21/10/15

EEUU sigue con sus planes contra Cuba

Nestor García Iturbe.-- De acuerdo con un artículo de William E. Gibson, reportero del Buró Washington del periódico Sun Sentinel, siguen adelante los planes de la Oficina de Transmisiones para Cuba de crear una serie cómica en la cual se ridiculicen los dirigentes de la revolución Cubana.

Según el artículo, "U.S. plans to satirize Cuban leaders in TV show" el programa saldrá al aire por Tele Martí y tendrá una duración diaria de 30 minutos.

En el propio artículo, el periodista del Sun Sentinel califica esta acción como una provocación, que se realiza al mismo tiempo que se conversa con Cuba para mejorar las relaciones diplomáticas.

La idea que están manejando los productores del programa es presentar de forma jocosa las “injusticias  políticas” que se comenten en Cuba, lo cual, utilizando ese método,  debe ser asimilado más fácilmente por el público de la isla.

Recuerden que ante las dificultades de que la señal de Tele Martí se pueda captar en la isla, la Oficina de Transmisiones para Cuba remite  semanalmente a nuestro país, miles de CD con los programas, muchos de los cuales posteriormente son reproducidos por los famosos “paquetes” que se distribuyen profusamente por ciudades y pueblos de nuestra nación.  La señal no llega, pero el programa llega.

Algunos críticos y funcionaros interesados en avanzar en el proceso de normalización han planteado que no es el momento adecuado para lanzar un programa de televisión de ese tipo, burlándose de los dirigentes cubanos, lo cual es contradictorio con los propósitos de la administración Obama de mostrar respeto, relajar las tensiones y establecer un nuevo tipo de relación.

Sin embargo, lo Oficina de Transmisiones para Cuba está bajo la direccion y forma parte de la administración Obama. Lo que esta realice, necesariamente tiene que estar dentro de los planes aprobados por el ejecutivo, que es quien aprueba los fondos y la política que debe seguir dicha agencia.

¿Será esto un libretazo o una muestra de prepotencia?  Si se han aprobado los fondos para otras actividades subversivas y las mismas continúan y continuarán realizándose, ¿Por qué esta no? Puede que esta sea un complemento de las otras.

William LeoGrande, profesor de la American University, que ha visitado Cuba en varias oportunidades, planteó  consideraba los lideres cubanos no tenían la piel tan fina que no soportaran un poco de crítica humorística, pero era ridículo que una agencia del gobierno estadounidense hiciera tal tipo de acción, al mismo tiempo que la Casa Blanca está tratando de crear un clima de confianza entre los dos gobiernos.

La idea inicial de estas serie humorística formó parte de la estrategia de Televisión Martí trazada en época de Ronald Reagan. En la serie se destacaría los problemas del régimen cubano, la forma de vida en Cuba, las dificultades que diariamente sufría la población y la falta de capacidad de los dirigentes para resolver los problemas.

En el propio artículo se citan las palabras de Laurie Moy, vocero de la Oficina de Transmisiones para Cuba, la cual dice que, aunque ha habido cambios en las relaciones diplomáticas, no se han realizado mejoras en cuanto a la libertad de expresión en la isla. El gobierno tiene un férreo control de la información, por lo que la Oficina de Transmisiones para Cuba continúa con su misión.

Por lo visto, el programa va y nadie  lo detendrá. Quizás esta sea una de las acciones que Obama no tiene prerrogativas presidenciales para cambiar.
Publicar un comentario