2/10/13

'Shutdown' del Gobierno de EUA, pero están intactos los fondos para la subversión en Cuba y las bases militares en otros países

Norelys Morales Aguilera.- A pesar del cierre de importantes servicios gubernamentales en EEUU tras la disputa entre el Partido Republicano y el Demócrata en el Congreso, las ineficaces e ilegales emisiones de Radio y Televisión hacia Cuba del gobierno federal se mantendrán sin cambios significativos, de acuerdo con un informe publicado por la Junta de Gobernadores de Radiodifusión estadounidense, comenta Cubadebate.cu

Sin embargo, no solo mantiene la TV que no se VE, sino también el finaciamiento -20 millones de
dólares- para programas relacionados con "la sociedad civil y los medios de comunicación", para los "derechos humanos" y para el apoyo y la administración de estas operación contra la Isla, en el período fiscal que concluye en el 2014. El monto total de lo destinado a estos fines asciende a 205 millones de dólares entre 1996 y 2012.

Tampoco se ha pronunciado ni una sola palabra en estas horas, sobre la necesidad de replegar las bases militares esparcidas por el globo sembradoras de muerte, prostitución e injerencia. Menos se habla del cierre de Guantánamo o cualquiera de los otras cárceles violadoras de los DDHH que posee activas los paladines de la justicia y los gendarmes mundiales en otros países, comenta el bloguero Víctor Manuel Rodríguez.

En resumidas cuentas, lo que se avizora es que los políticos se pondrán de acuerdo, pero los estadounidenses hartos de la situación, que este miércoles cumple su segundo día, recurrieron a las redes sociales para manifestar su disgusto con los legisladores federales por la falta de acuerdos, según agencias noticiosas.

En Twitter etiquetas como #governmentshutdown (cierre del gobierno) y "#DearCongress se han hecho populares y los electores manifestan sus quejas a los 532 integrantes del Congreso.

Por su parte, los legisladores utilizan Facebook y Twitter para reiterar los puntos de mayor debate, provocando todavía más enfado a los electores que los critican. Los republicanos dicen que sería catastrófico permitir el programa de salud de Obama, mientras que los demócratas acusan a los republicanos de enviar al gobierno en caída libre para apaciguar a una pequeña minoría.

disputas y anécdotas aparte, la política de Estados Unidos es una gran hipocresía.

Publicar un comentario