Un Buda de 600 años emergió de un lago en China [+ video]

Una estatua de 600 años de antigüedad fue descubierta en un embalse, en el este de la provincia china de Jiangxi, luego de que el nivel del agua bajara durante un trabajo de renovación.

Un residente vio por primera vez la cabeza de Buda, el mes pasado, cuando el nivel del agua bajó más de 10 metros durante los trabajos en una puerta hidroeléctrica, según reportó la agencia estatal de noticias china Xinhua, citada por el Diario Panorama.

La cabeza de Buda está contra un acantilado y reposa serenamente sobre el cuerpo de agua. Ha atraído a muchos turistas, así como a locales, que ven la estatua como un signo favorable.

Los arqueólogos dicen que la estatua podría datar de la dinastía Ming (1368-1644).

“Un estudio preliminar de la estatua sugiere que fue construida probablemente a inicios de la dinastía Ming, tal vez durante la dinastía Yuan”, dijo Xu Changqing, director del Instituto de Investigación Arqueológica de la provincia de Jiangxi.

La estatua es potencialmente sólo la punta de un tesoro arqueológico sin explotar. Una base de una sala de un templo también fue hallada bajo el agua. Los archivos locales sugieren que el embalse está ubicado en las ruinas de una ciudad antigua llamada Xiaoshi.

Xu dijo que un equipo de arqueología submarina investiga tanto la ciudad antigua como la estatua, y trabaja en un plan de preservación.

El agua ayudó a proteger la estatua

 Xu agregó que el hecho de que la estatua estuviera sumergida en agua ayudó a preservar la estatua, que presenta una escultura sorprendentemente detallada.

 “Si la estatua no hubiera sido preservada en el agua, hubiera podido sufrir oxidación u otros riesgos, reconocemos”, añadió Xu.

 La estatua mide cerca de 3,8 metros de alto y está tallada en un acantilado.

China es el hogar de un gran número de estatuas de Buda talladas en acantilados y cuevas. La más famosas de ellas es el Gran Buda de Leshan, la estatua de Buda más alta del mundo.

Guan Zhiyong, un funcionario local, le dijo a Xinhua que la estatua fue construida como una especie de protector espiritual para calmar la corriente rápida que fluye en el lugar donde dos ríos convergen.