Cuba confirmó que aviones de EEUU atravesaron su territorio autorizados

El Gobierno de Cuba confirmó hoy que la avioneta norteamericana siniestrada frente a las costas de Jamaica este viernes y la aeronave del servicio de guardacostas de los Estados Unidos que la acompañaba atravesaron el territorio de la isla con su autorización.

Un comunicado oficial refirió que las autoridades aeronáuticas de EEUU solicitaron a las de Cuba su permiso para volar en el espacio aéreo cubano en seguimiento de la avioneta que se había salido de su trayectoria, y que fue "concedido incluyendo aeronaves militares si fuera necesario".

"Tanto la aeronave siniestrada como el avión C-130 del servicio de guardacostas de los Estados Unidos atravesaron el territorio nacional", precisó.

La nota señaló que durante toda la trayectoria de la aeronave en emergencia desde que fue detectada por las dependencia de tránsito aéreo cubanas "se incrementaron todas las medidas de control" del sistema de vigilancia en las regiones central y oriental de la isla.

Explica que la información fue transmitida por el Departamento de Estado norteamericano a la Sección de Intereses de Cuba en Washington y la Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana al Ministerio de Relaciones Exteriores de la isla.

Cuba, a su vez, informó al Departamento de Estado estadounidense de que "había medios de búsqueda y salvamento listos para prestar el auxilio que correspondiese". /Efe

"Durante todo el tiempo se mantuvo comunicación con las autoridades norteamericanas que fueron informadas de cada una de las medidas tomadas en relación con este suceso", agregaron.

Explican que cuando la aeronave desapareció de los radares, las autoridades de Jamaica, donde finalmente se estrelló el avión, asumirían las labores de búsqueda y salvamento de las probables víctimas.

Las autoridades jamaicanas informaron de que hallaron frente a la costa de Puerto Antonio los restos de la avioneta siniestrada esta tarde, después de que estuviera volando durante horas en piloto automático desde Estados Unidos y con el matrimonio que viajaba a bordo inconsciente por falta de oxígeno en la cabina.

La avioneta había partido hacia las 9.30 hora local de Nueva York rumbo a Naples, en Florida (EE.UU.) y las autoridades estadounidenses se alarmaron cuando no aterrizó en el aeropuerto previsto, sino que continuó el vuelo, sin que los ocupantes atendieran las llamadas por radio.