6/11/16

Nicaragua elige, Ortega favorito: ¿A qué se debe su popularidad?

Las encuestas auguran una victoria aplastante del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSNL) en las urnas.

Una parte de la oposición llama al abstencionismo y acusa al árbitro de parcialidad con el oficialismo, mientras EE.UU. amenaza con sanciones.

Daniel Ortega es el favorito en las presidenciales nicaragüenses.

Las últimas encuestas prevén un triunfo irrebatible porque la intención de voto a su favor es de casi 70%, según M&R.

En caso de que el actual mandatario se alce con la presidencia, será su tercer mandato consecutivo.

La oposición, por su parte, llama a la abstención luego de retirarse de la contienda electoral y acusar al Consejo Supremo Electoral (CSE) de parcialidad con el oficialismo.

La encuesta de M&R, citada por AFP, indica que el resto de los aspirantes a la silla presidencial -en conjunto- no alcanzan ni siquiera 15% de la preferencia electoral.

Los adversarios políticos de Ortega argumentan que las elecciones son una "farsa"

Las pugnas internas de sus críticos, refiere El País, han sido el ingrediente principal que despeja el camino para Ortega en los comicios de este domingo: "La oposición no se ha podido unir, solidificarse, y eso nos ha estado llevando a estar en esta dictadura", dijo un hombre de 35 años, entrevistado por el diario español.

"Ayuda a los pobres"

¿A qué se debe la arrolladora popularidad de Ortega? Independientemente de los severos señalamientos de sus adversarios, un reportaje publicado por El Faro, revela la base política que ha labrado el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSNL): "Cuando uno necesita algo, nos apoyan".

Las declaraciones son de una mujer pobre que ahora tiene una casa propia amoblada y que antes vivía en una vivienda precaria. Como ella, otras 100.000 familias nicaragüenses cuentan con un techo propio producto de los programas sociales desarrollados en el país centroamericano, que logró reducir sus índices de pobreza de 42,5% en 2009 a 29,6% en 2014, de acuerdo a cifras del Banco Mundial.

Los pronósticos de las encuestas son favorables a Ortega incluso antes de que sus principal adversario político, Eduardo Montealegre, del Partido Liberal Independiente (PLI), saliera de la contienda.

 En marzo, el gerente de la consultora M&R, Raúl Obregón, aseguró que la gente daría no iba a votar "por ideología, sino por aquella fuerza política que esté alineada con sus necesidades".

Una mujer se asoma de la ventana del edificio con imágenes del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, y su esposa Rosario Murillo en la ciudad nicaragüense de Masaya, el 3 de noviembre de 2016.Rodrigo AranguaAFP

El evidente progreso económico de Nicaragua, aún cuando el resto de la región ha sufrido los embates de la recesión, pueden alentar al electorado en favor del FSLN. El Banco Mundial pronostica para este año que el país crecerá un 4.4%, con lo que "se coloca en los primeros puestos de crecimiento entre los países de Centroamérica"

"La inversión extranjera directa y el comercio también muestran perspectivas favorables", añade el informe.

A los comicios asistirán más de 4 millones de nicaragüenses y además de elegir al presidente, designarán con su voto a un vicepresidente, 20 diputados nacionales, 70 diputados departamentales y regionales y 20 representantes ante el Parlamento Centroamericano (Parlacen).

Impasse con EE.UU.

Aunque las relaciones habían permanecido con relativa tranquilidad, las acusaciones de los adversarios políticos de Ortega movieron las actuaciones de buena parte de la derecha norteamericana.

A finales de septiembre, la legisladora republicana Ileana Ros-Lehtinen, promovió la Ley de Condicionalidad a las Inversiones Nicaragüenses (Nica Act., por sus siglas en inglés) para bloquear el acceso a Ortega a fondos internacionales.

La medida, sin embargo, se enfrió una semana después que el gobierno entablara un "mecanismo de conversación" con la Organización de Estados Americanos (OEA).

Empleados del Consejo Supremo Electoral de Nicaragua preparan las cédulas de votación para las elecciones presidenciales del 6 de noviembre (Managua, Nicaragua), el 19 de octubre de 2016.Oswaldo RivasReuters

A mediados de octubre, el mandatario sandinista emitió un comunicado para ratificar que dialogaría con "en todos los espacios, conversaciones e intercambios constructivos que contribuyan a fortalecer la estabilidad" del país, detalla El Faro.

Tranquilidad

Las campañas cerraron el pasado miércoles y los medios locales reportan que el ambiente previo a la jornada comicial es de tranquilidad. La Prensa de Nicaragua precisó que la tarde del viernes comenzó el traslado del material electoral, resguardado por funcionarios del Ejército y de la Policía Nacional.

En las comunidades rurales, los implementos para el acto de votación se movilizan por vía fluvial. Mientras tanto, la Cruz Roja tiene previsto habilitar a más de 1.500 voluntarios para actuar en caso de alguna emergencia, indicó El Nuevo Diario.

Las delegaciones internacionales, invitadas para acompañar los comicios, también empezaron a arribar al país centroamericano.

El ex mandatario de Paraguay, Fernando Lugo; la senadora del estado de Tlaxcala y miembro del Partido del Trabajo (México), Martha Palafoz; así como los diputados Jo Moraes y Pablo Pimenta (Brasil), fueron recibidos en el aeropuerto.

http://carlosagaton.blogspot.com/2016/11/nicaragua-elige-presidente-con-ortega.html
Publicar un comentario