafael Correa. La Argentina de los Kirchner está mejor que la de Menem. El Brasil de Lula y de Dilma está mejor que el de Fernando Henrique Cardoso.

Pero el escepticismo-cinismo desconoce la realidad concreta, no conoce la historia. Es pura ideología, estado de ánimo, que da cabida a los poderosos, partido que escogieron, al optar por dejar el mundo como está. Trata de difundir sentimientos de angustia frente a los problemas del mundo, pero es solo un cebo para transmitir mejor su compromiso para que el mundo no cambie, continúe igual. Incluso porque la vida está bien buena para ellos que comen de la mano de los ricos y poderosos.

Ser optimista no es desconocer los graves problemas de todo orden que vive el mundo, no porque la naturaleza humana sea mala por esencia, sino porque vivimos en un sistema centrado en el lucro y no en las necesidades humanas: el capitalismo, en su fase neoliberal. Desconocer las raíces históricas de los problemas, no comprender que es un sistema construido históricamente y que, por lo tanto, puede ser desconstruido, que tuvo un comienzo, tiene un punto medio y puede tener un final. Que la historia humana es siempre un proceso abierto a alternativas y que triunfan aquellas que logran superar ese escepticismo-cinismo que lleva agua a su molino para dejar todo como está, apuntando a la acción consciente, organizada, solidaria de los hombres y mujeres concretamente existentes. (Traducción ALAI)

- Emir Sader, sociólogo y cientista brasileño, es secretario ejecutivo del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (CLACSO).

(1) (NDLT) En Brasil, personajes típicos del neoliberalismo, que promueven el desencanto de la izquierda para intentar imponer la idea del tango Cambalache: Nada es mejor, todo es igual.



http://alainet.org/active/49037

Casa Blanca: el método de Obama para cambio de régimen es mejor que el de Bush

Josh Rogin.-La caída del régimen de Qaddafi en Libia esta semana muestra que la variante multilateral y sigilosa de la administración Obama es más efectiva que el estilo de ocupación pesada con tropas usado por la administración de George W. Bush en Irak y Afganistán, según le dijo un alto funcionario de la Casa Blanca a Foreign Policy en una amplia entrevista.

“El hecho de que sean libios marchando hasta Trípoli no solo proporciona una base de legitimidad a esto, sino que provee un contraste a situaciones en las cuales el gobierno extranjero es el ocupante”, dijo Ben Rhodes, diputado nacional y consejero de comunicaciones, en una entrevista exclusiva el miércoles con FP. “Aunque hay enormes retos por delante, uno de los aspectos positivos aquí es que los libios son los que están llevando a cabo el cambio de régimen y los que están liderando la transición”.

A pesar de las críticas del Congreso y otras partes, la estrategia del presidente Barack Obama para la intervención militar en Libia no solo terminará en un mejor resultado en Libia, sino que también formará las bases del modelo preferido de Obama para futuras intervenciones militares, dijo Rhodes.

“Hay dos principios que el presidente subrayó (de la intervención de Libia) que han surgido en nuestro enfoque. El primero es que creemos que es mucho más legítimo y efectivo que el cambio de régimen sea llevado a cabo por un movimiento político local, y no por Estados Unidos o poderes extranjeros”, dijo Rhodes. “El segundo es que ponemos énfasis en el compartimiento de la carga, de manera que Estados Unidos no estuviera soportando todo el peso y no se tuviera solo apoyo internacional para el esfuerzo, sino también significativas contribuciones internacionales”.

Rhodes dijo que Estados Unidos no va a ser capaz de replicar exactamente el mismo enfoque para intervenir en otros países, pero identificó los dos principios medulares de apoyarse en fuerzas internas y compartir la carga como “características de cómo el presidente enfoca la política exterior y la intervención militar”.

Rhodes también incursionó en varios otros aspectos del proceso libio:

- Rhodes confirmó los comentarios de la embajadora de EE.UU. ante las Naciones Unidas, Susan Rice, el miércoles, de que el Consejo Nacional de Transición (CNT) puede escoger si procesar a Muammar al-Qaddafi ellos mismos o enviarlo a la Corte Penal Internacional (CPI), la cual lo ha procesado por crímenes de guerra. El fiscal de la CPI Luis Moreno –Ocampo, sin embargo, ha argumentado que la decisión no depende de los libios.

- “Creemos que es algo en lo que los libios y la Coalición Nacional de Transición deben estar a cargo, en caso de que capturen a Qaddafi, en consulta con la CPI”, dijo Rhodes. En caso de él vaya a un tercer país, este tendría la obligación de enviarlo a la CPI”.

- En relación con el papel de la operación de la OTAN en Libia, Rhodes dijo que la misión de protección civil continúa, pero pronto comenzará en Bruselas la consulta de la conclusión de la misión. Por ahora todavía está presente la necesidad de la misión de protección de la OTAN, dijo Rhodes, pero la Casa Blanca no se está anticipando al pedido del CNT de una fuerza pacificadora de la OTAN o las Naciones Unidas que involucre tropas extranjeras en tierra. “No hay plan para ese tipo de esfuerzo”, dijo él.

- Rhodes dijo que la motivación para liberar entre un billón y 1.5 billones de bienes congelados de Qaddafi para el CNT avanza también rápidamente. “Creemos que se completará en los próximos días y no vemos ningún problema insoluble en esto”, dijo él. La administración de Obama confía en que le CNT puede manejar el dinero y prever que sea robado o desviado hacia actores indeseados. La administración también tratará de asegurar que el dinero vaya hacia las necesidades urgentes identificadas por el CNT.

- Rhodes también se refirió a los efectos que los presentes acontecimientos pueden tener en Siria, diciendo que “esto envía un mensaje a Damasco de que un derrumbe como el que Qaddafi y el presidente sirio Bashar al-Assad han estado buscando no es la manera de mantener la legitimidad y permaneer en el poder a largo plazo”.

- Rhodes dijo que una transición a la democracia en Siria está en el interés nacional de EE.UU., y debilitaría la posibilidad de Irán de influenciar sucesos regionales. “Los iraníes han sugerido que la Primavera Árabe ha sido de alguna forma positiva para Teherán. Lo que se ve es que la total pérdida de legitimidad de su principal aliado sería un duro golpe para Irán”, dijo él. Pero enfatizó que la administración no ve una intervención militar en Siria por el momento.

