Base secreta de Gran Bretaña para vigilar internet en Medio Oriente comparte información con la NSA

Gran Bretaña tiene una estación secreta de monitoreo para interceptar y procesar llamadas telefónicas, correo electrónico y tráfico de internet en el Medio Oriente, comunicó hoy el diario británico The Independent que cita documentos filtrados por Edward Snowden.

Esta base, cuya ubicación no se revela, extrae datos desde cables submarinos de fibra óptica que atraviesan la región, los procesa y los transmite al servicio británico de espionaje electrónico GCHQ, con sede en Cheltenham, que a su vez los comparte con la Agencia de Seguridad Nacional de EEUU (NSA).

El Gobierno británico afirma que la estación es una pieza clave para Occidente en su “guerra contra el terrorismo”, pues garantiza “alerta temprana” sobre potenciales ataques en diversos puntos del planeta.

Es la primera vez que The Independent publica en exclusiva filtraciones de Snowden. Lo había hecho anteriormente otro rotativo británico, The Guardian, que a instancias del Gobierno aceptó no desvelar información sensible para la seguridad nacional y destruyó un disco duro con una copia de los materiales de Snowden.| RIA NOVOSTI