"Disidencia" legitima la democracia en la isla [+ video]

Ivana Belén Ruiz y José Manzaneda.─ El 26 de noviembre se celebrará en Cuba la primera fase del proceso electoral del que saldrá, en 2018, el próximo presidente o presidenta del país.

La “disidencia” cubana había anunciado la presentación de 170 candidaturas en diferentes municipios, haciendo uso de lo que permite la Ley electoral.

Se anunciaron hasta siete “plataformas electorales”, subvencionadas desde EEUU y Europa, y con personal formado en centros como el Instituto Republicano Internacional o el Instituto Nacional Demócrata.

Pero olvidaron que en Cuba lobbies, campañas mediáticas y marketing no influyen en las candidaturas, que son propuestas por cada vecindario reunido, en asamblea, en los barrios.

Y en esas asambleas no eligieron a uno solo de los supuestos 170 “opositores”.

Ahora, a la “disidencia” cubana le queda el recurso de siempre: llamar a la abstención, al voto en blanco, o nulo, que jamás ha superado, en total, el 18 % del censo.

Pero en todo esto hay un hecho significativo. Verdaderamente histórico: la “disidencia” cubana acaba de legitimar –por vez primera- el sistema electoral y la democracia cubana.


Cubainformación TV.

Comentarios