3/6/16

Rousseff demandará al periodista que afirmó que pagaba con dinero sucio a su peluquero

La presidenta suspendida de la República de Brasil, Dilma Rousseff, anunció su intención de entrar en sendas acciones judiciales, contra el diario O Globo y el periodista Merval Pereira, por publicar un artículo en el que se afirmó que la presidenta pagó su peluquero con dinero procedente de la corrupción en Petrobras.

"Una vez más existe un intento de destruir la honra de la presidenta con el objetivo de manipular la opinión pública para facilitar la tramitación del proceso de 'impeachment'; ante la acusación de golpe recurren a las armas de la mentira y la calumnia", denunció un comunicado del gabinete de comunicación de la presidenta Rousseff, reseñado por Sputnik News.

En el mismo, se expresa que las informaciones apuntadas por el periodista Merval Pereira, conocido por su aversión al Partido de los Trabajadores (PT), están "completamente fuera de lugar y sin fundamento" ya que "jamás un gasto personal de la presidenta Dilma Rousseff se pagó con dinero ilícito o procedente de la corrupción".

"La contratación del peluquero Celso Kamura se hizo en 2010 cuando el profesional pasó a prestar servicios a través de un contrato con una productora para la campaña presidencial; esto ocurrió cuatro años después de la adquisición por Petrobras del 50 por ciento de las acciones de la refinería en Pasadena", detalló la nota sobre el supuesto origen ilícito del dinero.

La nota apuntó además que los servicios de Kamura se repitieron en varios pronunciamientos de Rousseff entre 2011 y 2015, así como en las elecciones presidenciales de 2014, mientras tanto, todas las veces que el peluquero fue contratado por la propia Rousseff éste fue remunerado directamente por ella y, por tanto, "la presidenta guarda los recibos de los servicios prestados".

Según el polémico artículo de Pereira, las evidencias del delito las aportaron los supuestos e-mails (que no acompañan al reportaje) que estarían siendo investigados por la Fiscalía General en los que miembros de la red de corrupción aseguraron que estarían sufragando los costes de 5.000 reales (1.416 dólares) por cada visita de Kamura a Brasilia.

Por su parte, el reconocido peluquero de origen japonés negó tajantemente las informaciones del diario O Globo y apuntó que los precios cobrados fueron "mucho menores que lo citado en la noticia" y que su trabajo quedó registrado en las facturas que están en manos de la presidenta por lo que no se puede poner en duda que su trabajo "siempre se destacó por su transparencia".

Lea nota en portugués en el Blog do Miro
Publicar un comentario