Obama silencia la guerra contra Irak para homenajear a Bush

Norelys Morales Aguilera.- Una encuesta de The Washington Post y la cadena ABC realizada en vísperas de que George W. Bush inaugurara su biblioteca presidencial dentro de la Iglesia Metodista del Sur, en Dallas, Texas, arrojó que el presidente número 43 de Estados Unidos logró mejorar su imagen ante los estadounidenses, aunque muchos cuestionan aún su decisión de lanzar una guerra contra Irak.

Todavía un 50 por ciento de los estadunidenses mantienen una imagen negativa de Bush, pero se trata de una cifra 16 puntos porcentuales menor a la existente el 20 de enero de 2009, el último día de su Presidencia, informó Notimex.

De hecho Bush goza del mismo nivel de aprobación actual que la del del presidente Barack Obama, de 47%.

Analistas atribuyeron el aumento de su popularidad a que decidió permanecer invisible desde el fin de su mandato.

Pero, subiendo su perfil público este jueves fue inaugurado el Museo y Biblioteca presidencial George W. Bush. Acompañaron a Bush el actual presidente, Barack Obama, así como los otros tres ex mandatarios sobrevivientes, Bill Clinton, George Bush padre y Jimmy Carter, mientras que entre los dignatarios extranjeros figuraron el ex primer ministro británico Tony Blair, el ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi y el ex primer ministro israelí Ehud Olmert.

Quizás por saber que su popularidad se equipara a la de Bush, Barack Obama no mencionó la guerra de Irak en discurso de homenaje a uno de los peores presidentes estadounidenses de todos los tiempos, quien desató la guerra contra el terrorismo como justificación imperial y tiene récord de disparates públicos que llegaron a conocerse como “bushismos”.

Durante toda la semana se realizaron protestas en contra del legado de tortura y guerra de Bush. Tres personas fueron arrestadas el jueves mientras cientos protestaban cerca de la Universidad Southern Methodist. Dos de los arrestados vestían máscaras de papel maché con el rostro de Bush y del ex vicepresidente Dick Cheney, lo que suscitó burlas de que finalmente ambos habían sido arrestados por sus crímenes, según Democracy Now!

Barack Obama no podía abrir la boca por ser otro criminal con el Premio Nobel de la Paz.


Comentarios