China sin evidencias sobre presunta enfermedad en diplomáticos EE.UU.

China reafirmó hoy que sus investigaciones oficiales no hallaron ninguna evidencia sobre los presuntos problemas de salud presentados por diplomáticos de Estados Unidos que laboran en el país.

Hua Chunying, vocera del Minsiterio de Relaciones Exteriores, recordó que desde el primer reporte sobre la misteriosa afección sónica se desarrollaron estudios y presentaron las conclusiones a las autoridades norteamericanas.

'No encontramos ninguna causa o pista que conlleve a la situación mencionada por Estados Unidos', precisó.

La portavoz añadió que aunque Washington no informó formalmente sobre los nuevos casos, Beijing está lista para indagar con responsabilidad sobre el asunto y mantener la comunicación bilateral al respecto.

Hua respondió así a nuevos reportes circulados ayer acerca de la evacuación de dos funcionarios estadounidenses que trabajan en el consulado de la ciudad sureña de Guangzhou por misteriosos síntomas de salud, registrados antes en otro empleado gubernamental.

Un equipo médico evalúa a los afectados, sus colegas y familiares, pues no está claro el número de personas con problemas.

Estos casos siguen a un primero que sintió 'sensaciones de sonido y presión' inusuales y fue diagnosticado con una lesión cerebral traumática leve mientras laboraba en China.

Según el secretario de Estado, el empleado gubernamental tiene indicaciones médicas 'muy similares' y 'completamente consistentes' con las experimentadas por diplomáticos estadounidenses mientras trabajaban en La Habana, Cuba.

Sin embargo, indicó que aún no ha establecido la naturaleza precisa de los problemas de salud ni se sabe si existe una causa común para los casos registrados en la isla caribeña y en China.

El tema de los alegados problemas de salud reportados por diplomáticos en Cuba fue el argumento usado por el Gobierno de Donald Trump para reducir drásticamente el personal en las respectivas embajadas en La Habana y Washington, y tratar de descarrilar la posibilidad de mejoras en las relaciones bilaterales.

EE.UU. saca más funcionarios de China por síntomas de salud

El Departamento norteamericano de Estado evacuó este 6 de junio al menos a dos funcionarios desde China ante la presencia de misteriosos síntomas de salud que ya se registraron recientemente en otro empleado gubernamental, difundió The New York Times.

Según el periódico, ellos trabajaban en el consulado estadounidense en la ciudad sureña de Guangzhou, y sus colegas y familiares están siendo evaluados por un equipo médico de la agencia federal.

El medio, que citó a autoridades, agregó que no está claro el número de personas con síntomas, pero sostuvo que funcionarios consultados esperan la evacuación de más personal estadounidense.

Ya el pasado 23 de mayo el Departamento de Estado advirtió que un empleado del Gobierno reportó 'sensaciones de sonido y presión' inusuales y fue diagnosticado con una lesión cerebral traumática leve mientras laboraba en China.

De acuerdo con la agencia, ese funcionario informó sobre una variedad de problemas físicos desde finales de 2017 hasta abril de 2018, y fue traído de regreso a Estados Unidos para su evaluación.

Ese día, el secretario de la entidad, Mike Pompeo, manifestó ante el Congreso que el empleado gubernamental tiene indicaciones médicas que son 'muy similares' y 'completamente consistentes' con las experimentadas por diplomáticos estadounidenses mientras trabajaban en La Habana, Cuba.

Según el jefe de la diplomacia, equipos médicos estaban sobre el terreno y las autoridades chinas habían ofrecido toda su colaboración.

A decir del Times, las enfermedades parecen más extendidas de lo que el Departamento de Estado comunicó inicialmente el mes pasado sobre la primera persona afectada en Guangzhou, donde hay 170 diplomáticos o empleados estadounidenses con sus familiares.

Un alto funcionario dijo que un número considerable había sido sometido a pruebas por parte de los médicos del Departamento de Estado que llegaron el 31 de mayo o que pronto pasarían por ellas, agregó el periódico.

El medio detalló que el último norteamericano evacuado en la ciudad china fue Mark Lenzi, un oficial de ingeniería de seguridad en el consulado que dijo haber sufrido en los últimos meses de lo que describió como síntomas neurológicos.

La víspera, Pompeo anunció en un comunicado que el 23 de mayo Washington creó el Grupo de Trabajo de Respuesta a los Incidentes de Salud, para actuar como coordinador de las actividades de varias agencias que incluyen la identificación y el tratamiento del personal afectado.

El jefe de la diplomacia estadounidense agregó que aún no ha establecido la naturaleza precisa de los problemas de salud ni se sabe si existe una causa común para los casos registrados en la isla y en China.

La cuestión de los problemas reportados por diplomáticos en Cuba fue empleada el pasado año como justificación por el Gobierno de Donald Trump para reducir drásticamente el personal en las respectivas embajadas en La Habana y Washington, pese a desconocer las causas o responsables de los síntomas.

Fuente: Prensa Latina

No hay comentarios.: