10/6/16

Los “trompistas” cubanos de Miami

Ahora resulta que se ha desatado una ola de cubanos “trompistas” en Miami que amenaza con desbancar a los tradicionales líderes  del Partido Republicano, cuya máxima figura en el sur de La Florida lo ha sido hasta ahora  el  ex gobernador  Jeb Bush.

Aparte de que hay  en ello una  buena  dosis de oportunismo político,  lo cierto  es que existe una  cierta coincidencia  en  la  manera  de pensar del pintoresco  candidato presidencial  Republicano Donald Trump y los  elementos más recalcitrantes de la extrema derecha cubana del sur de La Florida.

Estos cubanos como Donald Trump, son racistas en su naturaleza. Odian a los  negros y a los  latinos no cubanos y  por  tanto  se sienten muy ofendidos  porque en la  Casa Blanca haya un Presidente de la raza negra. Algunos de estos “trompistas”  no se ocultan para decir  con ofensa delirante, que la  Primera Dama Michelle  Obama tiene más  de simio que  de humano. Así  lo hemos  oído  decir innumerables veces  por  las emisoras  de la  radio local  que están bajo  el control  de la extrema derecha cubana de Miami  ahora  trasmutada  en “trompistas” de nuevo cuño.

El racismo anti-inmigrante  hispano es proclamado a toda  voz por  los  cubanos “trompistas”  que se creen superiores a los latinos  de origen mejicano, centro o suramericanos,  a los  que  califican  de  “indígenas”  de inferior raza, como si ellos  fueran los  arios de pura  sangre –invento de Adolfo Hitler- olvidando  el chascarrillo  popular  según el cual, en Cuba  el que no tiene  de Congo tiene de Carabalí. ¿Y tu abuela  dónde  está?

Estos “trompistas” cubanos  racistas son   tan obtusos de pensamiento, que no comprenden que para los  racistas blancos  norteamericanos que  apoyan  a  Donald Trump en sus ambiciones presidenciales, todos  los  cubanos,  blancos  negros  y  mulatos, son para ellos  tan “indígenas” como los  otros  inmigrantes  latinos que cruzan  la  frontera  mejicana,   aunque  los  cubanos  tengan el  privilegio  de la  llamada  “Ley de Ajuste Cubano”.

Me imagino que los    verdaderos  conservadores  Republicanos como el ex gobernador  Jeb Bush, estén perplejos  ante este  surgimiento  fanático del  “trompismo”  iracundo  de  la  extrema  derecha cubana  de Miami . Ya antes  se había  visto el  oportunismo ramplón y  traicionero  del Senador Marco Rubio- el cubanito vivo- que  de protegido  de los  Bush,  se le interpuso  en el camino presidencial   a su  viejo amigo y mentor político el  ex gobernador floridano.

Nos da vergüenza ajena este fenómeno del  “trompismo” cubano en Miami. Habría que decir: Que le importa  al  que  está  sucio  una mancha más.

El Duende de Miami

https://micubaporsiempre.wordpress.com/2016/06/10/los-trompistas-cubanos-de-miami-cuba/
Publicar un comentario