Retornados a Cuba por México indocumentados rumbo a EE.UU.

Noventa y un indocumentados cubanos que llegaron al estado mexicano de Chiapas, en un intento por ingresar ilegalmente a Estados Unidos, fueron enviados a la Isla por las autoridades migratorias de México.

Los cubanos fueron enviados a su país desde el aeropuerto chiapaneco de Tapachula, luego de que autoridades de la Isla brindaran el reconocimiento de nacionalidad, de acuerdo con el memorando de entendimiento y los acuerdos bilaterales establecidos entre México y la Isla, informó el Instituto Nacional de Migración (INM) del primer país, citado por Xinhua.

Por medio de un comunicado, el INM de México puntualizó que el regreso de los cubanos a su país se realiza «en cumplimiento a lo establecido por la Ley de Migración», y al corroborar la situación migratoria irregular de los 91 cubanos en territorio mexicano.

El INM precisó que los ciudadanos cubanos fueron retornados en un avión de la Policía Federal, tras obtener el permiso de las autoridades de la Isla para que la aeronave aterrizara en la ciudad de La Habana.

En el retorno asistido, la autoridad migratoria envió a Cuba a 20 mujeres y 71 hombres a quienes se les aplicó el procedimiento migratorio vigente, enfatizó.

«El Instituto Nacional de Migración ratifica su compromiso de aplicar la ley sin distingos de nacionalidad, velando por los derechos humanos de los extranjeros que transitan por territorio mexicano», destacó la entidad.

Se trata de los primeros cubanos repatriados desde México tras la eliminación por el entonces saliente presidente Barack Obama, el pasado día 12, de la política conocida como «pies secos-pies mojados», que permitía la permanencia en Estados Unidos de los cubanos que tocaran suelo de ese país, y acceder a la residencia al año y un día, en virtud de la también politizada Ley de Ajuste Cubano, cuya derogación estaría en manos del Congreso.

Junto con la suspensión de la mencionada política la Casa Blanca levantó también el Programa Parole para profesionales médicos cubanos en terceros países.

Tomado de CubaSí. Fuente Juventud Rebelde