5 planes de EEUU para desestabilizar a Cuba

Estados Unidos ha sido acusado muchas veces de utilizar recursos para desestabilizar gobiernos en todo el mundo. Un caso emblemático es el de Cuba, en donde, mediante algunos archivos obtenidos por la agencia Associated Press, se descubrió recientemente que esta potencia orquestó en secreto la creación de una red social similar a Twitter, llamada ZunZuneo, con la que se pretendía generar “multitudes inteligentes”.

El plan consistía en generar el mayor número de usuarios contratando una red de 40 mil internautas cubanos designados a propagar mensajes, primero de contenido “no controversial”, después, ya teniendo un gran número de seguidores, introduciendo contenido político para organizar reuniones masivas que podrían desencadenar en una Primavera cubana.

Esta historia no sólo corrobora lo que en 1961 el entonces subsecretario de Estado para Asuntos Iberoamericanos de Estados Unidos Lester D. Mallory afirmaba, que bajo el apoyo aún de más de 50 por ciento de los cubanos sobre Fidel Castro, “el único medio para terminar el apoyo interno a la Revolución era mediante el desencanto y el desaliento, basado en la insatisfacción de sus ciudadanos...”

A pesar de los intentos de EU por desestabilizar, Cuba ha resistido, afirmó el sitio web Publimetro
ofreciendo la reseña de cinco planes al respecto:

1.- Los evidentes daños que ha causado el bloqueo económico estadounidense por más de 50 años a la isla. La actualización del 2013 indica que las pérdidas cubanas exceden el billón y cuarto de dólares, ocasionando daños humanos incalculables a la población cubana.

2.- También está el caso de los textos oficiales presentado ante un tribunal, como parte de un juicio promovido por Alan Gross, un contratista encarcelado en Cuba en 2009, por intentar trasladar bajo las órdenes de una agencia de EU de manera clandestina, equipo de comunicaciones a la isla con el fin de utilizarlo para la desestabilización.

3.- Wikileaks reveló también que, en noviembre de 2006, EU realizó una reunión con jóvenes que se oponen al Gobierno de Cuba para proyectarles un documental llamado Derrocando a un dictador, producido por una empresa que tiene vínculos estrechos con la CIA.

4.- Un proyecto más -que no fue calificado tal cual como desestabilizador, pero que cumple con la misma idea- fue revelado en cables por WikiLeaks. Allí se aseguraba que a través de un documento de la Sección de Intereses de los Estados Unidos en Cuba (SINA) los norteamericanos estaban financiando un proyecto de la comunidad LGBT de la llamada disidencia.

5.- Finalmente, a través de otro cable secreto de la SINA, se descubrió que la activista cubana, Yoani Sánchez, mantenía estrecha relación con la diplomacia estadounidense, además de explicar a detalle como fue posible que en tan poco tiempo la supuesta detractora del gobierno en Cuba, recibiera tantas distinciones internacionales, mismas que le han suministrado los recursos suficientes para vivir cómodamente en la isla y sostener su labor mercenaria.

Comentarios