23/10/15

Falsa noticia de tropas cubanas en Siria: ¿sólo un nuevo bulo para ganar audiencia, o mucho más? [+ video]

Fox News no ha ofrecido un desmentido
José Manzaneda, coordinador de Cubainformación TV.-- La extrema derecha cubanoamericana se agarra desesperadamente a la guerra psicológica para dinamitar el proceso de diálogo Cuba-EEUU (1). El último ejemplo: la noticia falsa del canal Fox News, repetida por medios de todo el mundo, de que Cuba habría enviado tropas a la guerra en Siria (2).

Tanto el Gobierno cubano (3) como el Gobierno sirio (4) han desmentido categóricamente la información. Incluso dos portavoces del Gobierno de EEUU, en sendas ruedas de prensa, afirmaban no tener “reporte en absoluto que corrobore” dicha noticia (5) (6).

Los titulares no tienen desperdicio. Leíamos en “The Washington Times” que un “Jefe militar cubano, según informes, visita Siria en apoyo del régimen de Assad” (7). El portal argentino Infobae aseguraba que “el régimen cubano envió al jefe de sus FFAA a Siria para apoyar a Rusia” (8). El diario español ABC apuntaba a Cuba como “aliado de Rusia y Al Asad en Siria” (9).

Varias webs de derecha señalaban que “Cuba despliega 300 militares en Siria para tripular tanques rusos” (10). Y el medio israelí Debka multiplicaba la cifra hasta “2.000 cubanos en Siria”, lo que provocaba la “perturbación” –aseguraba- en “Israel” (11). Incluso Deutsche Welle, la supuestamente “rigurosa” cadena pública alemana, daba credibilidad a la noticia (12).

El análisis de fuentes de semejante invento informativo nos ilustra sobre los actores que habitualmente intervienen en estas campañas de guerra psicológica. Veamos.

El Instituto de Estudios Cubanos y Cubano-Americanos (13), un centro vinculado a la ultraderecha de Miami y opuesto al actual diálogo Cuba-EEUU (14), sostiene que hizo pública la información que recibió de un supuesto “militar árabe” anónimo. Así lo narraba su director, Jaime Suchlicki, en un canal de Miami: “Un militar árabe estaba en el aeropuerto de Damasco en el momento en que llegaban dos aviones Ilyushin con un grupo de oficiales y personal militar cubano. El individuo parece que habló con alguno de los militares y le dijeron que ellos venían a ayudar y a manejar los tanques rusos que estaban en Siria” (15). Las preguntas son evidentes: ¿qué hacía un “militar árabe” en Siria, un país en guerra que no tiene entre sus aliados militares directos a ningún país árabe? Y si esa persona quiso dar a conocer al mundo semejante bomba informativa, ¿no tenía a mano una cámara o un teléfono celular para grabarla o fotografiarla? (16)

Jaime Suchlicki continúa el relato y explica la entrada en escena del canal Fox News, conocido también por su línea militarista y de ultraderecha (17): “Hoy por la mañana, cuando llego a la oficina, la primera llamada que recibo es de Fox News, que me dice `ya nosotros confirmamos con el Pentágono que lo que Uds. pusieron anoche es verdad´”. ¿De verdad, el Departamento de Defensa de los Estados Unidos lo confirmó? En absoluto. Fox simplemente asegura que fue “un alto funcionario de la Inteligencia Militar estadounidense”, del que no menciona ni su nombre ni su cargo.

Conclusión: un “militar árabe” –sin nombre ni nacionalidad- y un “militar estadounidense” –también anónimo- dicen que en Siria hay… militares cubanos (18).

Pero, ¿todo queda ahí? En que la cadena Fox consiga más audiencia con un bulo informativo, y en que un centro de estudios de Miami obtenga su minuto de gloria televisiva? En absoluto. Jaime Suchlicki explicaba las verdaderas intenciones de todo esto: provocar la presión del Partido Republicano en los órganos legislativos de EEUU para conseguir que Obama rectifique su política de normalización de relaciones con Cuba. “Esto quiere decir que Raúl Castro le está mandando un mensaje a la Administración de los EEUU: que para Cuba es más importante la relación con Rusia, Irán y Siria que las negociaciones y el comercio con EEUU. (…) Va a haber mucha presión del Congreso. Yo posiblemente vaya a audiencias al Congreso y el Senado, que han recibido esta información. Yo hablé con Ileana (Ros Lehtinen, líder congresista de la ultraderecha cubanoamericana) (19), o sea, hay gran interés por parte del Congreso de enfatizar lo que está pasando”.

Ya tenemos el cuadro completo. Un centro de Miami que persigue dinamitar el diálogo Cuba-EEUU, basándose en una fuente desconocida e inverosímil –o quizá ligada a uno de tantos servicios de inteligencia-, asegura que en Siria hay militares de Cuba. Un gran medio norteamericano, de su misma línea ideológica, difunde la noticia, que adereza con una segunda fuente informativa, tan desconocida e inverosímil como la primera. Y decenas de medios internacionales la repiten, llegando a millones de personas en todo el mundo. Un esquema clásico de guerra psicológica, en el marco de las actuales “guerras de cuarta generación” (20).


Notas

Publicar un comentario