17/5/13

Prosperó demanda del norteamericano Alan Gross contra empresa contratista de la USAID

El ciudadano norteamericano Alan Phillip Gross, condenado a 15 años de prisión en Cuba por delito de "Actos Contra la Independencia o la Integridad Territorial del Estado" cubano resolvió el jueves una demanda contra la compañía para la que trabajaba cuando fue arrestado, por no ser apropiadamente advertido ni preparado sobre los riesgos de trabajar en la Isla, informó AP.

Gross fue contratado por una empresa llamada 'Development Alternatives Inc. (DAI)' que, a su vez, tiene un contrato para implementar en Cuba varios programas subversivos promovidos por la agencia estadounidense de ayuda al desarrollo (USAID).

El ente gubernamental estadounidense dispone de un presupuesto anual de 40 millones de dólares para aplicar en lo que llama "el desarrollo de la sociedad civil cubana".

El monto del acuerdo no fue revelado, y sólo cubre a la contratista, no al gobierno.

El director general de la empresa dijo en un comunicado que al resolver la demanda, en la que ninguna parte admite culpabilidad, la compañía puede colaborar con la familia de Gross para traerlo de vuelta a casa.

La esposa de Gross, Judy, dijo en el mismo comunicado que la familia está "muy complacida de que DAI (la contratista) se haya comprometido a ayudar a resarcir el agravio sufrido por nuestra familia".

No obstante, una sustanciosa investigación periodística y otras revelaciones indican que Gross realizó esfuerzos consistentes para evadir la detección de las autoridades cubanas y, por otra parte, las autoridades cubanas han informado a las estadounidenses la voluntad de dialogar sobre el prisionero, sin respuesta de Washington hasta el presente.

Publicar un comentario