14/4/15

Hillary Clinton pone proa a la Casa Blanca

Hillary Rodham Clinton, favorita en las
encuestas y fluyendo las donaciones...
Norelys Morales Aguilera.— La ex contendiente por la Casa Blanca junto a Barack Obama y ex secretaria de Estado, Hillary Rodham Clinton, anunció formalmente este 12 de abril, su nuevo intento por alcanzar la presidencia de Estados Unidos, como la primera que lo hace de su partido demócrata, para las elecciones previstas el próximo año.

Mientras, el otro partido electoralista, el republicano, ya va por tres en oficializar su candidatura: el senador Marco Rubio, tras el también senador de origen latino Ted Cruz, y el libertario Rand Paul, senador por Kentucky, a la espera de que haga lo propio el que fuera gobernador de Florida, Jeb Bush.

Sería lugar común decir que mucha tinta va a correr en estos comicios, pero así será, puesto que es práctica habitual el espectáculo en que se convierte una elección presidencial en Estados Unidos, en la cual nunca faltan ingredientes de escándalos, golpes bajos, intrigas, encuestas de opiniones y manipulación a los votantes, que al final eligen presidente con uno de los menores porcentajes del planeta, aunque el ruido mediático y las fanfarrias propagandísticas, engañen con lo contrario.


De momento, Hillary, es la única aspirante en las filas de su partido, y cuenta allí sin duda con suficiente capital político, no solo por su condición de ex primera dama y exaspirante, sino por su labor en la Administración Obama, la fundación del matrimonio Clinton dentro y fuera de EE.UU., así como por ser una abogada reconocida, oriunda de Chicago, que permitiría ganar las primarias y obtener la postulación.

Una encuesta de la CNN publicada el pasado 15 de marzo, indicó que la Clinton encabeza a cómoda distancia la lista de posibles candidatos a las elecciones presidenciales. Ante la pregunta de a quién votarían, de ser Clinton la candidata presidencial demócrata en 2016, el 55 % de los encuestados se inclinó por ella, frente al 40 % que lo hizo por el exgobernador de Florida, Jeb Bush; el 40 % por el gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, y el 42 % por el senador por Florida Marco Rubio.

A pesar de que los republicanos desbancaron al partido de Clinton en las legislativas del 4 de noviembre, las pesquisas reafirman a los analistas que consideran que un Congreso controlado por los republicanos es el mejor escenario al que podría enfrentarse Clinton.

“Un Congreso controlado por hombres republicanos es un perfecto oponente político contra el que hacer campaña si eres Hillary Clinton”, explicó Anthony Corrado, experto en elecciones y partidos de la Brookings Institution.

No obstante, aunque entre la decena de posibles precandidatos republicanos de peso hay diferencias políticas importantes, todos parecen haber concluido que no hay nada de negativo en comenzar desde ya a criticar a Clinton, una rival que sólo uno de ellos tendrá la oportunidad de enfrentar potencialmente, comentaron varias agencias.

El exgobernador de Massachusetts Mitt Romney, candidato republicano en 2012, no pudo resistir la tentación de atacar a Clinton el domingo. “Simplemente Hillary Clinton no es digna de confianza”, dijo al programa Fox News Sunday. “Ella es una criatura de Washington”, agregó.

Mientras tanto, ella puso manos a la obra, literalmente. Clinton subió a una camioneta el domingo en su casa en Chappaqua, Nueva York, y comenzó un viaje por carretera rumbo a Iowa, el hogar de las primeras asambleas electorales presidenciales de la nación.

La exsecretaria de Estado realizará su primer acto de campaña este martes 14 de abril en Iowa. El viaje por carretera fue idea de Clinton, dijeron sus asesores.

En una conferencia telefónica con exalumnos de Clinton, su antiguo asesor Huma Abedin dijo que la camioneta de Clinton se detuvo en una gasolinera en Pennsylvania, donde la ex primera dama y senadora por Nueva York se reunió con una familia de Michigan.

ANTECEDENTES EN POLÍTICA DE HILLARY CLINTON

De ahí, que repasar algunos antecedentes de su actuación política interesa, dado que es una fuerte aspirante a la presidencia, prueba de lo cual es la virulencia de los republicanos en ese escenario imperial.

- En el video en el que anunció formalmente que disputará la presidencia deslizó guiños a sectores tradicionalmente marginados o discriminados —afroestadunidenses, latinoamericanos, minorías sexuales— y ofreció combatir la desigualdad social, lo hizo desde una perspectiva de defensa del statu quo y del llamado ‘American way of life’, comentó el diario La Jornada.

- Como la responsable de la diplomacia durante el primer mandato de Obama (2009-2013), Washington cambió sus prioridades estratégicas de Irak a Afganistán y moderó algunas de las expresiones más impresentables de su política imperial, no varió un ápice sus afanes hegemónicos e injerencistas ni modificó sus alianzas con regímenes caracterizados por su violación masiva a los derechos humanos, como Arabia Saudita, Israel y Pakistán.

- Bajo la dirección de Clinton, el Departamento de Estado mantuvo hacia gobiernos independientes de América Latina la combinación de desinterés y hostilidad que lo caracterizaron durante los periodos de George W. Bush en la Casa Blanca y un intenso respaldo a las violentas estrategias policiales y militares emprendidas por las administraciones de México y de Colombia.

- El episodio más revelador de las tendencias de Clinton fue el cruento golpe de Estado perpetrado por sectores oligárquicos de Honduras por medio del cual fue depuesto el presidente Juan Manuel Zelaya (junio de 2009), evento nefasto en el cual la entonces secretaria de Estado desempeñó un papel decisivo para permitir la consolidación de los golpistas en el poder, en alianza con sectores empresariales hondureños y estadunidenses.

Como en el sistema electoral, supuestamente democrático, cuenta mucho el dinero, el camino de las donaciones ya fluye caudaloso hacia Hillary R. Clinton, tema para otro análisis, pero no menor para saber que la proa hacia la Casa Blanca le podría favorecer./Escrito para Cubahora.cu
Publicar un comentario