17/7/14

Auditan el plan de agresión de EE.UU. contra Cuba denominado ZunZuneo

Un auditor interno de la Agencia para el Desarrollo Internacional estadounidense investiga si el programa del gobierno que creó un "Twitter cubano" tuvo la supervisión adecuada, según el equipo de investigación de la AP en Washington.

Los periodistas Jack Gillum y Desmond Butler señalaron que el servicio, conocido como ZunZuneo, tenía por objeto pasar por alto las restricciones de internet en la isla y socavar al gobierno.

La agencia estadounidense para el Desarrollo, por sus siglas  USAID, ha sido objeto de críticas por usar el programa para enviar mensajes abiertamente políticos y por no informar plenamente al Congreso sobre el alcance de su trabajo allí.

La pesquisa del inspector general se produce luego de una investigación de The Associated Press que en abril reveló la existencia de ZunZuneo. Ese informe encontró que contratistas de USAID desplegaron el servicio de mensajes de texto ocultando fuentes de dinero de los contribuyentes y que nunca le informaron a los suscriptores que contaba con el respaldo del gobierno estadounidense, o que recopilaba datos privados del usuario con fines políticos.

El inspector general de la USAID confirmó el jueves que se estaba centrando en el programa de Twitter cubano y que examina si hubo controles adecuados, incluyendo la debida supervisión de ZunZuneo. Dijo que planea publicar sus hallazgos cuando complete la revisión. Los inspectores generales actúan como auditores dentro de las agencias federales.

El gobierno de Obama ha dicho que ZunZuneo no era un programa encubierto, sino "discreto", y que sirvió a un propósito importante, no político, al ayudar a que la información fluyera más libremente hasta los cubanos. Sin embargo, la AP encontró casos en los que los organizadores redactaron o enviaron mensajes con una fuerte carga política, lo que el Departamento de Estado dijo que sería "preocupante" de llegar a confirmarse.

En abril, la comisión de Relaciones Exteriores del Senado pidió a USAID entregar todos los registros sobre el programa secreto del Twitter cubano como parte de un examen más amplio de los esfuerzos del organismo con la sociedad civil en todo el mundo.

Por su parte, el senador Patrick Leahy, presidente de la subcomisión de asignaciones para operaciones en el extranjero del Senado, también pidió detalles sobre el programa. Su oficina dijo el jueves que la USAID no ha entregado la información todavía, un retraso que el congresista demócrata calificó como "inaceptable".

Dichas solicitudes se produjeron tras una serie de audiencias en el Congreso, durante las cuales los legisladores debatieron si la USAID —más conocida por sus esfuerzos humanitarios— debería ejecutar una misión de ese tipo en lugar de las agencias de espionaje como la CIA. No está claro si la investigación del inspector general se centrará en si la USAID podría haber violado las leyes federales, o en si realizó una operación encubierta.

Los organizadores del ZunZuneo querían que la red social creciera lentamente para evitar que el gobierno cubano la detectara. Tenían la esperanza de que la red alcanzaría una masa crítica para que los disidentes pudieran organizar "multitudes inteligentes", o "smart mobs" en inglés, como se conoce a las reuniones masivas convocadas en cualquier momento, que a su vez pudieran desencadenar manifestaciones políticas, o "renegociar el equilibrio de poder entre el Estado y la sociedad". En su apogeo, ZunZuneo atrajo a más de 68.000 cubanos, de acuerdo con USAID, antes de que desapareciera misteriosamente en 2012.

La USAID dijo que ha entregado todos los mensajes de orientación política de ZunZuneo a los investigadores del Congreso.

La agencia lanzó públicamente ZunZuneo poco después de la detención del contratista estadounidense Alan Gross en Cuba en 2009. Gross permanece encarcelado después de viajar varias veces al país en otra misión independiente y clandestina de la USAID para ampliar el acceso a internet mediante tecnología que sólo utilizan los gobiernos.

El administrador de la USAID Rajiv Shah ha dicho públicamente que el programa se realizó de conformidad con la ley estadounidense y la supervisión del Congreso.
Publicar un comentario