21/10/15

De Facebook a Hitler

Iñigo Sáenz de Ugarte.-- Netanyahu se apresuró a culpar de la ola de violencia de las últimas semanas a la maligna influencia de Facebook, e Internet en general, en un discurso a la dirección del Likud. La fórmula “Osama bin Laden más Mark Zuckerberg” (el fundador de Facebook) suena absurda, pero para nada es original. Tiene que ver con el intento de relacionar a los palestinos con ISIS, como ha hecho en otras ocasiones, y su capacidad de reclutar adeptos en las redes sociales.
Twitter
El martes, el primer ministro israelí elevó la apuesta en un discurso ante el 37º Congreso Sionista con un ejemplo de revisionismo histórico que ningún político de su país se ha atrevido nunca a hacer: reducir la responsabilidad de Hitler en la autoría del Holocausto:

“Y este ataque y otros ataques contra la comunidad judía en 1920, 1921, 1929 fueron instigados por un llamamiento del mufti de Jerusalén, Haj Amin al-Husseini, que fue perseguido por crímenes de guerra más tarde en los juicios de Nuremberg  porque tuvo un papel central en la promoción de la solución final. Voló a Berlín. Hitler no quería exterminar a los judíos en ese momento, quería expulsar a los judíos. Y Haj Amin al-Husseini fue a Hitler y le dijo: “Si los expulsa, vendrán aquí” (a Palestina). “¿Y qué debo hacer con ellos?”, le preguntó. “Quémelos”, dijo.”

Los partidos de la oposición han reaccionado con dureza. “Es realmente vergonzoso, un primer ministro del Estado judío al servicio de los que niegan el Holocausto. Nunca había pasado. No es la primera vez que Netanyahu distorsiona los hechos históricos, pero una mentira de esta magnitud nunca había ocurrido”, ha dicho Itzik Shmuli, diputado de la Unión Sionista (coalición dirigida por los laboristas).

El discurso de Netanyahu es una clara incitación a la violencia contra los palestinos. Adjudica la autoría del exterminio masivo de los judíos durante el nazismo a uno de los principales líderes políticos de los palestinos en los años 30. Es sabido que al-Husseini intentó ganarse el apoyo de los nazis durante la guerra cuando Palestina estaba bajo el mandato británico y los palestinos temían que Londres permitiera la inmigración judía (lo que no siempre ocurrió). El mufti se reunió con Hitler y otros líderes del partido, pero ningún relato histórico que merezca ese nombre le asigna un papel relevante en el genocidio, mucho menos como autor de la idea.

En los mismos discursos en que Netanyahu reescribe la historia, también acusa a los actuales dirigentes palestinos de incitar a la violencia presente. Cuando se producen represalias, como el linchamiento de un joven negro eritreo hace unos días, Netanyahu se distancia de esos hechos que no se pueden entender sin sus palabras que culpan colectivamente a los palestinos incluso sobre hechos históricos tan conocidos como el Holocausto.

GUERRA ETERNA
Publicar un comentario