8/3/16

Cuba-EEUU: ¿amenas ilustraciones e inocentes disparates o la más vulgar de las propagandas en Pictoline?

Gracias a Pictoline las personas "saben" que Cuba es culpable
de que EE.UU. ocupara Guantánamo.
José Manzaneda, coordinador de Cubainformación TV.-- “Pictoline” es una popular plataforma en Internet que “propone simplificar las noticias de (…) actualidad en forma de dibujos” (1).

Llega cada día a millones de personas a través de las redes sociales (2), y a miles de lectores de los diarios digitales que reproducen sus ilustraciones y caricaturas (3).

Hace unos días, “Pictoline” presentaba una breve animación, en formato gif, titulada “¿Por qué Estados Unidos tiene una cárcel en Cuba?” (4).

En ella, leemos que la Base Naval de Guantánamo existe porque, “tras la independencia (de Cuba) ambos países (Cuba y EEUU) firmaron la Enmienda Platt”, por la que el Gobierno cubano “aceptó rentarle la Bahía de Guantánamo a EEUU de manera perpetua a cambio de 2 mil monedas de oro al año” (5).

No extraña leer este disparate histórico –repetición de la propaganda oficial estadounidense-, si tenemos en cuenta que la fuente para la ilustración es el conocido diario de derechas “The Washington Post”.

La Enmienda Platt que menciona –recordemos- no fue un acuerdo “firmado por ambos países”. Fue un pequeño texto, compuesto de 8 artículos, añadido a la primera Constitución de la República de Cuba, en 1901, por imposición del Gobierno de EEUU, que tenía ocupada militarmente la Isla desde 1898. La Enmienda Platt otorgaba a Washington el derecho a volver a intervenir militarmente en el país en cualquier momento, así como a ocupar tierras “para carboneras o estaciones navales”. Solo aceptando dicho apéndice a la Constitución cubana, EEUU retiraría sus tropas (6).

La Asamblea Constituyente de Cuba no “aceptó rentarle la Bahía de Guantánamo a EEUU”, como dice la ilustración, sino que fue obligada a ello por la fuerza militar (7).

La animación incluye un segundo disparate histórico, en el mismo tono de propaganda: “aunque Fidel Castro no quería a los estadounidenses en la isla –leemos-, cuando llegó al poder les permitió quedarse por temor a ser invadido”.

Pero ¿cómo que Fidel Castro “les permitió quedarse”? El Gobierno cubano exigió la devolución del territorio apenas dos meses después del Triunfo de la Revolución, el 5 de marzo de 1959 (8). Desde entonces, ha rechazado el cobro de cualquier cantidad por supuesto “arrendamiento”. Y ha denunciado, una y otra vez, la ilegalidad de la Base Naval, amparándose en el artículo 52 de la Convención de Viena de 1969, que declara abolido un tratado si se ha usado para él la fuerza o la intervención militar (9). El Gobierno cubano ha utilizado todas las vías posibles, legales y políticas, en su reclamación.

Unos días antes, la misma plataforma Pictoline publicaba otra ilustración, titulada la “Breve Historia del conflicto entre EEUU y Cuba”, que señala con precisión origen y causa del mismo (10). “Todo empezó –leemos- con el Triunfo de la Revolución cubana y la llegada de Fidel Castro al poder”, que “expropió varias empresas estadounidenses”.

Gracias a las divertidas e inocentes ilustraciones de Pictoline, miles de personas ya saben que el culpable del contencioso Cuba-EEUU no fue la superpotencia que llevaba seis décadas de dominio neocolonial sobre un pequeño país pobre y atrasado (11). El instigador de la pelea fue este último, a quien un día se le ocurrió rebelarse contra tanto robo y explotación. E incluso, reclamar un pedazo de su territorio robado sesenta años antes.

Por cierto, si la fuente informativa para la primera ilustración fue el diario conservador “The Washington Post”, ¿saben cuál fue la de esta segunda? El Consejo de Relaciones Exteriores (12), uno de los centros asesores de la política exterior de la Casa Blanca (13).

Así es cómo millones de personas en el mundo, sobre todo jóvenes, son informadas, de forma amena, ligera, desenfadada e inocente, sobre la verdadera historia del conflicto Cuba-EEUU.

Notas
Publicar un comentario