La conexión Washington-Bolsonaro contra Cuba

Norelys Morales Aguilera.─ La actuación del presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, es ¿humanitaria o política?

Para justificar el ataque perverso contra los brasileños más pobres y embistiendo a la participación cubana en Más Médicos, Bolsonaro se escudó en supuestas preocupaciones humanitarias y el bienestar de los médicos cubanos, en tanto puso en duda la calidad de su formación profesional. El exmilitar admirador de la dictadura brasileña y chilena con su agresividad ha llegado a insultar a las doctoras cubanas llamándolas "mujeres vestidas de blanco". Indignante.

Sin embargo, la hoja de parra de sus preocupaciones humanitarias y no políticas como intenta hacer creer, fueron evidentes al ofrecer asilo político a médicos cubanos para que no regresen a su país, tras la decisión de Cuba de suspender el programa Más Médicos.

Desde el viernes 2 de noviembre ya había puesto en duda mantener las relaciones diplomáticas con Cuba una vez asuma la presidencia, y criticó nuevamente la situación de los médicos cubanos del programa Mais Medicos en su país, con lo que toca música a los oídos de Washington, en un asunto bastante llevado y traído por la agresividad de Estados Unidos.

No son nuevos los ataques a los médicos cubanos y cantos de sirenas

Durante el gobierno de George W. Bush, en agosto de 2006 fue instaurado el Cuban Medical Professional Parole (en inglés), para estimular el abandono de los médicos en misiones en el exterior, atentando contra Cuba y con incidencia sobre otros países, fundamentalmente del Tercer Mundo.

Tal  iniciativa la coordinó el Departamento de Estado y el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos, que ofrecieron tratamiento especial de las embajadas norteamericanas en cualquier país del mundo y una vía rápida para entrar a Estados Unidos, a profesionales médicos y de enfermería, fisioterapeutas, técnicos de laboratorio y entrenadores deportivos integrados en las misiones médicas cubanas.

Lo lamentable de esta y otras iniciativas es que hay suficientes ejemplos de profesionales, que tras los cantos de sirena, son usados en campañas mediáticas y luego descartados y abandonados a su suerte.

Con posterioridad Barack Obama argumentó argumentó lo que llamó "diplomacia de la salud" de Cuba, como un ataque continuado a la labor internacionalista de los profesionales cubanos, algo que los medios han hecho suyo reiteradamente, junto a las campañas médiáticas contra Cuba.

Así, los médicos cubanos son punto menos que individuos domesticados sin iniciativa personal ni capacidad de altruismo o vocación de servicio, más propio de varios colegios médicos privados, que sienten, sin razón, amenazadas sus oportunidades de lucro con los padecimientos de los más pobres, como sucedió a propósito de la participación de doctores cubanos en el programa “Más Médicos” de la presidenta Dilma Rousseff en Brasil. [1]

Washinton-Bolsonaro contra Cuba

La política externa del gobierno de Jair Bolsonaro en Brasil apunta al establecimiento de relaciones preferenciales con Washington, para lo cual contaría con  el apoyo del senador republicano de Florida Marco Rubio. Se espera una subordinación directa a la administración de Donald Trump. El candidato a vicepresidente de Bolsonaro, general Hamilton Mourao, respaldó el futuro envío de “tropas de paz” brasileñas a Cuba. Y el diputado reelecto Eduardo Bolsonaro, hijo del candidato, prometió “liberar a nuestros hermanos venezolanos del hambre y del socialismo”. [2]

“¿Qué podemos esperar de un candidato que hace la venia ante la bandera de Estados Unidos?”, preguntó el ex canciller de Luiz Inacio Lula Da Silva,  Celso Amorim  refiriéndose a un viaje de Bolsonaro en 2017 a los estados de Florida y Nueva York.

Luego de la gira norteamericana de 2017, Bolsonaro tuvo un encuentro reservado en marzo pasado con el senador republicano Marco Rubio, publicó la revista Carta Capital. Rubio es un exponente del lobby cubano en Senado interesado en ampliar el radio de influencia hasta América del Sur. En agosto pasado el senador Rubio recibió al diputado Eduardo Bolsonaro, que en ese mismo viaje  conversó con Steve Bannon, ideólogo de la ultraderecha global, y quien en 2016 dirigió la campaña electoral de Trump.

En la administración golpista de Michel Temer, ha habido en los últimos meses, visitas a Brasilia del vicepresidente norteamericano Mike Pence y el secretario de Defensa, general James Mattis, cuya agresividad está lista para la órbita gubernativa de Bolsonaro.

Al ser electo el impredecible ex militar, desde el enclave floridano de Miami, mientras la Asamblea General de la ONU condenada abrumadoramente el bloqueo a Cuba, John Bolton, el asesor de seguridad nacional de EE.UU. dio la bienvenida Bolsonaro, como una "señal positiva" para América Latina, cuando elogió a un nuevo aliado contra lo que Bolton llamó una "troika de tiranía": Cuba, Venezuela y Nicaragua.

Bolton trazó una línea clara entre amigos y enemigos, y usó un lenguaje belicoso para avivar los crecientes temores en América Latina de que Washington podría reclutar gobiernos de derecha en Brasil y Colombia para emprender acciones militares contra Venezuela.

Sin prescindir de las Fake News

A partir de los sucesos: 1) ataques e insultos de Bolsonaro 2) retirada de Cuba del programa OPC/Brasil y 3) ofrecimiento de asilo político a los colaborares, los medios corporativos alineados contra Cuba y los sitios contrarrevolucionarios, han arreciado mentiras y ataques donde se destacan las matrices de opinión como que los cubanos no quieren regresar a su patria y que el gobierno revolucionario está hostigando a sus familiares en la Isla, otra perversidad incalificable.

En Brasil habrá trabajadores cubanos que hayan establecido familia allí y su decisión sea radicarse en ese país. Legítimo, pero la felonía es que deberán pedir asilo político. En cuanto al mal trato a las familias en Cuba, no merece más comentario, pero habrá sicarios mediáticos que así lo certifiquen.

El presidente electo llama “dictadura” al gobierno cubano, es responsable ante su propio pueblo. Los cubanos van regresando dignos, y sabiendo que Cuba no puede ser chantajeada para complacer a Estados Unidos. Bolsonaro carece de eso que se llama decoro y dignidad, cuando menos. Y, no conoce a los hijos de la Patria cubana, ni allá ni aquí.

Notas

[1] http://www.cubahora.cu/del-mundo/que-prefiere-la-afp-la-diplomacia-medica-cubana-o-de-los-drones-de-obama
[2] https://www.pagina12.com.ar/151534-bolsonaro-en-el-eje-washington-miami

No hay comentarios.: