12/10/14

Miami: Soy revolucionario, dijo Antonio Muñoz y no se dejó manipular [+ video]

Para los que pensaron que el ex pelotero y gloria del deporte revolucionario, Antonio Muñoz, se prestaría como protagonista de un show mediático anticubano, durante su presencia en Miami, todo fue un rotundo fiasco.

Con la sencillez de siempre, a raíz de su participación en el Juego del Reencuentro (11/19/2014) en el Bucky Dent Park, en Hialeah, donde tuvo la oportunidad de encontrarse con otras glorias del deporte del bateo y el picheo, no escondió a la prensa su postura ante Cuba, su amada patria, y sobre el profesionalismo de las Grandes Ligas.

Honesto declaró a sus admiradores durante el choque: "Yo sí soy revolucionario, porque nací en Cuba y jamás he criticado a nadie que venga para acá".

Dijo vivir con el dinero que le ofrece el gobierno revolucionario, como cualquier cubano simple, sin otra prebenda que no sea la admiración de sus compatriotas. No se sintió deslumbrado por los salarios de las Grandes Ligas.

Ante el enojo de algunos intolerantes, no negó su condición de cubano revolucionario, al responder a las preguntas que se le hacían en una improvisada rueda de prensa: "Al contrario. Aquí estamos reunidos, pero sí, soy revolucionario, porque me eduqué con la revolución, vivo con la revolución, y muchas oportunidades que me ha dado".

Sus compañeros y algunos fanáticos le sacaron de una discusión montada que provocaron sus palabras dignas y honestas.

Respetuoso y sincero, olvidando cualquier ofensa recibida, dijo: "A todos les diré en Cuba cómo me trataron aquí, las muestras de cariño que me han dado" (…) "De verdad que me han sorprendido con tanto calor humano, que creo humildemente me gané con mi forma de ser en el béisbol".

Como reseña El Nuevo Herald, Muñoz fue un grande del béisbol cubano, al decir de él: “Nacido el 17 de enero de 1949, el primera base de Cienfuegos y los equipos villareños en las Series Selectivas, jugó durante 24 temporadas y terminó con promedio de .302, 370 jonrones -el primero en arribar a 300 en la isla- y 1,407 impulsadas.”

Con 65 años de edad y vencedor de una leucemia que ha puesto en peligro su vida, fue a Miami a reencontrarse con muchos amigos. La semana próxima viajará a Tampa para sostener un encuentro con ex peloteros cubanos que jugaron con él en Cuba y regresará a la patria el 26 de octubre próximo.

Fue, nuevamente el Gigante del Escambray o, mejor dicho, el Gigante de toda Cuba.


Fuente: Blog Descubriendo Verdades
Publicar un comentario