- En cuanto al destino de Abdelbaset Mohmed Ali al-Megrahi, quien puso la bomba que provocó la tragedia de Lockerbie, y del cual altos legisladores y candidatos presidenciales del Partido Republicano, Rhodes dijo que el tema de la extradición era una cuestión legal del Departamento de Justicia, “pero el presidente nunca pensó que debiera ser liberado como primera opción… y ese es aun nuestro punto de vista”.

[Tomado de Foreign Policy.
Traducción Irvin Pablo Pérez M. para el blog Islamía]

Pablo Milanés se bota pa'l solar [+ montaje gráfico]

Lázaro Fariñas.- Ante las protestas de los ultraderechistas cubano americanos de Miami por la presentación del concierto de Pablo Milanés en esta ciudad, escribí dos artículos de opinión. En uno de ellos me refería a unas declaraciones hechas por el artista cubano americano, Willy Chirino, en las que este ponía condiciones para ir a cantar a La Habana. Decía, en el mencionado artículo, que Chirino quería que le permitieran hacer un discurso político criticando al gobierno de Cuba, antes de empezar a cantar sus canciones. Pues, como se sabe, Chirino no va a La Habana, pero Milanés sí vino a Miami y antes de cantar sus canciones, hizo lo que quería Chirino hacer en La Habana: hablar mal del gobierno revolucionario. Pablo ha hablado hasta por los codos en los más grandes medios locales y hasta llegó a los micrófonos de Radio Martí, la emisora que paga el gobierno de los Estados Unidos para hacer propaganda contra Cuba, y allí le echó salsita con pimienta al gobierno que tanto defendió en el pasado.

Pablo tiene derecho a criticar lo que él considere criticable de la revolución cubana y sus dirigentes. Me imagino que, también, tienen derecho otras personas a criticarlo a él por las críticas que él ha estado haciendo desde que llegó a los Estados Unidos. Nadie debe de restringir sus opiniones. Lo que pasa es que muchos pensaron que era saludable que él viniera a cantar sus bellas canciones y no que llegara con la intención de hacer declaraciones políticas que en nada contribuyen a la unión del pueblo cubano de aquí y de allá. La política es lo que nos divide, el arte es lo que nos une, por lo tanto, cuando se une la una con la otra, entonces, en vez de contribuir a la unión, se contribuye a la desunión. No puedo imaginarme que Milanés no se pueda imaginar esa realidad de nosotros los cubanos.

Al declarar que él no le dedicaría un concierto a Fidel Castro, pero que no tuviera ningún inconveniente en dedicárselo a las llamadas Damas de Blanco, está lanzándose a uno de los dos bandos, está marcando territorio. Las Damas, que empezaron sus protestas en defensa de sus familiares presos, han terminado en un grupo de señora financiadas por el gobierno de los Estados Unidos y uno que otro terrorista, residente en Miami, para que salgan a las calles a provocar incidentes con las autoridades cubanas. Todos los familiares de las llamadas Damas están libres en la calle, ya sea en Cuba, o en el exterior. Ya, el motivo de sus protestas, dejó de existir, pero como el financiamiento sigue, pues siguen las protestas callejeras. A estas señoras, Pablo no ve inconveniente en hacerles canciones, dedicarles conciertos o defenderlas en sus entrevistas. Bueno, reitero, tiene su derecho a hacerlo, pero también veo, con el mismo derecho, al periodista Edmundo García de Miami a hacerle críticas a las críticas de Pablo. Un periodista criticando a un hombre público es lo más natural del mundo occidental. Pero eso que veo como lo más natural del mundo, lo ve como una ofensa el señor Milanés. Tan ofensivo lo vio, que escribió una carta abierta en contra del periodista, en la que baja de la cima de su arte y se bota para el solar, diciéndole hasta alma mía a García. La peor ofensa que se le puede decir a un cubano es decirle hijo de puta, pues por ahí empezó el cantautor, devenido chusma, para crear la base de una andanada de insultos. Nada bien ha quedado Pablo en su carta abierta a Edmundo García, se le fue la mano del arte y le salió la grosería. Parecería posible pensar, por su reacción ante una crítica, que si hubiese tenido autoridad, en vez de insultarlo lo podría haber mandado a un calabozo después de unos cuantos palos. ¿Por qué Pablo no ha tenido la misma reacción con los periodistas de las emisoras de radio de Miami que le han dicho hasta del mal que va a morir? En su carta, Pablo critica a los periodistas cubanos de La Habana por no hacerles críticas al gobierno de la isla, sin embargo, ataca despiadadamente a un periodista cubano de Miami por hacerle críticas a él. ¿Estamos o no estamos, don Pablo?

Toda la reacción de Milanés hubiese sido comprensible, si el artículo que escribió Edmundo García hubiese sido ofensivo, si este le hubiera sacado los trapitos sucios personales que debe de tener el trovador escondidos, pero releyendo lo escrito por el periodista, no hay nada que justifique la reacción solariega del artista. Nada, que Pablo, parece, tenía ganas de botarse pa'l solar.

Carta abierta de Pablo Milanés a Edmundo García

Espero que Kaos, publicación libre y alternativa de izquierda, que previamente publicó los desatinos alocados de tal inmundicia sepa respetar mis derechos de responder revolucionariamente como ciudadano del mundo y de la Cuba que merece una mejor realidad y destino. De paso y para los que aun no se han percatado por sus intereses o analfabetismo intelectual y politico cuando no y tambien por lo miserable y despreciable que han sido y siguen siendo aupando todo lo peor de un sistema que pudiera haber sido ejemplo y faro del mundo entero, pues para esos tambien, esos miles de Cuba y del mundo que aun no entienden que payasos dictadores y criminales como los de Libia, Egipto, Siria, Tunez y algunos otros lugares tienen sus dias contados si es que ya aun no los han desalojado de sus poderes y prebendas, sus propios pueblos hastiados, pues para esos tambien es esta carta de respuesta que me permite este ejemplar de la citada fauna, Edmundo, que Inmundicia.

Edmundo:

Hace años estás intentando hacerme una entrevista sin éxito, hasta el punto de resultar insoportablemente insistente porque además, para colmo, en tu petición posteriormente iban tus entrevistas adjuntas, esas entrevistas que no tuve más remedio que clasificar como “correo no deseado”, para al fin librarme de ellas.

