2/11/16

¿Cómo es la estrategia contra el cáncer en Cuba?


La doctora Teresa Romero, jefa del programa contra el cáncer del Ministerio de Salud Pública de Cuba, presentó la estrategia nacional el Congreso Mundial sobre el tema que se desarrolla en Francia, al cual asisten más de tres mil especialistas de unos 110 países.

Romero dijo a Prensa Latina que, 'La pretensión es que el cáncer se convierta en una enfermedad crónica de largo periodo de control, y que las personas puedan vivir muchos años y luego morir de otras causas, como puede suceder con la diabetes o la hipertensión'.

De acuerdo con la especialista, tanto la diabetes como la hipertensión fueron muy mortales en sus inicios, pero gracias al avance de la ciencia y la tecnología en la actualidad es posible controlarlas y evitar el fallecimiento de los pacientes.

El objetivo es llegar a ese mismo nivel con el cáncer, lo cual cada vez es más posible gracias al desarrollo de nuevos tratamientos menos invasivos, que aumentan la calidad de vida, la capacidad de las personas de responder ante la enfermedad, y se pueden usar por mucho tiempo.

Romero estimó además, que la existencia en Cuba de un sistema de atención primaria muy bien estructurado es una ventaja para tratar al cáncer, desde la prevención hasta el seguimiento a los pacientes y las familias.

Según la jefa del progama cubano, la atención primaria permite, en primer lugar, desarrollar el eje de la educación a los ciudadanos para fomentar hábitos de vida saludables que permitan reducir las posibilidades de aparición del cáncer.

En segundo lugar, agregó, con este sistema es posible mantener un seguimiento médico a la población y hacer pesquisas de algunas localizaciones de la enfermedad, lo que permite detectar el padecimiento en una fase temprana y curable.

'Después hay una fase fundamental y es que se ha logrado empezar ensayos clínicos con vacunas terapéuticas de cáncer, y eso ha sido un logro de los últimos años', explicó.

La atención primaria también ayuda al manejo de los enfermos que regresan a sus casas, ya sea para controlar la enfermedad a largo plazo, cuando es posible, o en caso de que sean necesarios cuidados paliativos si la expectativa de vida es corta.

En esta última variante, subrayó, además, la importancia de acompañar al paciente y a la familia, pues 'está demostrado que la situación de duelo con poco apoyo social puede engendrar en los familiares inmunodepresión y vulnerabilidad para también desarrollar cáncer'.

La doctora cubana participa esta semana en el Congreso Mundial sobre el Cáncer,

Realizado cada dos años, el evento tuvo su anterior edición en 2014 en Melbourne, Australia.
Publicar un comentario