19/9/14

Estadounidense Gross preso en Cuba prosigue una demanda contra su país

Judith, esposa de Alan Gross
La defensa de Alan Gross, empleado de una compañía subcontratada por el Gobierno estadounidense y preso en Cuba desde 2009, recurrió hoy una sentencia que el año pasado le impidió seguir adelante con una demanda contra el Gobierno de Washington.

Las partes comparecieron hoy (19/9/2014) en una audiencia en la corte federal de apelaciones del Distrito de Columbia, en Washington, ante un tribunal de tres jueces que escucharon sus argumentos y que no dieron una fecha para anunciar su decisión.

Los abogados de Gross también declinaron hacer comentarios, según Efe

El año pasado, un juez federal desestimó la demanda contra el Gobierno estadounidense presentada en nombre de Gross, condenado en a 15 años de cárcel en Cuba por acusaciones de participar en planes subversivos contra el Estado por distribuir tecnología de comunicaciones.
Gross y su esposa Judith demandaron en 2012 a la empresa Development Alternatives Inc (DAI), que lo subcontrató para viajar a Cuba en 2009, y al Gobierno de Estados Unidos.

En su demanda, en la que reclamaban 60 millones de dólares, Gross alegó que ni DAI ni el Gobierno le habían proporcionado las instrucciones adecuadas para su protección y que rehusaron sacarlo de Cuba después de que él expresara preocupación sobre los peligros de su misión.

La querella con DAI quedó resuelta, de forma confidencial, en 2013 por una cantidad que no se reveló.
El juez consideró en su auto que los Gross no pueden demandar al Estado porque el Gobierno federal goza de inmunidad por los daños sufridos en el extranjero.

Gross trabajaba para la Agencia estadounidense para el Desarrollo Internacional (USAID) en Cuba cuando fue detenido en diciembre de 2009 por las autoridades de la isla.

El Gobierno de Cuba acusó y condenó a Gross por "acciones contra la integridad territorial del Estado" y lo condenó a 15 años de prisión.
Publicar un comentario