4/3/16

Condena desde Cuba por asesinato de Berta Cáceres [+ video]

Callaron su voz pero encendieron la hoguera: en video

Las organizaciones sociales y de masas de la Revolución Cubana que acompañamos los esfuerzos articuladores y de lucha por la justicia social y unidad entre nuestros pueblos, que recorremos el camino de la dignidad y la esperanza, quienes compartimos la batalla contra el imperialismo y la opresión al lado de nuestros hermanos y hermanas de las organizaciones y movimientos populares en América Latina y el Caribe, manifestamos nuestra más profunda indignación y firme condena por el asesinato de la líder de la comunidad lenca, coordinadora del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH) y defensora de los derechos humanos, nuestra hermana Berta Cáceres, publicó web del ICAP.
Amanecimos con la triste noticia de otro muy doloroso suceso en Honduras, duro como aquel que nos arrebató a ese país centroamericano de su incipiente proceso de cambios. Hoy se trata de una querida luchadora social, que no ha fallecido por causas de naturaleza humana, sino por la inhumana voracidad de silenciar a quienes son capaces de levantar a los pueblos oprimidos. Sicarios que sienten miedo porque no tenemos miedo.

Este suceso atroz demuestra una vez más que las amenazas de muerte contra defensores y defensoras de los derechos sociales y medioambientales se mantienen latentes, no han cesado, crecen en ese país centroamericano. Este crimen político constituye una afrenta no solo para Honduras, sino para todos los pueblos del continente y del mundo.

Según el Informe ¿Cuántos más? de Global Witness, entre 2002 y 2014 se produjeron 111 asesinatos de activistas ambientales en territorio hondureño. Más de 80 tuvieron lugar sólo en los últimos tres años en el Bajo Aguán, región donde Berta Cáceres puso en peligro su vida y no fue ajena a actos de hostigamiento y amenazas. Las comunidades indígenas lencas, quienes habitan el occidente hondureño, luchan en defensa de su territorio ancestral que se ve amenazado por proyectos hidroeléctricos y concesiones mineras aprobados sin previa consulta popular.

Exigimos que los autores intelectuales y materiales sean castigados con todo el peso de la ley. Que este lamentable asesinato político no quede impune. Que cese en Honduras la criminalización de la protesta social.

Bertica, como la llamaremos siempre, supo ganarse el cariño y respeto de quienes tuvimos el privilegio de conocerla. Supo defender los derechos de las mujeres, de los indígenas, de los campesinos, arraigó el sentido de la justicia, y por ellos entregó prematuramente su muy fértil vida. Ni hostigamientos, ni persecución, ni amenazas pudieron detener su firme determinación. Su única arma era la voz, nunca anduvo armada, la amenazaron y asesinaron por su capacidad para resistir, convocar y vencer.

En la tradición lenca, en los ríos residen los espíritus femeninos y las mujeres son sus principales guardianas. Por esta decisiva causa recibió el Premio Medioambiental Goldman del año 2015, el máximo reconocimiento mundial para activistas del medio ambiente y la defensa de la naturaleza. Al recibir ese justo galardón, denunció las constantes amenazas a su integridad personal y de su familia.

En su activo rol dentro del proceso de acompañamiento y compromiso social integró la red Grito de los Excluidos y la Articulación Continental de Movimientos Sociales hacia el ALBA, entre otros espacios de unidad.

Llegue a todos los familiares, amigos, compañeros de lucha, y al pueblo de Honduras el dolor que compartimos por el asesinato de nuestra querida compañera Bertica, reciban el pesar que va acompañado del más enérgico rechazo al crimen que nos indigna y nos compromete, cada día más, a seguir al lado de los humildes, batallando para los humildes.

Hoy los ríos de Honduras --esos que conectan con los llanos y montañas, con la sangre derramada por sus más nobles hijos, con las venas abiertas de América Latina-- lloran. Lloran por la ausencia física de una de sus más firmes y consecuentes guardianas.

El crimen y la injusticia nos reafirman que no queda otro camino que continuar la lucha.

¡Juicio y castigo a los cobardes asesinos!

¡Berta vive, la lucha sigue!

¡Berta Cáceres, PRESENTE!

¡HASTA LA VICTORIA SIEMPRE!

La Habana, 3 de marzo de 2016



La presente declaración de condena acaba de hacerse pública en la vigilia por Berta Cáceres y por la continuidad de la lucha antimperialista, celebrada en la sede del Centro Memorial Martin Luther King Jr.

La suscriben por el Capítulo Cubano de las articulaciones de movimientos sociales a las que pertenecemos:

- Centro Memorial Dr. Martin Luther King, Jr.

- Organización de Solidaridad de los Pueblos de Asia, África y América Latina / OSPAAAL

- Central de Trabajadores de Cuba

- Asociación Nacional de Agricultores Pequeños

- Federación de Mujeres Cubanas

- Federación Estudiantil Universitaria

- Organización Continental Latinoamericana y Caribeña de Estudiantes / OCLAE

- Red en Defensa de la Humanidad – Cuba

- Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos

- Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos

- Grupo GALFISA / Instituto de Filosofía de Cuba
Publicar un comentario