12/9/13

Israel desarrolló armas químicas, revela informe secreto de la CIA

Un documento secreto de Central de Inteligencia Americana (CIA) revela que Israel estableció arsenales de armas químicas como lección de la guerra de Yom Kipur. Aparentemente se trata de gas nervioso del tipo sarín.

Los pormenores aparecen en un artículo publicado la revista "Foreign Policy", basado en un informe descubierto por un investigador de la Biblioteca Presidencial Ronald Reagan en California.

El reporte, escrito en 1982, es parte de una exploración general sobre los arsenales de armas de destrucción masiva en el Oriente Medio, y en los últimos años se ha permitido su publicación. Sin embargo, las partes que hablaban de Israel siguieron bajo la censura hasta hace poco según la web israelí Aurora.

De acuerdo con Foreign Policy, la inteligencia estadounidense cree que Israel posee actualmente varios cientos de ojivas nucleares, y además varias bombas de hidrógeno. Sin embargo, en las últimas décadas se describe en varios reportes que Israel habría desarrollado también armas químicas; aunque nunca se publicaron pruebas concretas que lo confirmaran.

Según el documento elaborado por la CIA, fotografías satelitales norteamericanas tomadas en 1982 "revelan aparentemente la producción y el almacenamiento de gas nervioso". El reporte se refiere a la "instalación secreta de Dimona" – el Centro de Investigación Atómica – como la instalación en donde se realizaron esas actividades.

También, el texto menciona a "otra instalación para la producción de armas químicas en el centro industrial químico israelí". En este caso, el documento se refiere al Instituto Biológico de Nes Ziona a 20 kilómetros al sur de Tel Aviv.

La CIA señaló en aquel momento que "mientras que no podemos confirmar si los israelíes poseen material químico letal, varias evidencias nos hacen pensar que lograron adquirir [la capacidad para armarse de] al menos gas nervioso letal y no letal, gas mostaza, y varios gases para la dispersión de disturbios, y las plataformas de lanzamiento".

"Israel se encuentra rodeado en sus fronteras por países árabes que comenzaron a interesarse por las armas químicas y desarrolló una creciente conciencia sobre los daños que sufriría en un ataque químico (…) esa sensibilidad ha penetrado tras la incautación de grandes cantidades de equipos soviéticos relacionados con las armas químicas en la Guerra de los Seis Días y en la Guerra de Yom Kipur. En consecuencia, Israel impulsó un programa de combate químico para la preparación y el empleo en la defensa y en el ataque".

Foreign Policy señala que en el año 1993 Israel firmó la convención, que ilegaliza la producción, el uso, la proliferación y el almacenamiento de armas químicas; sin embargo (al igual que Birmania) aún no ha ratificado su firma; y por lo tanto, no se encuentra obligado legalmente por el tratado. Tampoco han firmado la convención Angola, Corea del Norte, Egipto, Sudán del Sur y Siria.

Publicar un comentario