4/3/14

La Coubre, atentado terrorista a Cuba silenciado por Estados Unidos desde 1960 [+ video]

El 4 de marzo de 1960, se produjo la explosión del buque francés "La Coubre" en la bahía de La Habana, acción calificada desde entonces como "terrorista" que dejó 101 muertos y 209 heridos.

El primer estallido fue a las 15:08 hora local en el carguero y 48 minutos después, el segundo, que causó el mayor número de víctimas al ocurrir cuando decenas de personas prestaban auxilio. En el sepelio de las víctimas, el 5 de marzo, Fidel Castro pronunció por primera vez la consigna ¡Patria o Muerte!

El barco transportaba decenas de cajas de explosivos, granadas antitanques y municiones para fusiles FAL adquiridos por el gobierno cubano a Bélgica.

Las autoridades de Estados Unidos, presididas entonces por Dweigh Eisenhower, ejercieron presiones por intermedio de su cónsul y su agregado militar en la nación europea para evitar la venta de armamento a Cuba.

En investigaciones realizadas por expertos nacionales y extranjeros se descartó la posibilidad de un accidente, por el tipo de carga, las medidas de seguridad en su embalaje, las adoptadas para la descarga y la pericia y experiencia de los braceros.

De acuerdo con las pruebas, la causa de las explosiones obedeció a un sabotaje preparado en algún punto de embarque de la travesía.

Se conoció que en el vapor viajaba, sin explicaciones lógicas, un periodista norteamericano, quien embarcó en Le Havre y se dirigía a Omaha, Estados Unidos, y que la nave hizo escala en Miami sin justificación conocida.

La CIA y Estados Unidos deben a los familiares de los fallecidos explicación

En enero de 1960 ya circulaba en Estados Unidos, un proyecto muy abarcador de operaciones encubiertas contra Cuba. Se había constituido el llamado grupo especial WH-4 dentro de la CIA, encargado de coordinar, controlar y ejecutar la agresión para derrocar a la Revolución. Los actos terroristas contra el territorio cubano procedentes de Estados Unidos habían comenzado desde hacía un año.

El 9 de marzo, cinco días después del sabotaje al vapor, se realizó una reunión de coordinación de ese grupo dirigido por el oficial J.C. King, donde fue analizado el impacto del sabotaje en la capacidad de defensa cubana y el 17 del propio mes, con la aprobación del entonces presidente norteamericano Dwight D. Eisenhower, el plan agresor era ya una orden ejecutiva.

Francia y Bélgica, aliados europeos de Estados Unidos, pidieron colaboración a ese país para esclarecer el siniestro que provocó la muerte de ciudadanos franceses y la pérdida de la carga. Buzos norteamericanos participaron, días después, en el reflote de la popa del vapor La Coubre. ¿Qué informaron, a qué conclusiones llegaron, qué informe redactaron sobre su búsqueda, qué encontraron?
Hasta el día de hoy esas respuestas están ocultas en documentos clasificados por el gobierno de Estados Unidos.



Publicar un comentario