Cuba critica política migratoria de EE.UU. en ronda de conversaciones

La delegación cubana que participa en la ronda de conversaciones migratorias con Estados Unidos declaró hoy que no se alcanzará una emigración legal, segura y ordenada entre los dos países, mientras se mantengan la política de pies secos-pies mojados.

En una nota divulgada en La Habana, la parte cubana explicó que no se podrá eliminar el contrabando de emigrantes mientras se mantenga la Ley de Ajuste Cubano, legislación que estimula la emigración ilegal y las entradas irregulares de cubanos a Estados Unidos.

En el encuentro se revisó la marcha de los acuerdos migratorios vigentes entre ambos países y se evaluaron los principales resultados de las acciones emprendidas por cada una de las partes y de forma conjunta para enfrentar la emigración ilegal y el tráfico de emigrantes, informó la nota.

Las conversaciones estuvieron presididas por el subsecretario asistente del Buró para Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado, Edward Alex Lee; y la directora de Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba, Josefina Vidal.

Las mismas se desarrollaron en un clima respetuoso, agregó el comunicado.

Cuba reiteró también su compromiso de combatir estos fenómenos e informó sobre la ratificación de su gobierno de los protocolos contra el Tráfico Ilícito de Migrantes por Tierra, Mar y Aire y para Prevenir, Reprimir y Sancionar la Trata de Personas, Especialmente Mujeres y Niños.

Según la delegación, estos protocolos son instrumentos complementarios de la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional.

Los representantes de la nación caribeña ofrecieron información de interés sobre la actualización de los procedimientos migratorios del país y su proceso de implementación, toda vez que manifestaron su disposición a mantener estos intercambios en el futuro, por su importancia para los dos países.