En esa primera ocasión en que nos encontramos, ibas oportunamente mal acompañado y no tuve más remedio que pensar para mis adentros “Dios los cría…”. No obstante te explicaré por qué nunca hubiera hecho una entrevista contigo: vi en ti, con mi intuición natural para esas cosas, las nueve señales del hijo de puta que son, no sé si sabes, clasificaciones que hizo Don Camilo José Cela, en su novela “Mazurca para dos muertos” y que ha llegado a ser, en la historia, famosa por su visión extraordinaria de lo que es un ser execrable a primera vista. Voy a mostrarte esas nueve señales que son:

1. Pelo ralo
2. Baja estatura y canijo
3. Cara pálida
4. Barba por parroquia
5. Manos blandas, húmedas y frías
6. Mirar huido
7. Voz atiplada
8. Pijo flácido y doméstico
9. Avaricia

Con esta referencia sobra decirte por qué nunca he confiado en ti.

Edmundo, tienes una forma de hacer periodismo que no es tal; seleccionas a tus víctimas (a tus entrevistados), no los indagas, los cuestionas, los destrozas con una autoridad que no sé cuál ser poderoso te ha otorgado y terminas triunfante ante una persona apabullada por el terror de tus palabras que recuerdan un viejo estilo autoritario, ridículo y obsoleto. Esa es a mi juicio la esencia de tu programa.

Cuando leí tu panfleto mi primera reacción fue ver a una niña en la pubertad, asombrada y ruborizada ante su primera menstruación, miedosa de cometer pecado ante una manifestación natural de su desconocido organismo. Esa fue la primera impresión, pero la segunda, fue más solemne y peligrosa: me di cuenta de que no solamente eras todo lo que yo había pensado, sino más aún, estabas ingresando en ese grupo selecto de la ultraderecha miamense que no admite reconciliaciones, críticas y que cuyo único neolítico gesto es romper discos con aplanadoras. Tú, al igual que ellos, no quieres amor, quieres odio, tú al igual que ellos, no quieres reconciliación, quieres rencores y desunión, tú en suma, no quieres al pueblo cubano, ni de allá ni de acá. Edmundo, tú no quieres a nadie y no me hubiera extrañado verte en esa “enorme” turba gritando “Abajo, abajo”, donde sin duda alguna hubieras sido bien recibido.

Has insinuado que la prensa de Miami y España se aprovecha y utiliza mis palabras en vez de beneficiarme de ese espacio para arremeter contra el imperialismo. Edmundo, estás equivocado, soy yo el que me sirvo de esos periódicos para que difundan las entrevistas que en Cuba me están negadas y que sueño con que aparezcan en el Granma y las lea todo el pueblo y que un sólo periodista, uno sólo de los tantos miles que hay en la isla, tenga lo que hay que tener para dar a conocer lo que tantos años llevo expresando; es más, como un punto de partida planteo que tu panfleto y esta carta se publiquen en el Granma y que el pueblo las lea, piense, sepa discernir por si mismo, y de una vez, dónde está la verdad y vayamos por el camino de las libertades individuales que tenemos que rescatar y que tú con tu actitud estás negando.

A mi regreso a La Habana y en concordancia con el párrafo anterior, le digo por este medio a la intelectualidad cubana, a los artistas, a los músicos y a los altos cargos del Estado, que no me susurren más al oído: “estoy de acuerdo contigo pero… imagínate!”. Yo no estoy arrepentido de incinerarme sólo en mi actitud, pero es triste y vergonzoso que haya un silencio cómplice tan funesto como tu manifestación, Edmundo. Estas dos conductas, una en Miami y otra en La Habana, increíblemente al final convergen en su propia contradicción.

Sobre la intelectualidad miamense que comentas que me ha apoyado en sus artículos, te diré que no tengo absolutamente ningún miedo ni prejuicio en recibir una frase amable y receptiva. No soy su compañero de viaje, pero Edmundo, me gusta sumar mientras que a ti te gusta dividir porque de eso vives, para eso estás en esta ciudad.

También te has atrevido a decir que he mal influenciado a artistas del talento y el prestigio de Serrat, Sabina, Víctor Manuel y Ana Belén. No hay duda de que en este terreno también eres un ignorante, debías de saber que Juan Manuel Serrat es uno de los hombres más admirados por su entereza, caballerosidad y su limpieza durante toda su vida, y su posición ante el franquismo arriesgando su carrera y su vida, lo llevó hasta la cima de la dignidad. Que Joaquín Sabina, que a los 23 años se exilió a Inglaterra en su oposición a Franco y a su propio padre, es uno de los artistas más sinceros y honestos que conozco (esto lo sabe bien Fidel) independientemente de su talento. Que Víctor Manuel y Ana, antes de nacer tú, y andar por esos rumbos inciertos, que todos conocemos, para llegar a ser el extremista que eres hoy, pertenecían al Partido Comunista de España, en la época de Franco, y eso, Edmundo, les pudo costar la vida. Esas personas que tú no has respetado, tienen talento propio, criterios propios y no se dejan influenciar por nadie, al contrario porque son ciertamente su talento y sus principios los que han influenciado a medio mundo.

Edmundo, mis 53 años de militancia revolucionaria me otorgan el derecho, que muy pocos ejercen en Cuba, de manifestarme con la libertad que requieran mis principios y esa libertad implica que no tengo ningún compromiso a muerte con los dirigentes cubanos, a los que he admirado y respetado, pero no son Dioses, ni yo soy fanático, y cuando siento que puedo hacer un reproche y decir no, lo digo, sin miedo y sin reservas. Cuando veo que unas señoras vestidas de blanco protestan en la calle y son maltratadas por hombres y mujeres, no puedo por menos que avergonzarme e indignarme y, de algún modo, aunque no estemos de acuerdo absolutamente, solidarizarme con ellas en su dolor; porque lo más vil y lo más cobarde puede ser que una horda de supuestos revolucionarios ataque despiadadamente a estas mujeres. No hay ningún código que defienda eso en el mundo, es más, la violencia de género se queda corta al ver esas salvajes manifestaciones. Estos dos conceptos que te he expresado, pero tú no has entendido – no hay duda de que estás en tu época de infantilismo revolucionario -, no implica que esté en desacuerdo con Fidel y tampoco implica que esté de acuerdo con las Damas de blanco. Pero tú vas al blanco o al negro, (más al negro que al blanco) y no tienes matices y los años irremediablemente te van a hacer aprender lo que es un verdadero revolucionario o inexorablemente vas a ingresar en ese mundo en el que he visto a tantos como tú, vagando, perdido en la nada.

Edmundo, ayer creo que sufriste un revés que no te apliqué yo precisamente, sino los varios miles de personas que asistieron a un recital, carísimo para su bolsillo en crisis, demostrando que es posible el amor, que si anteayer decían “No” y ayer decían “Tal vez”, hoy dijeron “Sí”, un sí contundente, más fuerte que tus sucias y ofensivas palabras.

