Prevé Estados Unidos intervenir países de ALBA, acusa presidente boliviano

El presidente boliviano Evo Morales dijo que Estados Unidos prevé intervenir a los países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) luego de controlar Medio Oriente.

"Después de tener controlado el Medio Oriente -a Europa y Africa ya tiene controlado- se va a dirigir a enfrentar a los países de ALBA en América Latina y el Caribe; es el plan norteamericano", afirmó Morales en un acto público, según XINHUA.

Durante un discurso que pronunció al recibir el proyecto de modificación de la Ley de Pensiones, el mandatario convocó a los movimientos sociales a coordinar con organismos internacionales una demanda contra el presidente estadounidense Barack Obama y su administración por delitos de genocidio.

Morales acusó a la administración de Obama de financiar a rebeldes para generar conflictos en Siria, con el objetivo de justificar una intervención militar y conseguir el control de Medio Oriente, para después ejecutar otro plan similar en América Latina y el Caribe, donde hay países críticos con la línea estadounidense.

La ALBA está integrada por Venezuela, Bolivia, Cuba, Ecuador, Nicaragua, Dominica, San Vicente y las Granadinas, Antigua y Barbuda, y Santa Lucía.

Es una plataforma de integración que, entre otros aspectos, implica una alianza política, económica y social en defensa de la independencia, la autodeterminación y la identidad de los pueblos que la integran.

El mandatario boliviano recordó que el gobierno de Estados Unidos planteó en la década de los 90 un nuevo reparto imperial en Medio Oriente, y afirmó que esa política está en marcha.

"¿Ahora qué hacen?, enfrentar a un pueblo, financiar a rebeldes en Siria y tratar de justificar una intervención militar para ese reparto imperial", acusó.

Frente a ese panorama, planteó a la dirigencia de la Central Obrera Boliviana (COB) y a otros movimientos sociales empezar a perfilar acciones con la finalidad de encaminar una demanda en contra de la administración estadounidense por delitos de lesa humanidad.