Europa quiere muchas protestas en Ucrania, y las menos posibles en España


Guido Westerwelle, ministro de Relaciones 
Exteriores de Alemania apoya a manifestantes 

Mientras políticos influyentes y funcionarios de la Unión Europea hacen llamamientos a la oposición a emprender actos de desobediencia contra las autoridades de Ucrania, en otra parte del Viejo Continente apoyan el gobierno de España que planea imponer serias limitaciones a la realización de manifestaciones de protesta, escribe hoy el diario Rossiyskaya Gazeta.

Según el rotativo, las autoridades españolas buscan mecanismos para evitar de algún modo los efectos de las manifestaciones de protesta que posiblemente ocurrirán en respuesta a nuevos recortes de gastos y también de los actos de repudio que protagonizarán las provincias en primer lugar Cataluña en su marcha hacia la ruptura de sus vínculos con Madrid.

Esto explica que en el proyecto de ley para limitar las manifestaciones apareció un punto que prohíbe los insultos hacia el Gobierno o la profanación de los símbolos nacionales.

Además, se prevén castigos por la organización de mítines frente a la sede del parlamento o la quema pública de la bandera nacional, con multas excesivamente altas de hasta 30.000 euros.

La manifestación convocada la semana pasada en señal de protesta por los planes de introducir la ley fue duramente reprimida por la policía.

Al respecto, el diario citó declaraciones del ministro del Interior de España Jorge Fernández Díaz en las que dijo que esta ley en mayor medida garantizará que las personas que cometieron actos de vandalismo similares a los cometidos el pasado sábado como por ejemplo los daños a la propiedad municipal como la quema de contenedores de basura reciben el castigo que se merecen.

Las intenciones del gobierno de España de limitar las manifestaciones no tuvieron ninguna reacción en el resto de las capitales europeas y solo algunos defensores de derechos humanos que claman a todas voces los atropellos de las autoridades de Kiev, de forma muy modesta expresaron un poco de preocupación por los planes de Madrid, comentó el diario ruso. /RIA NOVOSTI