Sectores enfrentados al Gobierno de Nicaragua optan por dialogar

Estudiantes, empresarios y movimientos civiles de Nicaragua se sentarán a la mesa de diálogos a condición de que el Gobierno acepte la mediación de la iglesia católica y permita la investigación de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y de los relatores de la ONU sobre las muertes en las protestas.

“Estamos listos, tenemos nuestros representantes y nuestros puntos de agenda. Esperamos que la Conferencia Episcopal de Nicaragua indique la fecha y la hora para la apertura del diálogo nacional”, afirmó el viernes el vocero del estudiantil Movimiento 19 de abril, Víctor Cuadra, según HispanTv.

En una declaración conjunta que leyeron los representantes de dichos sectores ante los periodistas en Managua, la capital, consideraron el diálogo como la única vía para poner fin a la crisis que se está viviendo en las últimas semanas en el país centroamericano, tras una polémica reforma aprobada mediante un decreto gubernamental.

“Condenamos la violencia y represión de la que han sido víctimas los estudiantes universitarios y la población en general” y pese al “dolor y el trauma emocional que ha significado la perdida” de nicaragüenses “creemos firmemente en una salida pacífica a través del diálogo”, subrayaron.

Como el primer punto de la agenda del diálogo, pidieron al Gobierno que autorice la entrada de la CIDH y de los relatores de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) a Nicaragua para estudiar los casos de violencia de la Policía y de las fuerzas de seguridad nacional en las manifestaciones antigubernamentales que se iniciaron el pasado 18 de abril.

La reforma que pretendía realizar la Administración del presidente Daniel Ortega reducía las pensiones en un 5 % y aumentaba las contribuciones de empresas y trabajadores para rescatar al Instituto Nicaragüense del Seguro Social (INSS).

La medida desencadenó una oleada de protestas en Nicaragua, con violentos choques entre manifestantes y policías, incidentes que se han saldado, hasta la fecha, con más de 40 personas muertas, entre ellas un agente del orden público. Ortega propuso el pasado 22 de abril abrir un diálogo nacional, pero aun no se ha determinado una fecha.

“Nuestro presidente, que ha convocado al diálogo, ha estado pendiente del llamado (de los obispos). Hemos sido respetuosos en todo momento (y) esperamos que ellos consideren que están dadas las condiciones óptimas para que de esas mesas de diálogo salgan los mejores resultados”, explicó el viernes la vicepresidenta y primera dama de Nicaragua, Rosario Murillo.

No hay comentarios.: