13/6/16

Almagro conduce a la OEA hacia los peores años de la Guerra Fría

El presidente de la Conferencia Permanente de Partidos Políticos de América Latina y el Caribe acusó al secretario general de la Organización de Estados Americanos de retrotraer ese organismo hemisférico a los peores años de la guerra fría.

Manolo Pichardo dijo que Luis Almagro ha vuelto a poner la OEA al servicio de los intereses del Departamento de Estado de los Estados Unidos y de espalda a las democracias de la región latinoamericana y caribeña.

Pichardo advirtió a Almagro que no trate de aprovechar la reunión de la Asamblea General que se
reúne a partir de este lunes en Santo Domingo, República Dominicana,  para tratar de acosar al gobierno venezolano con la activación de la Carta Democrática, iniciativa que dicho sea de paso ya fue derrotada en el último encuentro que se celebró en Washington.

Entrevistado en el programa D´Agenda, el presidente de la Copppal dijo que el secretario general de la OEA ya se ha descalificado para dirimir la situación que enfrenta Venezuela porque ya él ha tomado parte a favor de uno de los sectores envueltos en la crisis.

Criticó que Luis Almagro no haya entendido el rol que le toca jugar en este nuevo esquema de América Latina, y a la vez que le recordó que la región ya es otra cosa, donde no impera la situación que prevalecía en la guerra fría.

“La OEA antes fue un organismo al servicio de los intereses de Estados Unidos, y eso cambió un poco en la gestión de del chileno José Miguel Insulza, pero con Almagro ha vuelto a retroceder, y  ha vuelto nuevamente a responder a los intereses norteamericanos”, insistió Manolo Pichardo.

Argumentó que resulta inconcebible que Almagro apele a la Carta Democrática de la OEA para aplicársela la Venezuela cuando la Unión de Naciones del Sur lleva a cabo una gestión de mediación, al frente de la cual están los Expresidentes José Luis Rodríguez Zapatero, Leonel Fernández y Martín Torrijos.

Hay un problema político en Venezuela, un enfrentamiento entre el gobierno y el PSUV con la coalición de la Mesa de la Unidad Democrática, entonces UNASUR ha pretendido buscar una solución negociada a ese problema”, explicó.

Recordó que la difícil situación por la que atraviesa el pueblo venezolano tiene factores endógenos y exógenos, porque indudablemente en el plano interno se han cometido errores, pero el gobierno alega ser víctima de una guerra económica.

Dijo que esos expresidentes han prestado su colaboración y su prestigio para ayudar a resolver el problema venezolano y evitar que la situación degenere en cuestiones mayores.

“Y lo de Almagro es un boicot, él se ha está poniendo de lado de fuerzas extranjeras que lo que quiere es derrocar el gobierno, y la idea de la Unión de Naciones del Sur es lograr un entendimiento entre las partes y que los venezolanos sean quienes resuelvan su situación”, precisó.

Rechazó la insistencia que tiene Almagro de apelar a la Carta de Democrática para aplicársela al gobierno venezolano y sacarlo de la comunidad interamericana, no obstante dicha iniciativa haber sido desestimada en el citado encuentro de la OEA, en el que dicho sea de paso el secretario general no estuvo presente.

El dirigente Peledeísta Manolo Pichardo defendió los pronunciamientos que ha venido haciendo el doctor Franklin Almeyda Rancier, y que como respuesta recibió ácidas críticas de dos altos funcionarios del gobierno.

Pichardo quien es miembro del Comité Central de la organización oficialista recordó que Almeyda Rancier es un fundador del PLD que merece ser respetado por su trayectoria dentro y fuera de las actividades políticas.

“El PLD se ha convertido en una gran maquinaria electoral, pero eso es peligroso porque cuando tu no tiene una orientación ideológica, entonces como que los pies se te van poniendo de barro”, explicó Manolo Pichardo al coincidir con el exministro de Interior y Policía.

Argumentó que el problema del Partido de la Liberación Dominicana y  los pies de barro está en que se ha desmontado la estructura de la organización, la falta de formación de la militancia y el abandono de los métodos de trabajo.

“Y por eso insisto hay que abocarse a refundar el Partido de la Liberación Dominicana, y lo que se está dando, y los pronunciamientos de Franklin no es asunto de grupo porque eso es coyuntural, es un asunto de que debemos retomar nuestros orígenes”, argumentó.

Dijo que en el partido de gobierno los organismos no funcionan, ya que no se reúnen los comités de base, intermedios, Comité Central ni Comité Político y por eso la gente tiene que ir a los medios a expresar sus preocupaciones.

“Entonces a un dirigente del calibre de Franklin Almeyda hay que respetarlo, porque también uno tiene que tener cuidado y respetar un poco los galones y respetar esa trayectoria de un individuo que tiene una vida frugal, que no vino a buscar nada y que se ha sacrificado por esta organización, que fue fundador y se fue una vez y entró como circulísta, o sea un tipo que tiene su mérito, yo en ese caso me pongo del lado del compañero”, dijo.

Dijo que los pronunciamientos de Almeyda no son parte de un enfrentamiento de grupo, aunque él personalmente favorece las corrientes ideológicas dentro de los partidos, ya que las mismas le impregnan contenido político al debate, mientras que los grupos lo que andan es buscando beneficios personales.

Dice que comparte con Franklin Almeyda la preocupación sobre el rumbo que está tomando el Partido de la Liberación Dominicana.

“Esas preocupaciones las tienen las mayoría de los compañeros, lo que pasa es que tienen miedo y no pueden hablar, vamos hablar, por qué hay que tenerle miedo a las ideas, no hay que tenerle miedo a las ideas”, subrayó Manolo Pichardo.

Agregó que algunos le tienen miedo a las ideas porque resulta que en los partidos políticos hoy en día es peligroso tener ideas, porque el que tiene idea está en el subsuelo y lo desprecian, dicen que es un soñador, que está en el aire y no lo toman en cuenta, porque lo importante es el pragmático, el que pueda ir a buscar el voto sin importar su conducta moral.
Publicar un comentario