Evo pide reformas en ONU y fin del bloqueo a Cuba inauguración Cumbre G-77 más China

El presidente boliviano, Evo Morales, aprovechó hoy la inauguración de la Cumbre del Grupo de los 77 más China (G-77) para pedir la desaparición del Consejo de Seguridad de la ONU y el fin del bloqueo a Cuba.

Durante su intervención, la última de las cinco de la fecha de apertura, en el recinto ferial Fexpocruz, en Santa Cruz, Bolivia, Morales recalcó en la importancia de "fortalecer la soberanía de los estados sin intervencionismos, sin injerencia".

"Las instituciones que emergieron después de la II Guerra Mundial, como las Naciones Unidas, necesitan de una profunda transformación. Necesitamos instituciones que promueven la paz y la coexistencia pacífica. Por eso tiene que desaparecer el Consejo de Seguridad", remarcó.

Según Morales, "hoy en vez de Consejo de Seguridad, tenemos un consejo de inseguridad".

Al mismo tiempo, destacó las políticas hostiles de Estados Unidos contra pueblos y gobiernos de la región y reclamó el fin del bloqueo a Cuba y las agresiones contra Venezuela, donde, recordó, hay un gobierno constitucionalmente electo, en franca violación de la Carta de las Naciones Unidas.

El mandatario hizo hincapié en "fortalecer la soberanía de los estados sin intervencionismos, sin injerencia", y recordó lo hecho por su país desde mediados de la década pasada, con la intención de repartir la riqueza entre toda la población.

"Ese año 2006 tomamos la medida más relevante: nacionalizamos los hidrocarburos y desde entonces el Estado controla esos recursos y comenzamos a ayudar a aquellos más necesitados con bonos y transferencias".

"Desde entonces, en ocho años hemos tenido superávit fiscal, a diferencia del déficit habitual de las décadas anteriores (...) Bolivia demuestra que los pueblos tenemos opciones y que podemos derrotar los destinos impuestas por el colonialismo y el neoliberalismo", enfatizó.

"Hemos recuperado la patria para todos. Una patria que fue gobernada desde afuera como si fuéramos una colonia (...) Hemos recuperado la dignidad y el orgullo y creemos en nuestra fuerza".

Durante su intervención ante más de dos docenas de jefes de Estado visitantes, representantes de más de un centenar de países, y del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, el mandatario boliviano llamó a los pueblos a "no subordinarnos a la dictadura del lucro y del lujo" y exhortó a "tener soberanía sobre los recursos naturales y áreas estratégicas".

"La nacionalización de empresas estratégicas -insistió- permite que el Estado asuma el control de la producción y distribuir las ganancias entre la población".

Al mismo tiempo, remarcó la importancia de que los servicios básicos, los cuales consideró derechos humanos, no estén controlados por las transnacionales: "los servicios básicos son inherentes a la condición humana. ¿Cómo puede un ser humano vivir sin agua potable, sin energía eléctrica o sin comunicación?".

"Es una obligación legal de los estados garantizar la universalidad de los servicios básicos por encima de costos o de ganancias", destacó el primer presidente indígena de Bolivia, partidario de "liberarnos del yugo financiero internacional (...) tenemos que crear y fortalecer el Banco del Sur".

Por último, llamó a intensificar las relaciones comerciales entre las economías del Sur en base a la complementariedad y abogó por priorizar el desarrollo tecnológico.

"La ciencia tiene que ser un patrimonio de toda la humanidad, al servicio de todos", dijo, y propuso a Bolivia como sede del Instituto de Cooperación Sur-Sur.

La Cumbre del G-77 continuará mañana con una sesión plenaria que arrancará en horas de la mañana y se extenderá hasta llegada la noche.

Bolivia asumió la jefatura del G-77 desde enero pasado y eligió a esta ciudad, 900 kilómetros al este de La Paz, como sede de la reunión./PL

Discurso completo de Evo Morales

Comentarios