5/7/16

Damas de blanco como trampantojo

“Uno de los pilares fundamentales de la política exterior 
de Washington hacia Cuba consiste en financiar a una 
oposición interna.” Extraído de las “Conversaciones con
 Ricardo Alarcón”, del libro “Cuba ¡palabra a la defensa!.” 
Autor: Salim Lamrani. Editorial Hiru.

Ramón Pedregal Casanova.─ En la entrada al cuento “El escarabajo de oro” E.A. Poe escribió: “¡Hola, hola! ¡Este hombre baila como un loco! Lo ha picado la tarántula. (Todo al revés)”.

¿Baila o no baila?, ¿Le ha picado la tarántula, sí o no? El cuento trata sobre el comportamiento como signo para saber lo que alguien no dice. Los actos nos llevan a la idea oculta, la acción expresa el pensamiento.

Cuando en la imagen el personaje parece bailar pero no baila, porque todo es al revés, sabemos que la imagen es falsa, aparenta una cosa y es otra, entonces decimos que el personaje es un trampantojo.

Por ejemplo: unas damas vestida de blanco buscan representar en su ropa blanca la pureza, salen a la calle ocultando al resto de los mortales la realidad de su propósito, ¿el blanco es la pureza?, ¿no es tan sólo una imagen y puede ocultar lo más terrible?

Las Damas de blanco, ¿la pureza?, cogen el dinero para mercenarios y corren a la calle habanera a hacer propaganda del bloqueo a Cuba, les ha picado la tarántula yankee, y pierden la dignidad, la ética, la independencia patria. ¿Por qué si no el bloqueo es condenado por todos los gobiernos del mundo?

Las Damas de blanco también alaban la dictadura de Batista, que sostenía a Cuba como una colonia estadounidense, y al pueblo sin alfabetizar, sin sanidad, sin trabajo, con represión política y social para defender latifundistas, banqueros, multinacionales y mafias locales y estadounidenses: la Historia está ahí.

Pero las Damas de blanco quieren que creamos que bailan, ¡todo al revés!: el gobierno de EEUU financia, -lo refleja en sus presupuestos estatales- al grupo Damas de blanco y a otros para que jaleen diciendo defender los Derechos Humanos.

Aunque sólo sea el título “Derechos Humanos” ¿cabe éste en el bloqueo al pueblo cubano?

¿Cabe el título “Derechos Humanos” en algún rincón del territorio ocupado por EEUU en contra de la voluntad de Cuba?

¿Ha entrado en la cárcel de Guantánamo, al margen de toda ley, una sola pizca de Derechos Humanos?

El grupo de traje blanco ¿también encuentra Derechos Humanos en su oposición al diálogo entre Cuba y EEUU?

¿Encuentra el grupúsculo proyankee los Derechos Humanos entre los criminales y terroristas anticubanos capturados o que lanzan sus ataques desde EEUU?

Cuando para escandalizar anuncian una huelga de hambre, ¿por qué comen a escondidas?, ¡hay grabación de ese decir una cosa y hacer lo contrario! ¡es otro sello de su miserable condición!

El grupo que se hace llamar Damas de blanco ¿baila o es que les ha picado la tarántula? E.A. Poe dice que es ¡todo al revés!, son un trampantojo, quieren aparentar una cosa y son otra.

Las que se llaman Damas, picadas por la tarántula ¿por qué quieren vender el crecepelo que te deja calvo?, ¿por qué nos quieren vender lo más viejo y despreciable del mundo, la explotación de la mayoría por unos pocos, la dominación de un gobierno extranjero, la vida sin valores solidarios?

A las Damas de blanco habría que llamarlas las Damas de banco, cobran del banco imperial, y en baile de trampantojos también se dividen en pelea por el dinero mercenario, es la picadura del imperio.

La conocida como dirigente de tales Damas, Berta Soler, deja sin su paga a las que no la obedecen, se queda con la paga que le entrega la embajada de EEUU, o la divide entre sus más fieles; no digo nada imaginado, las acusaciones las han hecho públicas, con grabación de vídeo también, algunas de las que han abandonado el grupúsculo. De paso queda sabido que a las espaldas de Berta Soler se encuentra Angel Moya, el marido, y Antonio Rodiles, promotor de jaleo callejero que se hace conocer como miembro del trampantojo Todos marchamos.

Nuestro siglo tecnológico y científico ha puesto en evidencia que lo que vemos puede no ser cierto, o es parcial, o es un elemento mutante; y también ha puesto en evidencia que debemos emplear la razón ya que en ocasiones nuestra subjetividad no acepta los hechos y las conclusiones que nos ofrece, lo que la realidad nos dice. ¡Las Damas bailan!: no, es que les ha picado la tarántula yankee y por eso dicen todo al revés.

Las Damas son como un trampantojo.
_________________________
Ramón Pedregal Casanova es autor de “Gaza 51 días”, “Siete Novelas de la Memoria Histórica. Posfacios”, y “Dietario de crisis”. Es presidente de la Asociación Europea de Cooperación Internacional y Estudios Sociales, AMANE. 

Rebelión
Publicar un comentario