30/9/14

Amplio informe del Encuentro Latinoamericano Progresista #ELAP2014: soberanía e integración [2/6]

La Mesa número 1 en la que se abordó la temática “Soberanía e Integración regional: principales desafíos” del Encuentro Latinoamericano Progresista (ELAP) fue abierta por el Canciller de Ecuador, Ricardo Patiño, seguido por Piedad Córdova de Colombia; Atilio Borón, politólogo y académico argentino; Marco Enríquez, Presidente de Partido Progresista de Chile; Saúl Ortega, del PSUV de Venezuela, entre otros.

El diálogo fue moderado por el Presidente de la Comisión de Relaciones Internacionales de Alianza PAIS, Guillaume Long este 29 de septiembre.

Los alcances de una agenda post neoliberal alejada de las políticas imperialistas de los Estados Unidos de América, blindar nuestros procesos de transformación protegiendo nuestros recursos naturales y consolidar la integración regional eficiente, soberana y solidaria fueron los principales tópicos de esta mesa de trabajo.
Ricardo Patiño pasó revista por las principales estrategias implementadas en esa vía entre las que destacan la gestión y defensa de los recursos naturales de la región; la revisión de los tratados de protección recíproca de inversiones; una nueva arquitectura financiera; la consolidación de los medios públicos y el fortalecimiento de la ciudadanía latinoamericana y caribeña en pro de una ciudadanía universal.

Gracias “canciller de la dignidad” dijo Atilio Borón al destacar la decisión del Gobierno de la Revolución Ciudadana de auditar la deuda externa, respaldar a Argentina por el caso de los “fondos buitre” y otorgar asilo político a Julian Assange en la embajada ecuatoriana en Reino Unido.

El académico argentino explicó las condiciones de la coyuntura internacional en las que dijo “estamos en una fase de transición de una decadencia progresiva de Estados Unidos como centro del sistema imperial”.

Piedad Córdova explicó que el proceso de paz (los acuerdos de La Habana) que impulsa el gobierno de su país es fundamental para la región. “En América Latina no puede haber integración regional si en Colombia no hay paz”, puntualizó al tiempo que calificó de “gratificante” la invitación de ELAP para reflexionar y sentarnos a escribir sobre los diagnósticos en los que coincidimos.
“Por qué tardamos tanto en integrarnos” parafraseó el dirigente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Saúl Ortega, y concluyó “por la traición de las oligarquías a nuestro libertador Simón Bolívar”.

El dirigente del PSUV pasó revista por los diferentes eventos integracionistas de la región que no llegaron a feliz término, pero destacó que el camino abierto desde 1992 por el Comandante Hugo Chávez Frías fue el motor inspirador de los procesos de transformación en América Latina.

Marco Enríquez del Partido Progresista de Chile destacó el papel de la sociedad civil en los procesos de transformación de nuestra región y señaló que si Evo Morales (Presidente de Bolivia) y Michelle Bachelet llegan a un acuerdo sobre la salida al mar de la nación andina, serán nominados al premio nobel de la paz.

El dirigente chileno destacó también el papel de los líderes latinoamericanos donde destacó el papel del Presidente Rafael Correa, felicitándolo en medio de la algarabía de los presentes.

Finalmente, el canciller Patiño explicó que a nivel regional nuestros países tienen algunos desafíos como la revisión de sus prioridades, un replanteamiento de la relación entre los Estados y el capital transnacional; afectaciones a los derechos humanos; crisis ambiental; recursos naturales y posición frente a conflictos armados abiertos como Gaza y Siria.



Relacionado

Amplio informe del Encuentro Latinoamericano Progresista #ELAP2014 [1/6]

Publicar un comentario