18/1/16

Sismos e inundaciones en el Oriente y el Occidente de Cuba

Por segunda noche los santiagueros duermen en las calles.
Ante ambas contingencias desconcertantes de la naturaleza, la Defensa Civil cubana y las autoridades en las zonas indicadas, han cumplido sus pautas para preservar la vida de las personas y los bienes materiales. No se reportan fallecidos, aunque la alarma ha sido la tónica, sin que los habitantes dejaran de realizar sus previsiones.

Hasta las nueve de la mañana de este lunes 18 de enero, ya ascendía a 489 la cifra de temblores de tierra registrados en Santiago de Cuba por las estaciones del Centro Nacional de Investigaciones Sismológicas (CENAIS). De estos eventos, 19 han sido perceptibles por la población y 74 han ocurrido entre las doce de la madrugada y las nueve de la mañana de hoy.

La elevada cantidad de movimientos telúricos han tenido lugar a partir de la 1 y 37 minutos de la madrugada de ayer domingo, cuando comenzaró a registrarse la anómala actividad sísmica a unos 40 km al suroeste de la ciudad santiaguera.

Según la información aportada al periódico Sierra Maestra por el CENAIS, “la profundidad de la mayoría de los eventos detectados ha sido inferior a los diez kilómetros y el mecanismo en el foco de aquellos de mayor energía evidencia procesos de ruptura inversa, característica de un ambiente compresivo como es el que ocurre en la zona Santiago-Baconao.”

Desde el terremoto de 4.0 acaecido a las 3 y 37 am del día de ayer, las magnitudes se mantuvieron por debajo de 4 hasta el de 4,4 ocurrido a la 1 y 16 am de este 18 de enero, que fue perceptible en varias localidades de las provincias de Santiago de Cuba y Guantánamo.

El delicado contexto mantiene en tensión a la población de esa zona de Cuba, que hasta este momento cumple las medidas orientadas por la Defensa Civil, en tanto los especialistas del CENAIS continúan monitoreando la anómala actividad sísmica.

Inundaciones

La persistencia de vientos fuertes de región noroeste en el sudeste del Golfo de México, asociados a la am­plia circulación de una baja extratropical extendida sobre La Florida, provocó este domingo, notables marejadas en el litoral norte de la región occidental, incluido el malecón habanero.

Hasta la seis de la tarde había reportes de inundaciones costeras en zonas bajas de los municipios capitalinos de Playa, Plaza de la Revolución y Centro Habana, fundamentalmente, donde en algunos puntos el agua avanzó más de 200 metros, informó el diario Granma.

En las primeras horas de la mañana del domingo otra línea de chubascos y lluvias se movió rápidamente sobre la región occidental, y a su paso ocasionó vientos sostenidos de 58 kilómetros por hora en la estación de Casablanca, y rachas de 95 km/h.

Para hoy habrá predominio de condiciones invernales en occidente y centro, con temperaturas máximas de 21 a 24 grados Celsius. Asimismo seguirán las fuertes marejadas en la costa norte, y son posibles acumulaciones de agua en zonas bajas, de acuerdo con el pronóstico del Instituto de Meteorología cubano.
Publicar un comentario