Edmundo, te invito a que cojas tus maletas y regreses a tu país y allí tengas el valor de denunciar todo lo malo que veas, porque Edmundo, te advierto, esa lucha sí es dura y no te calles como esos miles periodistas de allá, cómplices lamentables del silencio.

En muchas ocasiones he dicho que me sentaré en el portal de mi casa para ver pasar el “cadáver” de mis enemigos, ahí te espero.

Solamente te exijo una cosa: saca mi nombre definitivamente de tu boca irrespetuosa y falsa, son demasiados los méritos que me ha otorgado el pueblo para que un desalmado como tú los manche con sus sucias palabras.

Pablo Milanés
Miami, 29 de agosto de 2011

[Carta tomada de Kaos en la Red]

Motines, manifestaciones y nuevas agencias de cambio

Saúl Landau.-Un virus de manifestaciones airadas se extiende de un país a otro en respuesta a líderes políticos negligentes e insensibles que han ignorado las necesidades básicas de sus ciudadanos. En su lugar, se han inclinado ante o complacido las exigencias de las corporaciones y bancos transnacionales, y de esa manera han profundizado la ya enorme brecha mundial de los ingresos.

En 2011, miles de millones se enfrentan al hambre o incluso o la hambruna. Una elite más pequeña ha acumulado aún más riqueza.

En 2011, la mierda llegó al ventilador. Las “calles árabes” se rebelaron. En Grecia, España e Inglaterra, los socialistas ya habían asumido la política de los capitalistas. Los bancos se convirtieron en medios y objetivos de la política.

Millones de griegos se echaron a las calles para protestar por los recortes de sus derechos básicos que sus antecesores habían ganado en la lucha, no recibido como regalos de manos de gobiernos benevolentes. Los ciudadanos en las calles, donde pertenecen, engendraron la brutalidad policiaca.

Luego, en España, los “indignados” o multitud de airados jóvenes sin empleo exigieron trabajo y respeto. La policía respondió con brutalidad, como era de esperar. Al igual que Grecia, España tiene un gobierno socialista. Sin embargo, “la tasa de desempleo para los españoles menores de 30 años está como en 40 por ciento —más o menos el doble de la tasa general—. Este hecho por sí solo explica gran parte de la indignación de los indignados”, explica Jordi Pérez Colomé en Commonwealt Magazine.

El Daily Mail de Londres llamó “adolescentes salvajes” a los amotinados de varias ciudades británicas, en referencia a los adolescentes y post-adolescentes que lanzaban botellas, piedras y ladrillos, incendiaban y saqueaban. Los policías, blancos de algunos de los objetos lanzados, no podían controlar a estos indignados manifestantes urbanos.

Aparecieron familiares escenas de TV. Los frustrados policías perseguían a ciudadanos a los cuales el primer ministro había apelado como electores. Sin embargo, la indignación por sus políticas los hizo acreedores de su condena: “inadaptados sociales”, “bandidos” y “gente violenta e irracional”. Ya los había condenado anteriormente al eliminar servicios que el Movimiento Laborista había conquistado décadas atrás.

La rectitud moral del primer ministro Cameron entró en conflicto con revelaciones de su cercanía con policías corruptos vinculados a la pandilla de Murdoch. Agréguese el desempleo a gran escala a un gobierno decidido a implantar la austeridad para los pobres y la glotonería para los ricos.

La capa superior británica absorbe 100 veces más que las clases más bajas. Once millones de personas empleadas viven aún por debajo del nivel de pobreza. En Tottenham, donde hicieron erupción los motines londinenses, “75 por ciento de los niños fueron clasificados como ‘apenas sobreviviendo’. Unos 650 000 niños londinenses viven de esta manera”. (Stephen Hume, Vancouver Sun, 17 de agosto de 2011).

Para aliviar más de un siglo de guerra de clases entre trabajadores y propietarios, pobres y ricos, los genios de la publicidad encontraron su verdadero narcótico: hacer a las masas adictas a las compras, vivir vidas ajenas a través de las vidas de los ricos y famosos, revivir la juventud viendo los deportes en TV.

Los frutos del capitalismo (extender la pobreza y el desempleo, además de miles de millones de dólares para unos pocos) son presentados rutinariamente como el resultado de fracasos personales, mala suerte o decisiones estúpidas en la vida, no como errores sistémicos de diseño.

Inglaterra, Grecia, España y Estados Unidos experimentan altos niveles de desempleo. Los gobiernos responden recortando presupuestos de educación y otros servicios necesarios. De manera simultánea, los gobiernos arrestan a los sin casa y a los hambrientos, lo que Barbara Ehrenreich llamó “criminalizar la pobreza”.

El Sueño estadounidense de Horatio Alger y su equivalente británico existen solo en la oratoria de Michelle Bachman y Rick Perry, los cuales continúan asumiendo las posibilidades de la no existente movilidad social y económica. Después de 30 años podemos decir: La teoría del desborde propugnada por Reagan funcionó —ciertamente la pobreza se ha desbordado (David Harvey).

Los pobres urbanos y los desempleados de algunos países han sido contaminados por el virus del activismo. Exigen viviendas en Israel, no asentamientos en territorio palestino. En la India, un líder anticorrupción en ayuno fue encarcelado. Hasta en China se cansaron de tanta porquería (contaminación y corrupción) y salieron en manifestación.

En agosto, los estudiantes chilenos adquirieron la fiebre. Los videos en TV mostraron a la gente golpeando cazuelas y sartenes (cacerolazo), solo que esta vez las amas de casa que tocaban música atonal no se manifestaban en contra de la dictadura pinochetista y las esposas de los oficiales militares no trataban de intimidar al gobierno de Allende.

Las manifestaciones de principios de agosto en Chile resonaron con un nuevo tema musical: somos jóvenes y merecemos convertirnos en actores en el escenario de nuestra historia.

Las cámaras de TV paneaban al ritmo de las manos que golpeaban cazuelas. Los ciudadanos habían reclamado sus calles. Erigieron barricadas y encendieron fogatas frente a la policía fuertemente armada que lanzó gas lacrimógeno. Luego los policías golpearon a quienes se atrevieron ocupar las calles.

Durante 17 años Pinochet impuso el fascismo militar para enseñar a los chilenos a ser obedientes. En 1990 se sometió a elecciones y fue expulsado. Una coalición de demócrata-cristianos y socialistas restauró la democracia, pero no el socialismo. El derechista presidente Piñera ha presionado para regresar por completo al agresivo “libre mercado” que Pinochet implantó violentamente después del intento de Allende por crear una sociedad más igual.

