A la carga la futura embajadora de EE.UU. en ONU

Se llama Samantha Power y fue nominada por el presidente de EE.UU., Barack Obama, como embajadora del país en la ONU. Ha prometido que si es confirmada luchará contra la "represión" en Cuba y Venezuela, y combatirá lo que considera un "inaceptable sesgo" del organismo multilateral contra Israel.

En su audiencia de confirmación en el Comité de Relaciones Exteriores del Senado, Power aseguró que su trabajo incluirá "responder a la represión a la sociedad civil que se está produciendo en países como Cuba, Irán, Rusia y Venezuela", según Efe.

Power, periodista y exasesora de Obama en derechos humanos, cuenta con amplio apoyo bipartidista para ocupar el asiento permanente de EE.UU. en el Consejo de Seguridad de la ONU en sustitución de Susan Rice, que abandonó el cargo para convertirse en asesora de seguridad nacional del presidente estadounidense.

"Si me dan el honor de sentarme detrás de la señal que dice 'Estados Unidos', haré lo que este país hace mejor: combatir regímenes represivos, luchar contra la corrupción, y promover los derechos humanos y la dignidad humana. También haré todo lo posible para que otros hagan lo mismo", aseguró Power.

¡No es requerido un comentario!

La candidata, de 42 años, subrayó su apoyo a Israel en repetidas ocasiones en su discurso y se comprometió a "trabajar incansablemente para defender" a Israel ante el "inaceptable sesgo y ataques" que se repiten en la ONU contra ese país.

Nacida en Irlanda y alumna de las universidades de Yale y Harvard, Power prometió que si es confirmada no dudará en ser "directa y franca" en su cargo, y confió en que aún hay espacio para cooperar con Rusia en el seno del Consejo de Seguridad pese a los repetidos desacuerdos sobre Siria.


Comentarios