Espionaje: La manzana de la discordia

Pedro Pablo Gómez..- Las revelaciones generadas por la información entregada por el funcionario de la CIA, Edward Snowden, acerca de las grabaciones realizadas por la National Security Agency,-NSA- a numerosos gobiernos de su propio sistema capitalista, ha levantado un enorme revuelo de supuestos ofendidos, al enterarse de no haber estado exentos del interés del gobierno de los Estados Unidos de América, por conocer sus opiniones y criterios de los temas que estén tratando en momentos en que pueda surgir algún elemento de sus propios intereses, económicos o políticos.

En los últimos días el Presidente francés y la Canciller de Alemania convocaron al embajador de los EEU, para pedir explicaciones por la intervencion de sus teléfonos personales, lo cual muestra el desconocimiento que había de la práctica del gobierno norteamericano de espiar a sus propios aliados, al parecer los dueños del mundo desconfían hasta de su sombra, esto último conocido recientemente de que habían controlado las conversaciones de 35 lideres internacionales sin su conocimiento, lo que volvió a meter leña al fuego, sembrando la manzana de la discordia.

Desde luego algunos países que saben controlados no han dicho, ni esta boca es mía, mientras otros han hecho tímidos reclamos ante el gobierno yanqui, también viejos vínculos del aparato del estado del norte, como el ex presidente mexicano Vicente Fox, declaró, que no sabía porque se armaba el escándalo, porque era sabido que todo el mundo espiaba, expresó textualmente, "esto es un comportamiento incoherente, andar espiando y quejarte porque te espían"

En la Unión Europea el tema fue analizado por sus miembros en reunión realizada a estos efectos, donde la actual presidenta de la organización Dalia Grupauskaité de Lituania, manifestó se había realizado un análisis crítico pero constructivo, que el espionaje no debía volver a producirse, agregó debían mirar al futuro y tratar que esta situación no se repitiera y que los problemas de la inteligencia debían resolverse. El Primer Ministro de Finlandia, a su vez comentó que la Unión Europea necesitaba un código de conducta, para ver la forma de reaccionar en el futuro, ante este tipo de hechos y que debía tenerse cuidado en las relaciones bilaterales con los EEUU.

Muchos de los afectados tratan de salvar la cara ante sus pueblos, pero en el fondo no se atreven a plantar cara de frente a las decisiones de Obama, el cual obviamente posee la información de lo que realizan sus agencias. No en balde el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney respondió a la prensa
sobre este asunto,"Estados Unidos se reserva el derecho a llevar a cabo actividades de seguimiento y no vamos a hacer comentarios públicos sobre cada concreta y supuesta actividad de inteligencia".

Como podrán observar el dueño del negocio se a tribuye el derecho de controlar a sus afines al igual que al resto del mundo que se creen poseer, nada señores, más de lo mismo, al que no quiera caldo, le dan tres tazas.Todo seguirá igual.

Comentarios