27/2/15

Desde “El País” proponen a EEUU negociar con Cuba la caída de Venezuela [+ video]

José Manzaneda, coordinador de Cubainformación.-- El diario español “El País” no solo es un diario de derechas, bien lejos ya de su origen progresista (1). En el conjunto de los periódicos españoles de gran tirada –todos, sin excepción, también de derechas- “El País” sobresale en sus posiciones de respaldo militante a la política del Gobierno de EEUU (2).

La línea informativa de “El País”, en cada escenario internacional, respalda sin fisuras los intereses geoestratégicos de la Casa Blanca –y, por extensión, de la OTAN-: Ucrania, Siria, Libia, China, Rusia y, fundamentalmente, Venezuela y Cuba (3).

Sobre Venezuela, la sección de opinión de “El País” es implacable. A los constantes editoriales de condena al Gobierno bolivariano (4), se unen artículos -casi a diario- de escritores e intelectuales de la derecha y la extrema derecha latinoamericana, como Mario Vargas Llosa (5), Moisés Naím (6) o Enrique Krauze (7). Todos para justificar la agresión, la presión y el chantaje al Gobierno de Venezuela desde EEUU y otras potencias.

Al punto de que, el pasado 22 de febrero, un artículo de Héctor E. Schamis (8), conocido neoliberal ligado al Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina, proponía al Gobierno de EEUU incluir la caída del Gobierno de Venezuela en su agenda de negociación... ¡con Cuba! (9)

“Cuba quiere remesas, turismo y la tarjeta dorada de American Express”, decía en su artículo, mientras se extrañaba de que “Venezuela no haya sido parte de la larga lista de temas que Estados Unidos negocia con Cuba”. Su propuesta era contundente: EEUU debería presionar a Cuba para que ésta rompa sus convenios con Venezuela, país que –recordemos- es objetivo número uno de la política de la Casa Blanca en la región (10).

Pero el papel de propagandista de Washington va más allá de los espacios de opinión de “El País”, y se extiende a los puramente informativos. Hace unos días, su corresponsal Silvia Ayuso reproducía como propias las reflexiones de la jefa de misión negociadora de EEUU en Cuba Roberta Jacobson (11). “EEUU –escribía la periodista de “El País”- no se engaña sobre la “naturaleza” del gobierno cubano y su falta de interés en lograr los avances democráticos y de respeto de los derechos humanos que Washington desea ver en la isla”. Y añadía lo que habría afirmado cualquier portavoz de la Casa Blanca: “Barack Obama le ha quitado a La Habana la “excusa” usada durante medio siglo para no efectuar reformas políticas internas”.

“El País”, además, apoyaba el mensaje teatralmente triunfalista de los representantes del gobierno norteamericano, que sostienen que los mandatarios de América Latina se estarían uniendo de manera “abrumadora” a EEUU “para presionar al gobierno cubano en materia de derechos humanos y democracia”, algo que estaría poniendo “nervioso” a Raúl Castro. Pero la realidad apunta a lo contrario: Cuba está hoy más arropada que nunca en los organismos de integración de América Latina y EEUU ha debido reconocer su aislamiento en el continente (12).

Y es que, teniendo a los corresponsales de “El País”, muchos se preguntan para qué quiere portavoces la Casa Blanca.


Notas

 
Publicar un comentario