28/2/15

Negociaciones Cuba-EE.UU.: una relación civilizada es posible

Norelys Morales Aguilera.─ Es legítimo preguntarse si como resultado de realizar entre Cuba y Estados Unidos negociaciones en igualdad y soberanía, es posible llegar a acuerdos mutuamente aceptables, donde las partes no interfieran en sus derechos a decidir sobre los asuntos internos, pero que se respeten y que -¡por fin!- se tenga una relación civilizada entre las dos orillas del Estrecho de la Florida.

Tal vez esta segunda ronda de negociaciones entre los dos países anticipa o prefigura un posible resultado en esa dirección, después de lo planteado por las jefas negociadoras: Josefina Vidal por La Habana y Roberta Jacobson por Washington.

Quienes han seguido atentamente el proceso y el desempeño de ambas diplomáticas ante la prensa acreditada tanto en la capital cubana en enero, como ahora en la estadounidense, este 27 de febrero, pudieron apreciar su desempeño, por lo que dijeron y hasta por el lenguaje extra verbal, que verán no es un dato menor en este caso.

Diplomáticas durante la conferencia de prensa del 27 de febrero de 2015
A Vidal se le vio igual en ambos escenarios: profesional y optimista. Mientras, Jacobson, en La Habana al término de la primera ronda de conversaciones, dispuso entregar un comunicado escrito a la prensa donde cometió la pifia diplomática de decir que había presionado a los cubanos, y trasladó para el día siguiente, en la Oficina de Intereses de EE.UU. en La Habana, su comparecencia. Al parecer la mujer estaba con prejuicios que luego demostró en su actuación.

Sin embargo, ahora, tal vez por la urgencia de su presidente Barack Obama en la apertura de ambas embajadas, sus declaraciones contrastaron por distendidas y animadas. Incluso, se diría muy optimista.

Y, dije que no era menor esta apreciación para que se contrate lo dicho por ambas diplomáticas.

Para la cubana, "El titular es que en la reunión de hoy hemos hecho progresos. Logramos aproximar las posiciones de ambos países en relación con los temas que es necesario discutir para este proceso de restablecer relaciones diplomáticas".

Destacó el "espíritu constructivo" de ambas delegaciones" y "el clima respetuoso y profesional" en el que ha transcurrido este segundo cara a cara. "Nos hemos sentado a la mesa de negociaciones como iguales", ha valorado.

Así, ha confiado en que puede haber esa relación en "Que seamos capaces de reconocer y respetar nuestras diferencias para, como vecinos, identificar las áreas de interés mutuo en las que cooperar".

La norteamericana, por su parte, valoró "la seriedad y el nivel de franqueza de las dos delegaciones al poner sobre la mesa de negociaciones todas las diferencias y pensar de forma creativa cómo superar los obstáculos".

"Me siento animada", ha confesado. "Hoy ha sido un día productivo, hemos progresado", sostuvo, aunque subrayando que "todavía hay temas que requieren más discusión porque no están resueltos". "Aún hay serias diferencias entre ambos gobiernos", ha remachado.

RESULTADOS

Fue curioso que la conclusión de Vidal: "Hemos hecho importantes progresos en nuestras discusiones", se avino a la dicha por Jacobson unos minutos después.

Cuba podría salir de la lista de países patrocinadores del terrorismo antes de la próxima Cumbre de las Américas, prevista entre el 10 y el 11 de abril en Panamá, según Jacobson. "Me parece que sí se puede lograr antes de la Cumbre de las Américas", dijo en respuesta a una pregunta.

Jacobson ha explicado que Estados Unidos "está trabajando" para que Cuba salga de esta 'lista negra'. "Hay una revisión que está en curso y para nosotros es importante terminarla. Lo haremos tan pronto como sea posible, conforme a la ley", sostuvo.

Algunos medios sitúan como “los temas más candente” la permanencia de Cuba en la lista del Departamento de Estado sobre países que promueven el terrorismo y la total carencia de servicios bancarios de la Sección de Intereses de Cuba en Washington.

Vidal aseguró este viernes que Cuba en ningún momento colocó la remoción del país de ese listado como una "precondición" para avanzar en los entendimientos, pero insistió en que el tema era "muy importante, una prioridad para nuestro país", y que debía ser resuelto para que las conversaciones sigan avanzando.

Pero, abundó: "sería muy difícil explicar el restablecimiento de las relaciones diplomáticas con nuestro país estando en esa lista".

Se acordó efectuar reuniones bilaterales que realizarán técnicos de ambos países durante las próximas semanas para abordar temas de interés común.

Delegaciones estadounidenses viajarán a Cuba el mes próximo para trabajar sobre la trata de personas, aviación civil, conectividad al internet y cambios recientes a las regulaciones estadounidenses sobre Cuba.

A fines de marzo, ambos países comenzarán a negociar la agenda y el formato de una reunión bilateral sobre derechos humanos cuya fecha está por definir, y al que Jacobson calificó como "el más difícil e importante" de todos los temas programados.

Finalmente, no hay que asombrarse de que ambos países coincidan en su percepción de la normalización completa de los lazos bilaterales será un proceso largo y complicado, tanto como lo ha sido la hostilidad que Estados Unidos ha mantenido sobre Cuba.

Es que no solo se trata de tener embajadas en ambas capitales, sino de que es posible convivir con arreglo a normas civilizadas y pacíficas.

Los cubanos pudieron ver las declaraciones a la prensa en directo y, alguien dijo, que el optimismo es bueno en tiempos difíciles. El caso lo comprueba en búsqueda del arte de la convivencia en paz.
Publicar un comentario