Nueve de cada 10 espiados por la NSA eran usuarios comunes

Nueve de cada diez personas a las que espió sus comunicaciones la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) de EEUU eran usuarios comunes de Internet, estadounidenses o extranjeros, según afirma el diario Washington Post.

El periódico ha estudiado durante cuatro meses los documentos que el antiguo empleado de la NSA Edward Snowden filtró y ha deducido que sólo el 11% eran objetivos de la agencia.

Casi la mitad de los documentos de vigilancia contienen nombres, direcciones de internet y otros detalles correspondientes a estadounidenses o residentes en EEUU. Aunque los expertos de la NSA trataron de proteger la privacidad de los usuarios y enmascararon las referencias personales en 65.000 documentos, el Washington Post encontró en los archivos otras 900 direcciones de correo electrónico que no habían sido escondidas.

 Sin embargo, el diario señala que los mensajes contienen material de "considerable valor" para los servicios de inteligencia, como información secreta sobre un programa nuclear extranjero, "doble juego" de un notable aliado, una desgracia militar que afectó a una potencia enemiga y la identidad de piratas informáticos.

El diario señala, además, que meses de seguimiento de las comunicaciones de cuentas con más de 50 alias llevaron a la captura en 2011 en Pakistán el indonesio Umar Patek, miembro de Yama Islamiya, sospechoso de los atentados de 2002 en Bali.

¡Vaya récord que exhibe el espionaje de Estados Unidos!

Otros mensajes, descritos como "inútiles" por lo expertos, incluyen mensajes de amor, encuentros sexuales, angustia económica, puntos de vista políticos y religiosos y enfermedades mentales, además de 5.000 fotografías personales.

Comentarios