2/2/15

"Máxima Alerta": Maduro acusa Biden de liderar plan para un golpe de Estado cruento [+ videos]

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha reiterado la acusación dirigida contra el vicepresidente estadounidense, Joseph Biden, de estar realizando una campaña para alentar el derrocamiento del Gobierno venezolano. Así, se ha dirigido a los presidentes y primeros ministros de los países latinoamericanos y caribeños para alertar de este hecho, según el informe de RT.

"El poder imperial del norte ha entrado en una fase peligrosa de desesperación y han ido a hablar con gobiernos del continente para anunciar el derrocamiento de mi Gobierno. Acuso al vicepresidente de EE.UU., Joe Biden, de haber hablado personalmente con presidentes y primer ministros", afirmó Nicolás Maduro el pasado domingo durante el acto conmemorativo del 198 aniversario del natalicio del general Ezequiel Zamora.

"Máxima alerta. Se ha puesto en marcha un plan para un golpe de Estado cruento y debemos unir las fuerzas populares y militares para derrotar en cualquier escenario ese golpe de Estado", prosiguió Maduro, haciendo hincapié en que "tenemos que cuidar la unión cívico-militar que construyó Bolívar. El pueblo tiene que estar preparado para rescatar la democracia".

Asimismo, el mandatario venezolano señaló que los ataques a las Fuerzas Armadas Nacionales y al presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, son parte de este plan.

"El poder imperial del norte ha entrado en una fase peligrosa de desesperación; han ido hablar con los gobiernos del continente para anunciar el derrocamiento de mi gobierno", dijo Maduro.

"Acuso al vicepresidente de EE.UU., Joe Biden. (Él) personalmente ha hablado con presidentes y primeros ministros", añadió.

Según explicó el corresponsal de BBC Mundo en Washington, Thomas Sparrow, el gobierno estadounidense rechazó el lunes las declaraciones de Maduro y las calificó de "infundadas y falsas".

Veremos.

Por su parte la abogada y periodista Eva Golinger señaló:
"Hay un golpe de Estado en marcha en Venezuela. Las piezas están cayendo en su lugar como una mala película de la CIA. A cada paso un nuevo traidor se revela, una traición nace, llena de promesas para entregar la papa caliente que justifique lo injustificable. Las infiltraciones aumentan, los rumores circulan como reguero de pólvora, y la mentalidad de pánico amenaza con superar la lógica. Titulares en los medios gritan peligro, crisis y derrota inminente, mientras que los sospechosos de siempre declaran la guerra encubierta contra un pueblo cuyo único delito es ser guardián de la mayor mina de oro negro en el mundo."





Publicar un comentario