En respuesta a la “libertad” del capital para controlar todos los aspectos de la vida, decenas de miles de jóvenes chilenos tomaron escuelas y calles exigiendo una educación gratuita de alta calidad.

Al igual que los estudiantes de la era de la Unidad Popular de Allende, los jóvenes chilenos se han convertido en actores de su propio drama, impulsados por la necesidad de eliminar de Chile la “manía de privatizar” que se extendió a la educación.

De la misma manera que sus homólogos en todo el mundo, los estudiantes evitaron a los partidos políticos tradicionales que han traicionado a los pobres y a la gente trabajadora. [Vean “Chile shaken by student revolt” (Chile Sacudido por Revuelta de Estudiantes) de Adrian Wright].

Hemos presenciado el surgimiento de nuevas agencias de cambio en la escena mundial. ¿Dónde están los guionistas? ¿O serán los nuevos actores los que escriban sus propios guiones?

Ministros brasileños están al borde de la destitución

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, se vio obligada a hacer una pausa en la "limpieza" que había iniciado en los ministerios para evitar una eventual desbandada de aliados que debilitaría su administración, según la agencia china XINHUA

La semana pasada, el que estuvo muy cerca de perder su cargo fue el ministro de las Ciudades, Mario Negromonte, acusado en este caso no de negociados, sino de ofrecer dinero a diputados de su partido (el PP, o Partido Progresista) a cambio de apoyo.

La división interna del PP tuvo como protagonistas a los seguidores del ex ministro Marcio Fortes, que en el gobierno del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva había ocupado la misma cartera y vio frustrada su aspiración de ser reconducido al cargo.

El PP es el tercero en tamaño entre los partidos aliados de la presidenta, al contar con 41 diputados y cinco senadores, pero perdió mucho de su poder de negociación con el gobierno debido a su propia división.

Los partidarios de Fortes consiguieron hace dos semanas sustituir al líder de la bancada en la Cámara de Diputados, Nelson Meurer, que es un aliado fiel de Negromonte, por Aguinaldo Ribeiro, un compañero de Fortes.

Los diputados actúan como correa de transmisión entre el resto del partido y el ministerio que correspondió al PP en el reparto de cargos de gobierno. Con un líder hostil, el ministro perdería capacidad de negociación cada vez que la presidenta necesite de los votos del PP en el parlamento.

Como parte de su contraofensiva, Negromonte estableció una especie de estado mayor con cuatro diputados aliados, encargados de comprar, si fuese necesario, el apoyo de la mayoría de los representantes del partido.

Algunos de sus adversarios comunicaron a Ideli Salvatti, la ministra de Relaciones Institucionales, encargada de los contactos entre el Poder Ejecutivo y el Legislativo, que Negromonte estaría "comprando" diputados.

Aliados del ministro habrían ofrecido "sueldos" de hasta 18.000 dólares mensuales a los diputados que lo apoyasen, en reuniones realizadas en el ministerio, y la denuncia fue publicada por una revista semanal de gran circulación.

Con menos que eso se habían iniciado otras crisis que llevaron a la sustitución de los ministros de la Casa Civil, Transportes y Defensa, además de casi costar su cargo al titular de Turismo.

Dilma Rousseff parecía dispuesta a intensificar la "limpieza" de la corrupción en los ministerios, lo que le ha proporcionado un sensible aumento de popularidad en el seno de las clases medias brasileñas.

Pero la presidenta fue detenida por las consideraciones de asesores próximos que le recordaron que, siendo todos los sustituidos ex integrantes del gobierno de Lula, éste aparecería por lo menos excesivamente tolerante con la corrupción.

El cuidado de mantener la imagen del hombre a quien debe su elección, sumado a la fragmentación política que resultaría de una nueva sustitución, hizo que la inminente destitución se transformase en una advertencia confidencial.

La tolerancia debe prolongarse por lo menos hasta el final del año, cuando algunos ministros dejarán sus cargos para candidatearse a cargos municipales, y tendrá lugar necesariamente una reforma ministerial.

Negromonte no parece dispuesto a esperar tanto, y esta semana concedió una entrevista a un diario de gran tiraje en la que hizo explícitas sus divergencias con su antecesor y varios de sus seguidores.

"Marcio Fortes salió (del Ministerio de las Ciudades) con rabia, porque le gustaría haber permanecido en el cargo", acusó el ministro, y usó términos fuertes para referirse a algunos seguidores de su rival interno.

"Imagínese si empiezan a circular los curriculos de algunos diputados (del PP); mejor dicho, sus fichas policiales, aunque no quiero citar nombres", agregó.

"La presidenta sabe que yo fui compañero suyo desde la primera hora, cuando muchos (integrantes del PP) apoyaban a Serra (el adversario de Dilma Rousseff en la elección presidencial)", dijo Negromonte sin evitar nombrarlos.

Fueron explícitamente mencionados, el ex gobernador de Sao Paulo, Paulo Maluf, y el ex senador por Santa Catarina, Espiridiao Amin, ambos con numerosos procesos judiciales en trámite.

Pero la profundización de la crisis interna de los "progresistas" puede hacer que la presidenta Dilma prefiera, en lugar de la proclamada lealtad de su ministro, el número de votos que será necesario para aprobar en el parlamento medidas económicas difíciles, que la crisis económica puede hacer necesarias.

Libia, ayuda humanitaria para perros mientras Trípoli está al borde de caos


Una embarcación procedente de Malta con ayuda humanitaria desembarcó la noche de este sábado en el puerto comercial de la capital libia, Trípoli, que sufre de una grave escasez de alimentos y productos de primera necesidad.Sin embargo para sorpresa de todos, el cargamento contenía paquetes con comida para perros y gatos, informó la agencia rusa RIA Novosti.

Por el momento no se sabe quién envió el cargamento, pero cabe destacar que en los países musulmanes los perros están considerados como animales inmundos, y se prohíbe a los musulmanes el contacto con los canes. El Islam permite el uso de perros sólo como animales de servicio.

Trípoli se sumerge en un caos humanitario tras la victoria de los rebeldes sobre los partidarios del coronel, según RTV. Los opositores avanzan en Sirte, la ciudad natal del líder libio donde, se dice que se esconde el coronel.

Según los rebeldes el costo de la victoria, considerada su triunfo definitivo sobre las fuerzas leales a Muammar Gaddafi, ha sido alto.

