La última perreta de Marco Rubio pone a Trump en 3 y 2

Norelys Morales Aguilera.─ Son famosas las perretas de Marco Rubio, el Pequeño Marco, como lo llamó Donald Trump para burlarse de él, aunque por politiquerías puso en sus manos y otros ultras de Miami la política hacia Cuba.

Lo que ahora no se sabe es si Trump desea o puede, entre tantas controversias que lo ocupan, lanzarse contra las poderosas Ligas Mayores de Béisbol (MLB), que ha pactado un acuerdo sin precedentes con la Federación Cubana de Beisbol (FCB).

Sin embargo, el Pequeño Marco, publicó en su cuenta de Twitter que desea que el presidente Donald Trump intervenga en el acuerdo entre Cuba y las Grandes Ligas, el cual permitirá que los peloteros cubanos asociados a la FCB, que juegan en la Serie Nacional y en el resto del sistema de competencias de la pelota cubana, puedan ser contratados por cualquiera de los 30 equipos de las Grandes Ligas de Béisbol de Estados Unidos.

De acuerdo con la lógica enfermiza y retrógrada de Rubio, dichos fondos obtenidos de ejecutarse el acuerdo "irían al gobierno cubano y servirían para financiar el régimen", como si no supiera que las inversiones gubernamentales de Cuba van a destinos sociales y no a los bolsillos de empresarios. Para rematar,  Rubio, considera lo pactado como algo “ilegal e inmoral”.

¡Cuántas ilegalidades e inmoralidades están en el currículo de Rubio, comenzando por las mentiras en su biografía que pusiera en evidencia la propia prensa de Estados Unidos!

“La legalidad del reciente acuerdo entre la MLB y la Federación Cubana de Béisbol se basa en la era de Obama. Este dictaminó que la federación no está controlada por el gobierno cubano. Esto no es solo un hecho incorrecto, es una farsa y estoy trabajando para que se anule lo antes posible”, aseguró el senador.

El comisionado de las Grandes Ligas apoya el acuerdo por considerarlo una vía para que los cubanos persigan sus sueños sin tener que pasar dificultades como las deserciones.

Rubio citó un artículo de la revista política National Review que se titula: “No robes los salarios de los jugadores para financiar un régimen comunista”, reseñó http://z101digital.com

Ahora, ¿Rubio y sus compinches matreros logrará chantajear a Trump?

Por lo pronto lo pone en 3 y 2, usando el argot beisbolero, y quizás quien no salga bien parado sea Rubio.

No hay comentarios.: