27/4/15

Un país de Nunca Jamás que sí existe con dos meses entre libros

Norelys Morales Aguilera.-- La Feria del Libro de Cuba acogió más de dos millones 175 000 de lectores por toda la Isla durante dos meses y medio. Parecería que el país de Nunca Jamás si existe entre tantos libros de punta a cabo, pero por alguna extraña razón en una revolución lo extraordinario se vuelve cotidiano.

Como la consolidación de la madurez de la Feria Internacional del Libro fueron calificados los resultados de su edición 24, la cual desde un nuevo formato corroboró con la asistencia  y la compra de un millón 95 000 ejemplares, el interés del pueblo cubano por la lectura, informaron medios locales.

Zuleica Romay Guerra, presidenta del Instituto Cubano del Libro indicó que, “Más allá de las estadísticas, resalta en la nueva experiencia la flexibilidad con que cada territorio concibió su programación, la autonomía para el diseño de la Feria, la integración de los esfuerzos de organismos e instituciones, y la amplia participación con sus obras de los autores y las editoriales locales. Por ejemplo, el programa cultural en la provincia de Villa Clara tuvo más de 150 encuentros culturales.

Según los datos ofrecidos, uno de cada dos asistentes adquirió al menos un libro, creció la demanda de textos relacionados con la lengua materna, y tuvo una alta acogida la línea de mapas creada junto a Geocuba, que con 17 tipos entre físicos, políticos e históricos, contribuye a la enseñanza de niños y jóvenes.

El ministro de Cultura, Julián González Toledo, recordó la visión del Co­mandante en Jefe Fidel Castro, al crear en los momentos más críticos del periodo especial este acontecimiento cultural que el próximo año celebrará su aniversario 25, convertido en un proyecto de dimensiones culturales y sociales extraordinarias.

 Por su parte la historiadora Olga Portuondo Zúñiga, a quien junto a Leonardo Acosta Sánchez estuvo dedicada la Feria —que tuvo a la India como país invitado de honor—, agradeció la acogida recibida en todos los territorios visitados.

La Feria quedó oficialmente clausurada con una gala cultural en la sala de los vitrales de la Plaza de la Revolución Mayor General An­tonio Maceo.

Sobre la venidera edición, trascendió que aún no están decididos el país invitado de honor y los autores a quienes será dedicada, pero se espera una mayor producción de libros, el incremento de líneas editoriales, la presencia de escritores de las provincias y la integración de efemérides patrias, culturales y territoriales.
Publicar un comentario