Los cementerios de Trípoli tienen problemas para sepultar a los muertos en las batallas por conquistar la ciudad. Y no dejan de aparecer cuerpos en distintos depósitos de la capital libia.

En los hospitales la situación es preocupante, sobre todo para quienes combatieron en el bando gubernamental.

La operación de la OTAN en Libia está destinada a crear un Estado fallido y controlable. Es la opinion del analista Dan Glazebrook, según el cual en el país norteafricano se está repitiendo el mismo guion de Irak y Afganistán.

"Fundamentalmente, esta guerra sirve para mantener a África en una posición subordinada en la economía global. En el 2010, Gaddafi propuso a la Unión Africana —y esta lo aceptó— que ningún país del continente tuviese derecho a instalar bases estadounidenses en su territorio. Desde este momento, EE. UU. deseaba desesperadamente destituir a Gaddafi", sostuvo Glazebrook.

"Es para eso que la OTAN está luchando en Libia y el Consejo Nacional de Transición es la visión de la Alianza respecto del futuro de su país", concluye el analista.




Cuba: Fibra óptica en los próximos meses

Cuba comenzará a utilizar el cable de fibra óptica para conexiones a internet en los próximos meses. Se trata de un cable de 1,600 kilómetros de extensión, que enlaza a Venezuela y Cuba.

La puesta en marcha de este servicio, que al sustituir a las lentas y costosas conexiones a la red mediante un cansado satélite, aumentará significativamente la velocidad de conexión.

El viceministro del ministerio de las Comunicaciones e Informática, Boris Moreno, declaró al sitio Cubadebate que en los próximos meses comenzará la transferencia de servicios del satélite a la fibra óptica. Dicha transferencia no implicará una rebaja de los costos por el servicio y de inicio serán beneficiados los centros científicos, culturaalbales y artísticos, bibliotecas, hospitales, administración gubernamental y puntos colectivos para la población.

Según Moreno, la infraestructura necesaria para las conexiones de alta velocidad desde los hogares requiere de una inversión adicional.

El cable tendido desde La Guaira, norte de Venezuela, hasta la Playa Siboney, en el oriente cubano, significó un costo de 70 millones de dólares, cifra asumida por la Alternativa Bolivariana para los Pueblos (ALBA), un modelo de integración liderado por Venezuela y Cuba. [RPA]

Es Pablo Milanés, no Mijail Gorbachov

Iroel Sánchez.- La presencia de Pablo Milanés en Miami puede haber dado la oportunidad a algunos de alcanzar su definición mejor y a otros de intentar disimularla.

Carlos Alberto Montaner -con una causa pendiente por terrorismo y un pasado al servicio de la CIA – ha dedicado varios artículos para aconsejar al intérprete y compositor cubano -y a quienes se identifiquen con él- un comportamiento similar a Mijail Gorbachov: “un sobrio apretón de manos entre los comunistas reformistas y los demócratas de la oposición”. A la vez, Montaner ha tratado -sin éxito- de desestimular el comportamiento cavernícola de la ultraderecha en Miami, para que no diera la nota que finalmente ha dado. Así, cree lavar su pasado de hombre violento e intolerante y ponerse a tono con sus aspiraciones en el futuro que desea para Cuba, mientras vende para la Isla el modelo de partido único PSOE-PP que ahora mismo está arrasando con los derechos de los trabajadores en España.

A pesar de ello, los trituradores de discos han vuelto con esa fuerza más a mostrar el rostro del extremismo anticastrista. No se trata de algo excepcional y minoritario en la ciudad donde pidieron la caída del avión que regresaba el niño Elián a Cuba, celebraron por adelantado y eufóricamente la muerte de Fidel, y rinden tributo a quienes asesinaron al Comandante Ché Guevara o volaron un avión civil en el que murieron 73 personas. Lamentablemente, no “son actos del pasado en una ciudad que ha cambiado mucho” -pues todas esas acciones han ocurrido en pleno siglo XXI- ni pueden mostrarse como ejemplos del espíritu democrático en una sociedad que algunos pretenden modelo para el mundo. Tampoco -para quienes juegan a igualar intolerancias de un lado y otro- existen parelismos posibles con tales actos que van contra la propia naturaleza humana.

La voz favorita del grupo mediático PRISA en Cuba, Yoani Sánchez, ha aprovechado para exhibir sus dotes en el periodismo y su conocimiento de la música cubana en un artículo publicado en El País bajo el título “Querido Pablo”. Con un tufillo colonial, la señora Sánchez descalifica la música producida en la Isla cuando “todavía no había venido Ry Cooder a descubrir a los viejitos del Buena Vista Social Club”, planteando que entonces “el panorama de la música cubana era gris y chato”, y así multiplica por cero el trabajo de agrupaciones como Los Van Van, Iraquere, Adalberto y su son -entre muchas otras-, el auge de la canción alentado por concursos como el Adolfo Guzmán, o la obra de muchos compositores dentro de la Nueva Trova, más allá de Silvio Rodríguez o el propio Pablo Milanés. Pero, ¿qué se puede esperar de alguien que comienza su artículo diciendo que el concierto del cantante en en el Sur de la Florida “está programado para hoy, 27 de agosto” y termina anunciando que este “en unos días cantará en Miami”?

Por su parte, Pablo Milanés declaró en una entrevista a la agencia EFE : “He venido a cantarles con todo el amor del mundo, a manifestar una parte de la cultura de nuestro país que sigue viva, que se mantiene, que se desarrolla. Soy solamente una representación mínima de aquel movimiento extraordinario de la nueva canción cubana”, añadiendo que “Cuba se ha mantenido sosteniendo lo que fue su base para presentar al mundo como un logro y creo que todavía a estas alturas se sostiene, como es la educación, la medicina, la cultura y muchos logros sociales”. En la prensa de la ciudad donde la libertad de expresión sobre Cuba está restringida a dos o tres comentaristas en espacios totalmente marginales, aireó sus críticas sobre las libertades que cree faltan en la sociedad cubana y tomó distancia de sus declaraciones anteriores de respeto hacia el liderazgo de la Revolución. Desde esas tribunas -controladas por la oligarquía que impidió hasta 1959 el acceso mayoritario de los negros cubanos a los servicios más elementales- el autor de Canción por la unidad latinoamericana ha expresado también su percepción sobre las manifestaciones de racismo en la Isla. Milanés, dialogó además con las emisoras que el gobierno de Estados Unidos -el mismo que se ha opuesto históricamente al accionar solidario de Cuba con los pueblos africanos- financia contra su país.

