Snowden lo cuenta todo sobre las torturas inhumanas dirigidas por la nueva jefa de la CIA

Mandel Ngan/AFP/Getty Images
El exagente de los servicios de inteligencia de EEUU Edward Snowden comentó las torturas en las cárceles estadounidenses e indicó que los actos de crueldad fueron supervisados por la nueva directora de la CIA, Gina Haspel.

Haspel ordenó personalmente destruir un centenar de cintas con grabaciones de las torturas realizadas por la CIA, según indicó Edward Snowden en su cuenta de Twitter.


El exagente precisó en qué consistían algunas de estas crueles prácticas: golpear a una mujer embarazada en el estómago, violar a un hombre que se negó a comer y congelar a un prisionero encadenado hasta la muerte.


Anteriormente, la ONG estadounidense National Security Archive desclasificó varios documentos de la CIA que prueban que la jefa actual de la agencia supervisó también torturas por inmersión en el agua.

Varios activistas, médicos y militares estadounidenses se opusieron a la designación de Haspel. Así, 109 generales estadounidenses y almirantes retirados firmaron una petición exigiendo que las autoridades rechazaran el nombramiento de Haspel, "íntimamente involucrada en torturas".

Entre los detractores de la nueva directora de la CIA destaca el senador republicano John McCain, que repudia la participación de Haspel en el programa de torturas. "El papel de Haspel en la supervisión del uso de la tortura por parte de estadounidenses es inquietante. Su negativa a reconocer la inmoralidad de la tortura es decalificante", expresó el propio McCain a través de un comunicado.

Sin embargo, en la votación del Senado salió adelante este jueves por 54 votos a favor y 45 en contra, después de que varios demócratas se decantaran a favor del nombramiento de la nueva directora de la CIA.

Diferentes funcionarios de la CIA lanzaron una campaña sin precedentes para impulsar la candidatura de Haspel. Entre ellos destacan dos exdirectores de la CIA, John Brennan y Leon Panetta, que tuvieron conversaciones con algunos legisladores, o James Clapper, director de inteligencia nacional del expresidente Barack Obama.

Por otra parte,  la investigación del Departamento de Justicia de EEUU al respecto terminó sin acusaciones contra la agente.

De modo, que una torturadora es parte del "singular" equipo de halcones y guerreristas de Donald Trump.

Agencias

1 comentario:

Loam dijo...

En la Administración Estadounidense, no se trata solamente de manzanas podridas, es el cesto mismo el que está podrido.