10/7/16

Terroristas en reciclaje a "pacifistas" contra Cuba [+ video]

Norelys Morales Aguilera.─ Sí, cuando hoy no hay que explicar la naturaleza del ideario de quienes practican el terrorismo, los prófugos de la justicia cubana por terrorismo asentados en Estados Unidos, entrenador y finacista, se encuentran deslumbrados por las teorías de Gene Sharp y lanzan campañas mediáticas para la "reconversión de sus métodos de lucha": ahora entrenan a los nuevos terroristas que viajan desde Cuba.

Son muchos los que lucran con este boom, pero el más reciente caso es sorprendente, aunque debierna decirse alucinante lo del sujeto que ordenó lanzar dos latas de explosivo en el Cabaret Tropicana, de La Habana, sin importar cuántos inocentes habrían muerto en ese acto terrorista, frustrado por las autoridades cubanas. Su nombre es Santiago Álvarez Fernández Magriñá.

El impresentable Nuevo Herald, aliado al terrorismo de los "muchachos de la CIA" ha argumentado, como si eso fuera posible, que Santiago Álvarez aboga por la "Lucha pacífica". [1] 

Así lo explicó ese diario con un cinismo tan explícito, que solo lo justifica la propagada gobbeliana a la que echan mano en el guerra contra Cuba que se sostiene en el tiempo:

"los años han cambiado y Alvarez ahora lucha en otra forma contra Castro. Su lucha es pacífica. Su principal objetivo es entrenar a los opositores cubanos a los que trae a Estados Unidos para prepararlos en los principios básicos de la democracia. La lucha armada quedó atrás. Ahora él lucha por preparar a los opositores a regresar a Cuba listos para defender la democracia, los derechos humanos, la prensa libre, trabajar en las redes sociales modernas, en las comunicaciones y las elecciones multipartidistas."

Y, para confirmar la engañifa, el articulista de El Nuevo Herald presenta el escenario:

"No viaja a la isla. La lucha armada quedó atrás. Hoy trae a opositores cubanos a Estados Unidos para asistir a seminarios en la Casa Bacardí de la Universidad de Miami. Allí los ayudan los miembros del Instituto de Estudios Cubanos y Cubano Americanos de ese centro. Sin ellos no habría nada, dijo Alvarez.Ya ha pagado por el traslado, la estadía y los estudios de opositores cubanos en varios seminarios. Son decenas los opositores preparados en la lucha pacífica por la democracia. Y lo más importante es que todos ellos, después de venir a Estados Unidos y participar en estos cursos, regresan a Cuba. Esa es su obligación y la cumplen con fervor patriótico.Los opositores que regresan a la isla se mantienen en comunicación con Alvarez..."

Santiago Alvarez es un personaje muy conocido en Miami como un capo de la mafiosa Fundación Nacional Cubano-Americana. Es el promotor de la organización Rescate Jurídico que declara que se dedica a la lucha pacífica, pero en verdad lo que hace es apoyar a personas violentas y luego facilitarles asesoría legal si son detenidas mientras cometen sus crímenes.

En abril de 2014 fuerzas del Ministerio del Interior detuvieron a los ciudadanos de origen cubano y residentes en Miami José Ortega Amador, Obdulio Rodríguez González, Raibel Pacheco Santos y Félix Monzón Álvarez, cuando planificaban ejecutar acciones terroristas en el territorio cubano. [2]

Los detenidos reconocieron que pretendían atacar instalaciones militares con el objetivo de promover acciones violentas. Con tales fines, desde mediados del 2013, tres de ellos habían realizado varios viajes a la Isla para estudiar y modelar su ejecución.

Declararon, además, que estos planes se han estado organizando bajo la dirección de los terroristas Santiago Álvarez Fernández Magriñá, Osvaldo Mitat y Manuel Alzugaray, quienes residen en Miami y mantienen estrechos vínculos con el connotado terrorista Luis Posada Carriles.

En dos años se ha producido la supuesta reconversión a la "lucha pacífica". (¡!)

Un conocedor de estos personajes, el periodista cubano residente en Miami, Edmundo García, ha contado que entre los proyectos de que más alardean Santiago Álvarez y sus seguidores de la llamada Fundación Rescate Jurídico, se encuentra el fracasado cabildeo para que le fuera entregado el Premio Nobel de la Paz a las Damas de Blanco de Berta Soler. Un plan que implicaba financiamiento e intromisión en las acciones de la propia organización.

El grupo del terrorista Santiago Álvarez también reconoce que: “Recaudamos más de $400,000 para ayudar a defender a 4 cubanos anticastristas que  fueron encarcelados en Panamá por tratar de propiciar la fuga de un general castrista.  Además, la FRJ proveyó asistencia esencial para los familiares de los presos y negoció con la Presidenta de  Panamá para lograr su perdón y excarcelación a los Estados Unidos.” [3]

Santiago Álvarez estuvo alardeando en la emisora Radio Mambí sobre hechos como esos, junto a los terroristas Luis Posada Carriles, Gaspar Jiménez Escobedo y Pedro Remón, que estuvieron dispuestos a volar el paraninfo de la Universidad de Panamá donde debían encontrarse centenares de jóvenes para escuchar una intervención del Comandante en Jefe Fidel Castro. Los terroristas tuvieron el atrevimiento de celebrar públicamente el indulto otorgado por la ex presidenta Mireya Moscoso; cuyos vínculos con la congresista Ileana Ros-Lehtinen son conocidos. [4] 

El diálogo con la autorización para que uno de sus esbirros lanzara un explosivo en el cabaret Tropicana, es el siguiente:

─ Sicario: “El otro día, que me dijiste lo de Tropicana, ¿tú quieres que yo haga algo allá?”

─ Santiago Álvarez: “Si quieres hacer eso mejor, a mí me da lo mismo. Ahí se entra por una ventana con un par de laticas y se acaba aquello, y es menos riesgoso”.

video

Con Santiago Álvarez, o cerca de Santiago Álvarez, están Antúnez, José Daniel Ferrer, Antonio Rodiles, Marta Beatriz Roque, Berta Soler y otros de los "disidentes viajeros o becados". También un grupo llamado “Unión”, formado en New Jersey por personas igualmente violentas y falsamente pacifistas que se han reactivado bajo la protección de Bob Menéndez y Albio Sires, también ha publicado Edmundo García.

Al citar estos nombres se puede ver no solo la extraña conversión, sino la hipócrita campaña mediática que se desarrolla en torno a estos personajes de la mal llamada "disidencia cubana" u "opositores", en el nuevo escenario que pretende por cualquier medio, violento o no, derribar la revolución, bajo un manto de legalidad y acusaciones de represión en la Isla.

Terroristas y "nueva disidencia" trabajan aceleradamente, dado que Estados Unidos no ha desmontado su aparato de agresión contra Cuba ni disminuido los fondos que destina a la subversión, mientras negocia una rara "normalizacion" con la Isla.

Cuando los lobos de visten de ovejas, suelen ser más peligrosos. Santiago Álvarez Fernández Magriñá y sus compinches y asalariados no son la excepción. El presidente Barack Obama no lo puede ignorar.

Notas

[1] http://www.elnuevoherald.com/opinion-es/opin-col-blogs/opinion-sobre-cuba/article88283387.html 
[2] http://www.cnctv.icrt.cu/2014/05/07/detenidos-en-cuba-cuatro-terroristas-procedentes-de-miami
[3] http://www.fundacionrescatejuridico.com/nuestro-historial-de-servicio.html
[4] http://latardesemueve.com/archives/506
Publicar un comentario