Entevistado a propósito, desde Madrid, el cantautor Joaquín Sabina ha enviado mensajes al “exilio cubano” de cara a su concierto en Miami previsto para Octubre: “Estamos esperando que surja un 15-M en Cuba. Que la gente salga a la calle y diga qué es lo que no le gusta.” Obviamente, Sabina no espera para los cubanos el mismo trato que la policía española ha reservado para sus compatriotas que protestan en las calles desde el 15 de mayo; porque de ocurrir así, al no ser Cuba un aliado de EE.UU., no hay que tener su imaginación para prever un desenlace similar al de Libia, algo que ya solicitó José María Aznar, siempre tan aplaudido en Miami. Por suerte, a diferencia de España, los cubanos han tenido la oportunidad de expresar “lo que no le gusta” en un proceso ampliamente democrático y participativo que culminó con la aprobación -después de un amplio debate- de los Lineamientos para el desarrollo económico y social, que recogen las aspiraciones de cambio mayoritarias en la sociedad cubana.

Sin embargo, nada es tan sencillo. Recientemente, se cumplieron 20 años de la desintegración de la URSS y ha sido la ocasión para que se manifieste cuánto desprecio siente hoy el pueblo ruso por los que entregaron su país a las mafias y lo colocaron de rodillas ante el mundo, usando como pretexto -más allá de las causas endógenas- los graciosos motivos que hoy lanza ese amigo de Aznar llamado Carlos Alberto Montaner. Fue un proceso en que, como ha dicho el entonces disidente soviético Alexander Zinoviev: “Uno de los efectos más poderosos utilizados por Occidente para lograr la disgregación de la sociedad soviética fue la vanidad de los ciudadanos soviéticos. Yo la llamaría tentación de notoriedad, en la que cayeron con asombrosa ligereza y decisión muchas personalidades influyentes. Occidente aprovechó esta debilidad de los políticos soviéticos y de las personalidades de la cultura, al igual que los colonizadores y conquistadores occidentales supieron aprovechar la debilidad de los indígenas americanos por las bebidas alcohólicas.” A eso apuesta Montaner cuando escribe “Bievenido, Pablo Milanés” porque, siendo un hombre de la CIA, sabe muy bien -como describe Zinoviev- que “..el afán desenfrenado de cosechar elogios y notoriedad en Occidente llegó a ser el principal acicate de los reformadores soviéticos.”

Pero Cuba no es la URSS ni tampoco Libia, ni Pablo Milanés quiere ser Gorbachov, y mucho menos desea -como algunos en España, Cuba y Miami- ver caer las bombas sobre La Habana. Ojalá su paso por Miami, además de permitir escucharlo en vivo a las cerca de 3 500 personas que pagaron entre 85 y 195 dólares para acceder al American Airlines Arena, haya servido para que tengan al menos que disimularlo, aunque no consigan engañar a nadie, esa parte de quienes -como Montaner- añoran ver los marines en el Malecón, donde hace exactamente tres años el cantante se proclamó antimperialista.

Sanciona EE.UU. a empresa por nexos con Cuba

El departamento de Finanzas de Estados Unidos anunció una multa de poco más de 88,3 millones de dólares a un banco por hacer operaciones financieras con Cuba.

La poderosa institución bancaria estadounidense JPMorgan Chase confirmó que accedió a pagar una multa de 88,3 millones de dólares por violar restricciones instituidas por la Casa Blanca para tratados comerciales con Cuba, Irán, y Sudán.

Una notificación de la Oficina de Control de Bienes Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro explicó que JPMorgan procesó mil 711 transferencias que involucraban a personas físicas o jurídicas cubanas por un valor cercano a 176 millones de dólares.

Según la OFAC, las transacciones relacionadas con La Habana ocurrieron entre el 12 de diciembre de 2005 y el 31 de marzo de 2006. Se trata de la segunda sanción relacionada con Cuba que anuncia la Oficina de Control durante este mes.

El 16 de agosto último la división norteamericana de CMA-CGM, la tercera mayor naviera de contenedores del mundo, recibió un castigo en pago monetario equivalente a 374 mil 400 dólares por presuntamente transportar mercancías y realizar convenios financieros con la isla.

La sentencia contra el JPMorgan Chase es la cuarta mayor impuesta por Estados Unidos desde la presidencia de George W. Bush, cuando fueron reforzados controles relacionados con el bloqueo económico contra Cuba impuesto hace medio siglo.

En diciembre del 2008, Credit Suisse Bank acordó pagar 536 millones para acogerse a un pacto que borraría una acusación de haber ayudado a Irán, Cuba y otras naciones.

El cerco comercial y financiero decretado por Washington contra La Habana ha ocasionado un daño económico directo al pueblo cubano, calculado hasta diciembre de 2009 a precios corrientes en una cifra que supera 100 mil 154 millones de dólares.

Ese monto se incrementaría a 239 mil 533 millones de dólares, si el cómputo fuera realizado tomando como base la inflación de precios minoristas en Estados Unidos, precisa un reporte del sitio digital Cubavsbloqueo.cu. Foto: AFP

[Tomado de Cubahora]

EE.UU.: El caso Villoldo: justicia que apesta

Percy Francisco Alvarado Godoy.- […]Una nueva farsa para premiar a delincuentes y criminales acaba de suceder en La Florida, cuando una jueza de Circuito, Beatriz Butchko, sin pudor alguno, pretende despojar al gobierno cubano de 2.8 billones de dólares para compensar a Gustavo Villoldo Sampera, un contrarrevolucionario de origen cubano, quien sirvió por más de tres décadas a la CIA y que tuvo como base para su absurda acusación una supuesta persecución y daños por parte del gobierno revolucionario cubano.

Compungida, más bien cómplice del criminal, la jueza falló a favor de indemnizar al aprovechador y oportunista, al concederle la millonaria indemnización que, por supuesto, es otra manera descarada de apropiarse de los fondos de Cuba en el exterior.

Beatriz Butchko no quiso pasar inadvertida ante los grupos de poder de la ultraderecha miamense, pues tal vez alberga algún día a un puesto en la ciudad donde todo se logra a fuerza de corrupción y manejos turbios. Por ello, hipócritamente conmovida ante las lágrimas de cocodrilo de Villoldo, optó por creer la versión del asesino, quien alega haber sido torturado en Cuba y que el gobierno cubano ha intentado asesinarle en más de una oportunidad. También optó por creer la versión del criminal sobre el hecho de que su padre se había suicidado bajo presión de las autoridades de la Isla en 1959.

