22/4/16

Denuncia Dilma Rousseff en ONU grave momento que vive Brasil

La presidenta Dilma Rousseff advirtió este viernes 22 de abril, en Naciones Unidas sobre el grave momento que vive Brasil, en una clara alusión al golpe parlamentario-mediático-judicial que enfrenta y a través del cual se le pretende someter a un juicio político.

Brasil es un gran país con una sociedad que supo vencer el autoritarismo y construir una pujante democracia, sostuvo la jefa de Estado al intervenir en la ceremonia de firma del Acuerdo de París sobre cambio climático. Remarcó además que el suyo es un pueblo trabajador, que aprecia la libertad y sabrá, sin dudas, impedir cualquier retroceso.

Expertos y delegados gubernamentales en la ONU analizan los procedimientos que ha traído consigo el nuevo mundo y afectan al planeta, a propósito de celebrarse el Día Internacional de la Madre Tierra este 22 de abril.

La mandataria brasileña ratificó por otra parte el compromiso de su gobierno de asegurar la pronta entrada en vigor de este acuerdo cuya conclusión, dijo, representó un marco histórico en la construcción del mundo que queremos, de desarrollo sostenible para todos.

Alertó, sin embargo, que en lo adelante el camino resulta más desafiante, pues se trata de transformar las ambiciosas aspiraciones manifiestas en resultados concretos, refirió PL.

Rousseff recordó que la mitigación del fenómeno requiere de una movilización continua y de recursos adecuados, informó por su parte, el Centro de Noticias de la ONU.

“Es fundamental incrementar el financiamiento más allá de los 100.000 millones prometidos. Es imperativo que reorientemos permanentemente los recursos para apoyar las medidas que solucionen el problema y para mejorar las estrategias de adaptación, salud pública y desarrollo sostenible”, dijo.

La mandataria brasileña subrayó que también es necesario que el sector privado emprenda acciones sólidas para reducir las emisiones contaminantes.

Reiteró que para 2025 Brasil disminuirá un 37% las emisiones de efecto invernadero y que intentará elevar a 43% la cifra para 2030, además de que no deforestará la selva amazónica.
Publicar un comentario