VideoColumna: El Miami intolerante: viralización inducida y lapidación mediática