Pero validando otro refrán que reza: “Buena es la justicia, si no la doblara la malicia”, Villoldo ya había incursionado en las pútridas cortes norteamericanas para demandar a Cuba en el año 2009 con los mismos falsos e irrisorios argumentos. En esa oportunidad, obtuvo una indemnización cercana a los 1,2 billones de dólares, concedida por otro juez de dudosa trayectoria e imparcialidad nombrado Peter Adrien. Poco después el fallo fue revertido por otro juez federal y esto sirvió a Villoldo para armar su nuevo espectáculo judicial.

Que Gustavo Villoldo es un fan desesperado del dinero, lo demuestra el hecho de que el 26 de octubre de 2007, organizó la macabra e irrespetuosa subasta de un mechón del cabello del Che, de quien fue uno de sus captores y asesinos, por la suma de 100 mil dólares. Dicho mechón de cabello fue a parar a manos de Bill Butler, un librero tejano.

Las ambiciones de lucrar a costa de Cuba en tribunales norteamericanos, para despojarla de sus fondos, no es un hecho aislado, ni solo Villoldo ha participado en estas sucias jugarretas. Jueces benévolos y de clara posición anti cubana, se han congraciado con los mafiosos de La Florida en muchas ocasiones, Aún puede recordarse el fallo que concedió 253 millones de dólares a la familia de Rafael del Pino Siero, de quien se dijo falsamente que fue prisionero inocente en cáceles cubanas, cuando en realidad traicionó a su propia patria. Otro caso fue la compensación por un juez a los familiares de los provocadores de Hermanos al Rescate, fallecidos al ser derribados luego de violar reitera y provocativamente el espacio aéreo cubano, quienes recibieron 188 millones de dólares como indemnización.

LA SAGA LEGAL DE UN CRIMINAL

Como señalara Sófocles, antiguo poeta y dramaturgo griego: “Sólo el tiempo puede revelarnos al hombre justo; al perverso se le puede conocer en un solo día”. El tiempo, empero, ha servido para mostrar el verdadero rostro criminal de Gustavo Villoldo, sus odios enfermizos contra Cuba, sus desmedidas ambiciones personales y su estirpe de criminal de baja estofa.

Nacido el 21 de enero de 1936, en La Habana, Villoldo perteneció a la flor y nata de la burguesía cubana, pues su padre poseía una cuantiosa fortuna como concesionario de la General Motors en Cuba, teniendo varias propiedades en los barrios de Miramar y Baracoa, así como en el balneario de Varadero. Dada su privilegiada posición económica, cursó estudios en Estados Unidos. Gustavo Villoldo Sampera se codeó con los más tenebrosos asesinos de la dictadura de Batista, entre ellos con el torturador y jefe policial Conrado Carratalá Ugalde, con quien compartía en un bar la esquina de 23 y 12, en el barrio de El Vedado.

Carratalá era asiduo visitante de Villoldo Motor´s, la concesionaria de autos de su padre, la que le procuraba beneficios de varios millones anuales, y en pago a sus delaciones contra el movimiento revolucionario le premió con el grado de Capitán “Honorario” de la policía. Descubiertos sus vínculos con la derrotada dictadura, Villoldo se asiló en la Embajada Argentina en la Habana, trasladándose posteriormente a Miami.

Villoldo fue reclutado por la CIA en 1960, para trabajar en los planes contra Cuba, junto a Luis Posada Carriles, Jorge Mas Canosa, Félix Rodríguez Mendigutía y otros contrarrevolucionarios, integrándose al grupo terrorista Los Heraldos de la Muerte.
Luego del sonado fracaso de Playa Girón, donde Villoldo fungió como oficial de seguridad en la Brigada 2506, un numeroso grupo de mercenarios de la fuerza derrotada, ingresó en Fort Benning, para prepararse para servir como cantera al US Army y a la CIA. Entre ellos estaba Gustavo Villoldo, quien alcanzó los grados de segundo teniente y pasó de inmediato a servir a la CIA en sus programas encubiertos contra Cuba y para realizar otras misiones de represión y asesinato en cualquier parte del mundo, junto a Jorge Mas Canosa, Félix Rodríguez Mendigutía, Luis Posada Carriles y otros. Villoldo participó en la invasión a República Dominicana en 1965, en Viet Nam, el Congo y otras naciones.

La CIA encargó a Villoldo, quien usó la falsa identidad de Eduardo González para dirigir las operaciones del Segundo Batallón de Rangers bolivianos para neutralizar a la guerrilla comandada por Ernesto Che Guevara y propiciar la captura del mismo. Su equipo de la CIA estaba integrado también por Félix Rodríguez y Julio García, entre otros. Villoldo estuvo presente en el asesinato del Che en la escuelita de La Higuera, aquel nefasto 9 de octubre de 1967. Luego participó en el entierro de los restos del Guerrillero Heroico y de sus compañeros Willy Cuba y el peruano “Chino” Chang.

Posteriormente, Villoldo participó en operaciones encubiertas de la CIA en Ecuador (1968), Brasil, México, Perú, Guatemala, Honduras (1984), El Salvador (1986) y Nicaragua (1986), fundamentalmente para realizar atentados contra intereses cubanos y personalidades de la izquierda latinoamericana dentro de la condenable Operación Cóndor.

Villoldo fue inculpado por el FBI el 26 de agosto de 1976, por estar relacionado en una operación de tráfico de drogas, al usar su nombre para adquirir un banco que fungía como fachada de la CIA, el National Bank of South, en Hialeah, en La Florida. Los federales que llevaron el caso, Harry Brandson y Joseph Dawson, demostraron el 14 de septiembre de 1978, que Villoldo era parte de una red de narcotraficantes, pero la CIA se entrometió para anular el caso, protegiendo a Villoldo.

Años después, el 20 agosto 2009 el propio Villoldo confesó a un periodista, en su propiedad de West Kendall, haber participado con un team de la CIA, integrado por miembros de la organización terrorista Alpha 66, en el ataque contra un caserío pesquero situado en Boca de Samá, en Holguín, perpetrado el 12 de octubre de 1971 contra varias personas inocentes, varias de las cuales fueron asesinadas y heridas.

Este es, lectores míos, quien pretende presentarse como víctima ante una jueza complaciente en La Florida, propiciando de la misma un fallo bochornoso y totalmente ilegal. Es una prueba más de que, en Estados Unidos, la justicia apesta. Leer artículo completo