26/4/15

Más de un millón de cubanos a segunda vuelta electoral víctimas del silencio mediático

Norelys Morales Aguilera.-- Hay muchos temas sobre Cuba que son dignos de publicar en este blog. Acumulo un gran listado de tópicos, sin embargo, veo el buscador de Google sobre la segunda vuelta de las elecciones parciales, y apenas aparecen informes sobre más de un millón 250 mil cubanos que concurren hoy domingo 26 de abril a las urnas por segunda ocasión, para elegir a mil 165 delegados de las Asambleas Municipales del Poder Popular.

La cifra es muy reveladora de una verdad, que debe calificarse vergonzosa:  a las 10:00 a.m. hora local de Cuba había unos 54 artículos en las últimas 24 horas.

No es que no les importe ni que no sea noticia, sino que hay hechos que son trabajados bajo distintos presupuestos condicionados ideológicamente, como la teoría del "establecimiento de la agenda" (agenda-setting), que dice que la agenda mediática, conformada por las noticias que difunden los medios informativos cotidianamente y a las que confieren mayor o menor relevancia, influye en la agenda del público.

Y, en efecto lo que importa es ignorar que en 149 municipios habrá hoy votaciones, particularmente en mil 165 circunscripciones y se espera que este domingo sea otra jornada de democracia participativa, y de ratificación del apoyo popular a la Revolución y el Socialismo.

Durante la primera vuelta fueron elegidos 11 mil 424 delegados y acudieron a las urnas el 89,88 por ciento de los electores, dijo Alina Balseiro, presidenta de la Comisión Electoral Nacional a la prensa, al actualizar datos preliminares.

Reportes llegados de varios territorios del país a la AIN, destacan el esfuerzo y seriedad de las autoridades electorales, con el apoyo de las organizaciones de masas y sociales de la comunidad y de entidades del Estado, para realizar con éxito la jornada.

El silencio, aunque estén implicados más de un millón de cubanos, es el regalo que hacen los medios a la Isla, como un modo de descalificación, mientras que cualquier necedad de algún supuesto disidente dispara los titulares.

Hipocresía al por mayor en este querido mundo donde se imponen las políticas y agendas del uno por ciento de la población mundial, que detenta el poder y las grandes fortunas que compran medios y dictan lo que se debe o no conocer.

Democracia de verdad, seria y participativa, carece de los ingredientes que entretienen y distraen de los asuntos reales de las gentes. Así andamos.
Publicar un comentario