Félix Rodríguez fue el asesino del Che por orden de la CIA, pero quisiera cambiar la historia

Norelys Morales Aguilera.- Cuando hay pruebas suficientemente abrumadoras de que la muerte de Ernesto Guevara, el Che, fue ordenada por la CIA, se aparece en este aniversario 46 el agente designado para el asesinato, con la peregrina declaración de que fuera "mandado a eliminar" por Fidel Castro de acuerdo con una entrevista a CNN del ejecutor de la orden, Félix Rodríguez Mendigutía. [1]

El título que emplea la televisora estadounidense, cuyo accionar no necesita de explicaciones, da una primera pista: “A 46 años de la muerte del Che”.

Durante ese lapso han intentado vilipendiar esa figura paradigmática en ideales y actuación humana, pero han podido, lo mismo que sucede contra Fidel Castro, cuya palabra guiadora les continua dando pavor.
Y, el ex agente de la CIA, que se sabe marcado por el asesinato, decide que puede cambiar el peso del crimen que carga, acudiendo con la CNN a la llamada propaganda negra, aquella que presenta hechos de manera selectiva y omite otros deliberadamente para sustentar una conclusión (Sic).

El asesino del Che por orden de la CIA se exhibe con el guerrillero maniatado
Rodríguez Mendigutía, oculta la verdad y acusa a Fidel Castro en una jugada burda y tan poco ética como puede adjudicársele a un asesino, cuando los hechos lo sitúan en el lugar del crimen que fraguó la CIA.

Desde mucho antes de que Ernesto Guevara de la Serna se convirtiera en líder del movimiento guerrillero cubano y posteriormente latinoamericano, los perros de presa del gobierno yanqui le seguían las huellas para eliminarlo, afirma el periodista Amaury E. Del Valle, quien consultó una amplia bibliografía. [2

Ya en 1954, cuando Guevara se encontraba en Guatemala, entonces encabezada por el nacionalista Jacobo Arbenz, la Agencia Central de Inteligencia (CIA) comenzó sus primeras pesquisas sobre "un médico de nacionalidad argentina a quien debemos abrir un expediente".

Cuando poco después los aviones y mercenarios de la Agencia, pagados y auspiciados por la United Fruit Company, convirtieron el pequeño país latino en un infierno de metralla y muerte, el joven argentino intentaría junto a un grupo de amigos organizar la resistencia armada a la invasión.

Entonces, la CIA ya no alertaría sobre "abrir un expediente". En un informe secreto desclasificado por los propios Estados Unidos, los agentes afirmaron que: "Lo mejor es que comencemos a abrir una guerra a este hombre".

Y así fue. Al reaparecer Ernesto Guevara en las montañas de la Sierra Maestra cubana, en 1957, varios periodistas o "simpatizantes" que visitaron a los insurgentes tuvieron como misión específica espiar en especial al conocido como el Che, ya fuera para el Buró Federal de Investigaciones, la CIA o el Departamento de Estado. También  lo revelaron dos investigadores norteamericanos, Michael Ratner y Michael Steven Smith en su libro Che Guevara and the FBI, basado en cientos de documentos secretos desclasificados por el FBI en 1997.

En un memorando de la Casa Blanca del 11 de mayo de 1967, el consejero presidencial Walt Rostow informó al presidente norteamericano Johnson en una corta nota sobre "los esfuerzos de Estados Unidos por seguir los movimientos de Guevara", y le aclaraba que su supuesta "desaparición de Cuba puede ser ‘operacional’, y no absoluta como la CIA creía al principio".

Aquí aparece una referencia velada a contradicciones que nunca existieron entre la máxima dirección de la Revolución cubana y el Che, la cual, por demás, apoyó incondicionalmente la gesta liberadora del Guerrillero, como lo reconoció un cable de inteligencia de la propia CIA, con fecha 17 de octubre de 1967, que resume informaciones recolectadas entre septiembre del 66 y junio del 67, donde destaca la posición vertical del Comandante en Jefe Fidel Castro, incluso en desacuerdo con la dirigencia en aquel entonces de la ex URSS, que se oponía al intento guevariano en Bolivia.

Rodríguez Mendigutía da la orden de matar al Che

Declaración de XXXX sobre su misión en Bolivia en 1967 y su rol en la captura de Ernesto Che Guevara de la Serna (en inglés), 3 de junio de 1975, CIA, Documento desclasificado en 1993, George Washington University
 Félix Rodríguez, alias Capitán Ramos, alias “El Gato”, ordenó al Sargento Jaime Terán asesinar al Che.
Lo confesó a la revista española Cambio 16, edición del 18 de diciembre de 1998: “Salí y mandé a Terán que cumpliera la orden. Le dije que debía dispararle por debajo del cuello porque tenía que parecer muerto en combate”. [3]

Asustado, Terán no llega a disparar sobre el Guerrillero Heroico.

- ¡Dispara cojudo, dispara!, le grita Rodríguez a Terán.

Terán sigue sin disparar y sale de la escuelita.

Rodríguez grita amenazas y le ordena terminantemente entrar de nuevo y cumplir con la orden.

Terán, finalmente, dispara.

Entonces, el agente de la CIA Félix Rodríguez imitando cobardemente a unos militares presentes, dispara hacia el cuerpo del Guerrillero Heroico.

¿Qué sentido tiene hoy que Rodríguez Mendigutía renueve la hipótesis de contradicciones entre Che y Fidel, que desembocarían en el imposible de que lo mandara a asesinar y ocultar la prueba de hidalguía que les diera Guevara a sus asesinos cuando intentaban quebrar su bravura?

Pues, revivir lo que fue un supuesto de la CIA pone al asesino del Che en el foco mediático en búsqueda de una resonancia que nunca tuvo, como peón que ha sido. Incluso, Félix Rodríguez en su casa de Miami exhibe los trofeos de un asesino, incluyendo los calzones de una guerrillera y las fotos de él al lado de George Bush.

Falsimedia le complace. Los fanáticos le seducen, pero nadie podrá contra la verdad: La CIA mandó a ejecutar a Ernesto Guevara mediante Félix Rodríguez Mendigutía.

Notas

[1] http://cnnespanol.cnn.com/2013/10/09/al-che-lo-mando-a-eliminar-fidel-castro-dice-el-hombre-clave-en-su-captura
[2] http://www.lafogata.org/che/nuevos/c13.htm
[3] http://www.cubadebate.cu/opinion/2003/10/07/felix-rodriguez-mendigutia-el-hombre-que-asesino-al-che/